Amics de la Rambla

Amics de la Rambla

Resum de Premsa sobre La Rambla (febrer 2015)

27 de febrer de 2015

Dimarts, 3 de febrer de 2015
BTVnotícies.cat

Enderroquen una de les antigues parades de la Rambla en ple debat amb els ocellaires

La Rambla comença a guanyar espai per als vianants. L'Ajuntament ha enderrocat el punt d'informació turística que tenia al passeig i que, anys enrere, havia estat una de les antigues parades d'ocellaires. El gest, però, no ha agradat gens als paradistes, que estan en plenes negociacions amb el consistori per definir el seu futur. Les negociacions sembla que avancen pel bon camí tot i que cap de les parts implicades no n'ha volgut donar detalls.

“Estem al·lucinats”, assegurava a primera hora del matí Xavier Cuenca, el portaveu dels antics ocellaires de la Rambla i propietari de cinc de les parades del passeig. S’havien assabentat pels mitjans de comunicació que l’Ajuntament començava aquest dimarts a enderrocar una de les antigues parades d’ocellaires, on des de fa anys hi havia un punt d’informació turística. Poc després, però, la regidora de Ciutat Vella, Mercè Homs, l’ha tranquilitzat. Segons ha explicat la regidora l’enderroc no té res a veure amb el procés de negociació que hi ha en marxa amb les 12 parades dels antics ocellaires de la Rambla, i que l’Ajuntament ja ha anunciat que té intenció d’eliminar segons el nou Pla especial d’ordenació del passeig.

La regidora ha qualificat l’enderroc d’avui de “gest simbòlic”, que encaixa amb  aquesta “nova manera d’entendre la Rambla” inclosa en l’aprovació inicial del pla municipal, que dóna prioritat al vianant i elimina alguns dels elements que actualment hi ha al passeig. De fet, on fins ara hi havia aquest punt d’informació s’hi instal·laran dos bancs. Mercè Homs assegura que els plans municipals no impliquen ampliar les terrasses dels bars i  ha insistit que l’enderroc ja estava previst des de feia molt de temps i que, per això, es va optar per no renovar la concessió municipal del punt d’informació turística. Un fet que no ha d’interferir de cap manera en les negociacions “que continuen obertes” amb els antics ocellaires i que, segons s’intueix parlant amb les parts, sembla que podrien tancar amb un acord.

Mutisme absolut sobre les negociacions amb els antics ocellaires

“Tot és possible” assegura Xavier Cuenca, per a qui les parades formen part de la història de la família des de fa 50 anys i tenen un valor sentimental afegit.  Cuenca explica que estan negociant per separat amb cadascun dels antics ocellaires i reconeix que es “podria arribar a un acord”. “Jo no vull diners”, afirma, i explica que la seva principal preocupació és poder conservar els 35 llocs de treball de les parades que regenta. Una de les solucions, segons el mateix Cuenca, podria ser un canvi d’ubicació, marxar de la Rambla, tot i que ni ell ni la regidora de Ciutat Vella en volen donar detalls.

La negociació sobre el futur de les parades dels antics ocellaires es va reactivar després que, a finals de l’any passat, la justícia va desestimar la demanda de l’Ajuntament perquè es declarés nul el conveni de reconversió de les parades que va signar amb els ocellaires. Un fet que va suposar retornar a la situació de 2011 quan els contractes dels paradistes eren completament vigents i vàlids.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2015/02/03/enderroquen-parada-ocells-rambla-debat/

Dimarts, 3 de febrer de 2015
El Periódico

BCN elimina la parada de Turisme de Barcelona de la Rambla

Los otros 11 puestos en los que tradicionalmente se vendían animales siguen en el paseo
El ayuntamiento está negociando con los expajareros las condiciones de su partida
La concejala de Ciutat Vella, Mercè Homs, escenificó ayer la "recuperación ciudadana" de la Rambla fotografiándose frente a los trabajos de desmontaje del punto de información de Turisme de Barcelona. La supresión del puesto, una de las 12 antiguas paradas de animales, servirá para esponjar el paseo, y su lugar será ocupado por dos bancos públicos. El objetivo del municipio es que los 12 puestos desaparezcan, pero acabar con los otros 11 no será tan fácil.

El municipio está negociando con los expajareros su expulsión, pero estos se resisten. Pese a que no han trascendido los detalles de la negociación, el municipio no contempla la posibilidad de que estos permanezcan en el paseo -ni en el punto actual ni en cualquier otro punto. La concejala no pone fecha al adiós de los puestos, pero remarcó que la de Turisme es "solo la primera", pero que las quitarán todas.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/bcn-elimina-parada-turisme-barcelona-rambla-3906469

Dimecres, 4 de febrer de 2015
El Periódico

Fuentes inteligentes

Una reforma integral y una 'app' para dispositivos móviles permitirán a los surtidores gemelos de la plaza de Catalunya ofrecer espectáculos de luz, color y música a partir del mes de abril
Por si faltaban atractivos en el siempre concurrido centro de Barcelona, elAyuntamiento se ha propuesto añadir uno más a la lista: las Fonts Bessones. Estas fuentes ornamentales, actualmente algo anodinas incluso para los vecinos y paseantes habituales, estrenarán a partir de abril coreografías de agua y luz. La reforma, con un presupuesto de 1,13 millones de euros, permitirá programar espectáculos musicales pero silenciosos con la ayuda de una aplicación para dispositivos móviles.

Esta fuente doble, construida en 1959 para embellecer el lado montaña de la plaza de Catalunya, ganará en dinamismo y espectacularidad. "Hasta ahora era una fuente fija. Con la reforma el agua bailará, hará formas, como otras fuentes modernas. La gran novedad será la app, que en principio además servirá para la Font Màgica de Montjuïc, también en obras. Esta aplicación pondrá la música a los espectáculos y así se evita generar contaminación acústica e inconvenientes para los vecinos", destaca Roman Llagostera, gerente adjunto de Medi Ambient i Serveis Urbans, responsable del proyecto.

EFICIENCIA ENERGÉTICA

La aplicación para dispositivos móviles no es la única novedad vinculada con las llamadas smart cities (ciudades inteligentes). La reforma de estas dos fuentes gemelas, que comenzaron el 7 de febrero, en cuanto se desmontó la enorme pista de hielo, también persigue dar un gran salto en cuanto a eficiencia energética. "Las viejas luces incandescentes de color blanco serán sustituidas por una tecnología LED que permitirá jugar con los colores e intensidades pero, sobre todo, consumir mucha menos electricidad", subraya Llagostera.

El proyecto también incluye la retirada de la vieja sala de máquinas, todas las cañerías y los surtidores. Para Joan Puigdollers, concejal de Medi Ambient, la reforma era urgente. "Ahora es el momento de adecuar estas fuentes al siglo XXI, con nuevas tecnologías que ayudan a ser más sostenibles", cuenta Puigdollers.
Los 1,13 millones de euros que costarán estas actuaciones, continúa el concejal, estarán "muy bien invertidos". Puigdollers hace referencia a las luces de bajo consumo pero también a laimpermeabilización de las fuentes. "Ahorraremos mucho en electricidad y en mantenimiento, y acabaremos con las actuales pérdidas de agua. De esta manera la inversión se amortizará", afirma el concejal.

VOCES A FAVOR

Barnacentre, la entidad que aglutina asociaciones de comerciantes del Barri Gòtic, celebra la reforma de las fuentes y anima al consistorio a seguir «mimando» el centro neurálgico de la ciudad. "Esta inversión en el corazón de la ciudad es una buena noticia. Últimamente, solo escuchábamos prohibiciones para intentar regular el turismo masivo, y estas obras tienen otra mentalidad, más positiva y constructiva", cuenta su presidente, Xavier Cottet.

En la misma línea, la Associació d'Amics, Veïns i Comerciants de la Rambla i la Plaça de Catalunya (Amics de la Rambla) aprueba la transformación de la fuente. "La redistribución del turismo por toda Barcelona es buena idea, pero eso nunca puede suponer un abandono del centro. Precisamente porque por la plaza de Catalunya pasa mucha gente, el Ayuntamiento debería invertir más en mantenerla en buen estado", opina Xavi Masip, gerente de la entidad.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/eixample/fuentes-inteligentes-3907357

Dimecres, 4 de febrer de 2015
El Periódico

La reforma de la Rambla topa con la resistencia de los expajareros

Trias desmonta el puesto de Turisme de Barcelona, pero no hay acuerdo con ninguno de los otros 11

El municipio lleva 4 años intentando erradicar los antiguos puestos de animales, por ahora sin éxito

Susana García tiene un puesto de dulces justo frente al de Turisme de Barcelona que el ayuntamiento empezó a derribar ayer. El disgusto al ver las máquinas haciendo añicos lo que antaño fue uno de los 12 puestos de animales que caracterizaban la zona alta de la Rambla no fue fácil de esconder. Tampoco lo pretendió. «Nosotros seremos los siguientes», lamenta la mujer, quien insiste, como el resto de expajareros, en que no quieren irse. El objetivo del municipio es, García no se equivoca, que los otros 11 puestos, que desde la catastrófica reconversión venden dulces, entradas y artesanía, vayan detrás. La duda es cuándo. La resistencia de estos encalla la reforma de la calle, planteada en el Plan Cor desde el principio del mandato, que encara su final.

«Conmigo no están negociando. Les dejé claro que aunque me ofrecieran la Luna no aceptaría. Lo que yo quiero es quedarme en la Rambla, no tengo nada más que negociar», asegura contundente Mònica Trias, otra de las afectadas, quien asegura que llegará a los tribunales si hace falta. Precisamente de los tribunales salió hace poco el caso, ya que la justicia desestimó el pasado septiembre la demanda del ayuntamiento para que se declarara nulo el convenio de reconversión de los viejos puestos que el municipio firmó con el colectivo. Algo que hizo volver a la situación previa, cuando todos los contratos eran completamente vigentes y válidos.

OFERTA EN LA BOQUERIA

«Nos ofrecieron un puesto muy pequeño detrás de todo de la Boqueria, un puesto que aún no existe, pero no lo vemos viable. No tiene comparación con nuestra ubicación actual, en el centro del paseo. Estaríamos escondidos y solo habría espacio para una persona, mientras ahora trabajamos tres; cuatro en verano», expone García, quien ya se reconvirtió una vez de los pájaros a los dulces y no tiene ningunas ganas de volver a pasar por lo mismo.

La concejala de Ciutat Vella, Mercè Homs, insistía ayer en que la eliminación del puesto de Turisme de Barcelona era un «gesto simbólico» que respondía a «una nueva manera de entender la Rambla». En su lugar, aseguró, se pondrán dos bancos públicos. «El objetivo es ganar espacio para el ciudadano», aseguró, y negó rotundamente que la erradicación de los expajareros obedezca a ganar espacio para las terrazas.

Xavier Cuenca, propietario de cinco de los once puestos, se mostró igual de perplejo que sus compañeras ante el desmontaje «en plena negociación». «Estamos hablando, pero no hay nada firmado. Nuestra opción es quedarnos en la Rambla», explica el propietario, tercera generación de vendedores en la Rambla.

Ni una parte ni la otra dan detalles sobre la negociación, que se está haciendo propietario a propietario. Actualmente hay once puestos de siete propietarios -los cinco de la familia Cuenca y otros seis de otros tantos propietarios- en los que trabajan 70 personas, según las cifras dadas por la familia Cuenca, quienes, pese a resistirse a marcharse como el resto, muestran una actitud más optimista. «Hay propuestas sobre la mesa, pero no hay nada por escrito, y menos firmado», apunta Cuenca hijo, quien insiste en la posibilidad de trasladarse al tramo final de la Rambla, mucho más ancho, opción que la concejala descarta de forma rotunda.

CADENA DE ERRORES 

Tras siete años de diálogo con los pajareros (la venta de animales en la calle está prohibida desde el 2003), las muy cuestionadas reconversiones se consumaron en el 2010. Cuando habían pasado seis meses, y solo 15 días después de que el entonces primer teniente de alcalde -el socialista Jordi William Carnes- anunciara que habían encargado a Antoni de Moragas un «rediseño definitivo» de los puestos que no llegó a consumarse, la entonces concejala de Ciutat Vella Assumpta Escarp anunciaba en diciembre del 2010 -tras invertir 240.000 euros- la decisión de erradicarlos. Una cadena de errores principalmente políticos que aún se arrastran; a la espera de un pacto que no llega.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/reforma-rambla-topa-con-resistencia-los-expajareros-3907643

Dimecres, 4 de febrer de 2015
ABC

Ocho bellísimos cafés en España con mucha historia

Establecimientos centenarios donde se ha gestado la vida cultural, política y social del siglo XX y XXI

Con la llegada del nuevo año son muchos los que buscan un rincón agradable donde disfrutar de una tertulia acompañada por un buen café. España cuenta con establecimientos con historia donde disfrutar solos o en compañía de un desayuno, comida o merienda.

CAFÈ L’ÒPERA (BARCELONA)
El Cafè L’Òpera está situado en el paseo más popular de la ciudad: La Rambla. A finales del siglo XVIII el local ya operaba como tasca-hostal y punto de salida de los carruajes. Con la inauguración del Gran Teatro del Liceo en 1837 el establecimiento se transforma en una chocolatería al estilo vienés con paredes de madera adornadas con espejos -que aún se conservan- y pinturas de corte clásico. 
Años más tarde se convierte en el Café-Restaurante «La Mallorquina», frecuentado por la aristocracia y alta burguesía barcelonesa.
A finales del año 1928 se reforma en estilo modernista con matices neoclásicos y se inaugura a principios de 1929 el «Cafè de lŽÒpera». Hoy, el local que no ha cesado la actividad desde su última inauguración, forma parte del patrimonio histórico de la ciudad.

SAN GINÉS (MADRID)
San Ginés es, quizá la chocolatería más famosas de Madrid ubicada en el pasadizo de San Ginés muy cerca de la Puerta del Sol. 
Fundada en 1894 recuerda los cafés de final de siglo XIX. Posee dos plantas en las que hay castizas mesas de mármol blanco y mostrador revestido de azulejería, en las que se puede tomar de forma tradicional un chocolate con churros o cualquier otro refresco o café acompañado por bollería. 
Su amplio horario hace posible que tomar un buen chocolate con churros al amanecer, algo muy típico entre los más trasnochadores además es un lugar turístico donde se reúnen visitantes y lugareños.

EL DÓLAR (OVIEDO)
El Dólar es uno de los bares con más tradición de Oviedo, enclavado en un espacio histórico de la ciudad. En 1895, Marcelino Suárez abre un bar frente a lo que quedaba del castillo y lo regenta hasta el año 1914. 
Tras pasar por distintos dueños, en 1936 el local sufrió numerosos daños por el asedio de Oviedo y tuvo que cerrarse, y así permaneció durante unos años, sin cristales en las ventanas y cerrado con una tela metálica. Su reinauguración se haría esperar hasta el año 1943cuando es reconstruído manteniendo el estilo tradicional con barra de madera y mesas de mármol.

CAFÉ ROYALTY (CÁDIZ)
El gaditano Café Royalty es uno de esos cafés que invitan a pasar la tarde charlando en un ambiente tranquilo que traslada al visitante a otra época, concretamente cuando Cádiz festejaba el centenario de Las Cortes de Cádiz de 1812. El año 1912 es la fecha en la que abre por primera vez al público con una suntuosa decoración, exquisitos productos, su servicio esmerado y conciertos todas las noches, se convierte rápidamente en el café más visitado de la ciudad. Literatos, intelectuales, políticos, músicos y artistas hacen del café un espacio con un ambiente variopinto y único. A él acuden figuras tan ilustres como el gran compositor gaditano Manuel de Falla, quien deleitó al público con sus conciertos.
En los años treinta, en vísperas de la Guerra Civil, Café Royalty cierra sus puertas y cae en el olvido. Usado como almacén y bazar pasan siete décadas hasta que en el año 2008, la familia de la Serna Martín compra el establecimiento y deciden restaurarlo siendo siempre fieles a la Historia y cuidando hasta el último detalle la decoración original de 1912.

EL IRUÑA (BILBAO)
El Café Iruña situado frente a los populares Jardines de Albia,, fue inaugurado el 7 de julio de 1903 convirtiéndose desde sus inicios un referente para todos los bilbaínos y visitantes que disfrutan con los actos organizados socio-culturales, lúdicos y festivos.
Llama la atención por la original distribución de sus 300 metros cuadrados de planta, subdivididos en diferentes espacios en los que destaca la calidad de sus azulejos y la singularísima decoración de inspiración mudéjar, con techos policromados y una abundante colección de pinturas murales, recientemente restauradas.
Entre los reconocimientos oficiales cabe citar la declaración como«Monumento Singular», de la que fue objeto en 1980, y el Premio Especial al Mejor Café de España 2000, concedido por la prestigiosa «Café Crème Guide to the Cafés of Europe» editada en Londres bajo la supervisión de Roy Ackerman.

CAFÉ GIJÓN (MADRID)
El Café Gijón, es un referente en la vida cultural de Madrid y uno de los pocos cafés de tertulia que sobreviven a comienzos del siglo XXI. Fundado el 15 de mayo de 1888 por un asturiano afincado en la capital pronto se convirtió, tras la Guerra Civil, en un famoso lugar de tertulia literaria y reunión de intelectuales y artistas de la época durante el franquismo y la transición española.
En la terraza del Gijón se podía ver frecuentemente a Federico García Lorca. A esta terraza y tertulia de Federico asistía el torero Ignacio Sánchez Mejías. También era frecuente ver a la exitosa actriz de la época Celia Gámez y en el interior del local a un joven Enrique Jardiel Poncela, a Agustín de Foxá y tantos otros. El Café era muy popular ya en 1934, a pesar de la fuerza de los cafés del centro de Madrid y de la Puerta del Sol.
En el local se celebra cada año el premio literario que lleva su nombre.

CAFÉ NOVELTY (SALAMANCA)
El Café Novelty, con más de cien años, es el café más antiguo deSalamanca. Inaugurado en mayo de 1905, y situado en la Plaza Mayor sus primeros propietarios lo impregnaron de lujo y aire palaciego. Desde la Guerra Civil española hasta 1964 le hicieron cambiar el nombre por el de Café Nacional. Inicialmente ocupaba una superficie 4 veces mayor que la actual y pronto se convirtió en el punto de encuentro de escritores, artistas y políticos, debido a su posición privilegiada en la ciudad.
Es considerado una institución y entre sus asiduos más ilustresdestacan: Miguel de Unamuno, que hizo del Café Novelty su tertulia diaria, Ortega y Gasset, Antonio Tovar, Juan Benet, Pedro Laín Entralgo, Francisco Umbral, Carmen Martín Gaite, Torrente Ballester o Víctor García de la Concha. También era habitual ver a Agustín de Foxá, en cuyas mesas escribió su novela Madrid, de Corte a checa.
Es además conocido porque entre sus mesas se gestó y fundó la Unión Deportiva Salamanca en 1923 y Radio Nacional de España por Dionisio Ridruejo entre 1936 y 1937.

EL COMERCIAL (MADRID)
El Comercial es el café más antiguo de Madrid cuya fecha de apertura oficial se remonta a 1887 aunque años antes ya existía en este mismo lugar una cafetería. Desde hace 125 años, políticos, intelectuales y artistas han discutido, pensado, conversado entre las paredes de este café, que siempre ha sabido guardar la necesaria intimidad convirtiéndolo en lugar de confidencias.
Intelectuales, políticos o artistas de la talla de Pedro Almodóvar, Manuel Pimentel, Ramón Jaúregui, Gaspar Llamazares, Alejandro Amenábar, Santiago Segura, Almudena Grandes, Agustín Díaz Yanes, Carmen Maura, Forges, Cristina Almeida, Rosa María Sardá, Luis Montero, Carlos Herrera, Rosa Montero, Carlos Saura, Vicente Aranda, Gonzalo de Castro, David Trueba, Icíar Bollaín o Tomás Segovia se han sentados en sus clásicas mesas rodeadas de espejos.

http://www.abc.es/viajar/gastronomia/20150204/abci-cafes-cafeteria-historia-espana-201412301221.html

Dimecres, 4 de febrer de 2015
BTVnoticies.cat

El propietari de la Loteria Valdés carrega contra la Grossa de Cap d’Any

Jordi Garcia Valdés, propietari de la Loteria Valdés de la Rambla, ha criticat el sorteig de la Grossa de Cap d’Any i l’ha titllat de "fiasco". En una carta a l’Agrupació Nacional d’Associacions Provincials d’Administracions de Loteria, Valdés considera un "error de disseny i gestió" el fet que tant el primer premi com part del segon quedessin deserts.

El passat 31 de desembre, el primer premi de la Grossa va recaure en el 91614, un número que no s’havia venut. La Generalitat va anunciar que el premi es destinaria a polítiques socials del Departament de Benestar i Família. Aquest argument, però, no convenç Jordi Garcia Valdés, que les considera “bones paraules per dissimular l’error de disseny i gestió de l’Entitat Autònoma de Jocs i Apostes”, l’organisme català que regula la loteria.

El propietari de la Loteria Valdés de la Rambla defensa que “el venedor no és culpable” que hagin quedat molts números per vendre i ho atribueix al repartiment obligatori de tots els números i que els punts de venda no els poguessin retornar.

Valdés acusa els organitzadors del sorteig de sobredimensionar-lo i considera que la Grossa té una competència molt forta davant de la rifa de Nadal, que té “segles d’experiència, uns premis més grans i una acceptació evident”. El propietari de l’administració de loteria afegeix que “no repartir els premis és la pitjor publicitat” per competir en aquest escenari.

Jordi Garcia Valdés critica, fins i tot, la campanya publicitària de la Grossa de Cap d’Any per l’aparició de la Reina d’Anglaterra quan, al seu parer “la comunitat catalana s’ha manifestat sempre de majoria republicana”.

Per tot això, Valdés conclou que “hauria demanat als Reis Mags que haguessin deixat una pila de carbó a les portes de l’EAJA per la lamentable imatge donada a la Grossa”

http://www.btv.cat/btvnoticies/2015/02/04/el-propietari-de-la-loteria-valdes-carrega-contra-la-grossa-de-cap-dany/

Divendres, 6 de febrer de 2015
BTVnoticies.cat

Els grans actes passen factura a la plaça de Catalunya, que es reformarà a la primavera

La pista de gel i altres esdeveniments que s'han fet darrerament han passat factura a la plaça de Catalunya. Per tot l'espai central són visibles pedaços de formigó que s'han col·locat per allisar el terra danyat, una solució antiestètica que trenca amb el disseny de 1959. Segons ha pogut saber BTV, l'Ajuntament té prevista una reforma integral de la superfície de la plaça, gairebé quatre anys després de l'última gran restauració.

La plaça de Catalunya exhibeix diverses cicatrius derivades de les activitats que acull al llarg de l’any. Les últimes, els concerts celebrats durant la Mercè i la pista de gel instal·lada per Nadal. Segons l’Òscar Suñé, que ven menjar per a coloms, la Bargelona “és el principal culpable de l’aspecte actual de la plaça”, que acumula “més de 200 forats i pedaços”. Això és conseqüència, afegeix, de la maquinària pesant que s’utilitza per al muntatge i desmuntatge del recinte, així com de l’entrada i sortida de camions d’alt tonatge. Uns pesos d’entre “dues i tres tones que fan pressió a les rajoles, que acaben petant”.

L’Òscar assegura que ha vist com “a mesura que anaven buidant la plaça de trastos, s’anaven tapant els forats”. Ell, que fa mitja vida que és al rovell de l’ou de Barcelona, recorda que se’l va instar a traslladar la parada a l’exterior del conjunt monumental, una mesura que, assegura, l’ha perjudicat perquè “no és ni de bon tros el mateix”. Un any més va haver d’assumir-ho amb resignació, i, de fet, ell va ser dels primers a adonar-se que allà on hi havia la pista de gel s’havien produït nombrosos desperfectes, i que la mateixa empresa responsable de retirar-la, Antonio Peral Producciones, s’encarregava de cimentar -assegura- les parts del paviment malmeses. No era el primer cop que passava. En les altres tres edicions, els mateixos mètodes de subjecció del recinte també havien ocasionat, segons Sunyé, nyaps semblants. “No pot ser que un espai tan cèntric estigui així de descuidat”, conclou.

L’Ajuntament ha explicat que els tècnics municipals fan una revisió del paviment de la plaça abans del muntatge de la pista i després del desmuntatge. Els informes, diu el consistori, neguen que els desperfectes els hagi ocasionat la pista de gel. De fet, Vicenç Gasca, president de la Fundació Barcelona Comerç -l’entitat encarregada d’aquesta iniciativa- explica que la setmana passada l’Ajuntament els va lliurar els resultats de les inspeccions i “la plaça està igual que abans de fer la pista, o sigui que si hi havia algun desperfecte era anterior”. Gasca admet que la part deteriorada s’ha anat “apedaçant amb ciment”, tal com explica l’Òscar, en lloc de recol·locar les rajoles. Tot i així, l’Ajuntament ha anunciat que durant la primavera es preveu fer una reforma integral del paviment de la plaça perquè aquesta torni a lluir com ho ha fet des de fa més de 50 anys. Aleshores es preveu que ja s’hagi acabat la rehabilitació de les Fonts Bessones.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2015/02/05/pista-gel-placa-catalunya-desperfectes-reforma-pavimen/

Dilluns, 9 de febrer de 2015
BTVnoticies.cat

Es reparteixen 6.500 racions de botifarra d’ou a la Boqueria

Com és tradició, el Gremi de Carnissers, Cansaladers i Xarcuters de Barcelona fa una botifarrada popular al Mercat de la Boqueria per celebrar l'inici del Carnaval. La festa està amenitzada pels tabalers, el Porc del Clot i la Porca de Sant Antoni.

La botifarrada, celebrada a la porta del mercat aquest diumenge a partir de les 12 h, serveix per promoure aquest producte típic de Dijous Gras o Llarder i ha repartit gratuïtament 6.500 racions de botifarra d’ouartesana elaborada amb carn magra de papada de porc.

Les persones que s’han apropat a la Rambla han pogut degustar aquest embotit de carn de porc i ou acompanyat amb pa, que han repartit diversos carnissers i xarcuters. La botifarra d’ou, menjar típic datat des del s. XVII, està relacionat amb la festa de Carnaval, ja que és l’època de consumir àpats abundants, i tradicionalment es menja el dijous previ a la Quaresma.

Pel Dijous Gras d’enguany, els 3.000 cansaladers de Barcelona elaboraran unes 500 tones de botifarra d’ou amb condiments, com sal i pebre.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2015/02/08/racions-botifarra-d%E2%80%99ou-boqueria/

Diumenge, 8 de febrer de 2015
La Vanguardia
Article publicat a la versió digital i retirat als pocs minuts
¡Sí al museo militar!
Albert Sánchez Piñol →

El señor Ricardo Álvarez-Espejo, teniente general del ejército, ha propuesto recientemente que se cree un Museo Militar en Barcelona, objetivo que considera “ambicioso e irrenunciable”. Nuestra opinión es que ya era hora que el ejército hiciera una propuesta que pudiera ser muy acogida por la sociedad catalana. Estamos seguros de que el señor Álvarez-Espejo se dejará asesorar, en una amable colaboración entre las fuerzas armadas y mundo civil.
Para empezar sería muy interesante que el Museo Militar dedicara una galería a las masacres que el ejército ha cometido históricamente contra la población civil catalana. Por ejemplo, escogiendo una entre tantas, los hechos de Cambrils de 1640, cuando después de un breve asedio la plaza se rinde a las tropas castellanas. Incumpliendo todos los pactos, el ejército masacró a más de setecientos cambrilenses.

Muy apropiada y visual sería una sección que se titulara: “Bombas sobre Barcelona”, donde se detallaran todos los bombardeos que el ejército español, y sus aliados, han perpetrado históricamente contra la capital catalana. Difícilmente encontraríamos otro caso de una urbe bombardeada tantas veces, y tan salvajemente, por el mismo ejército que supuestamente tenía que defenderla. Digo que sería una sección muy visual porque se podrían incluir croquis y gráficos de la devastación urbana y humana, así como modelos de los proyectiles empleados, que incluirían desde la arcaica balística del siglo XVII hasta las modernas bombas de fragmentación de la guerra civil española.

Otro apartado lo merecerían los enfermos de psicopatía que se han enfundado el uniforme militar y han recalado en Catalunya. Como por ejemplo Charles de Espagnac (1775-1839), un francés expulsado de su país, por reaccionario, pero que hizo carrera en el ejército español. Su demencia lo llevó a prohibir las barretinas, el pelo largo en los hombres y las trenzas en las mujeres. Le gustaba bailar bajo la horca, entre los pies de los cadáveres que había mandado colgar, borracho por una combinación de ron y aguardiente. Fernando VII siempre lo defendió: “Está loco, pero para estas cosas no hay otro”.

Una temática indispensable para cualquier Museo Militar que se precie sería la de los gobernadores militares y su relación con Catalunya. Recordemos la famosa frase del general Espartero. “Hay que bombardear Barcelona cada 50 años para mantenerla a raya”. Menos célebre es el capitán general Juan Zapatero y Navas, conocido por sus propias tropas como el general Cuatro Tiros. Y con razón. Su frase preferida era: “Yo sé cómo se arregla; a ese, ‘cuatro tiros’; a ese otro, igual. Cuatro tiros y se acabó el problema”. Los civiles catalanes, en cambio, preferían denominarlo el Vampiro por su afición a los fusilamientos indiscriminados. En cierta ocasión ajustició a un pobre chico jorobado, escogido al azar. ¿El motivo? Que según algunos delatores en la última revuelta obrera había participado un chico jorobado.

El general Severiano Martínez Anido no desmerecía a sus predecesores: en 1920, como gobernador militar de Barcelona, se enfrentó con el gobernador civil Carlos Bas, a quien acusaba de “blando”. Anido le exigió que le dejara fusilar a “gente como Eugeni d’Ors, Lluís Companys, Joaquín Montaner, Francisco Layret, Salvador Seguí, Ángel Pestaña, Mario Aguilar, Guerra del Río, los hermanos Ulled, y otros”. En sus memorias Bas narra el diálogo. Bas: “Señor gobernador militar, soy el gobernador civil, no un asesino”. Anido: “No es cuestión de asesinar sino de ejecutar. No emplee usted palabras malsonantes”.

Y puesto que nos referimos a “palabras malsonantes”, también se podría dedicar una sección del museo a la temática “La prensa militar y Catalunya”. En las hemerotecas hay centenares y centenares de artículos del siguiente estilo, publicado en La Correspondencia Militar, el 13 de diciembre de 1907: “El problema catalán no se resuelve, por la libertad, sino con la restricción; no con paliativos y pactos, sino por el hierro y por el fuego”.

¡Qué gran fortuna que hoy en día el ejército español ya no practique las “palabras malsonantes”, que sólo sean materia de memoria y de museo! Esto es loable y es cierto. Tan cierto como que el pasado mes de noviembre publicamos el artículo “¡Un paso al frente!”, en el que describíamos el caso de un militar en activo, el teniente Luis Gonzalo Segura, a quien la fiscalía militar le ha abierto un expediente que podría acabar con la solicitud de seis años de prisión. ¿El delito? Ser el autor de una obra de ficción, concretamente una novela, donde se describen unas fuerzas armadas en las que reina el nepotismo y la corrupción a gran escala. Cuesta de creer, así que lo repito: en pleno siglo XXI la jurisdicción militar española puede pedir una pena de seis años de prisión por escribir una novela.

Precisemos, para acabar, que el mismo señor Álvarez-Espejo, que ahora nos regala la afortunada iniciativa del Museo Militar, publicó inmediatamente un artículo de réplica en este diario, titulado “Otro paso al frente”, una réplica extraordinariamente peculiar, por cierto, puesto que en todo su artículo no mencionaba ni una sola vez el motivo de réplica: es decir, el teniente Segura y su caso.

Cuando escribo estas líneas, el teniente Segura vuelve a estar bajo arresto

http://rcubi.tumblr.com/post/110426041887

Dimecres, 11 de febrer de 2015
La Vanguardia

Las fuentes de la fraternidad

Un filántropo inglés que financió una red de surtidores públicos de agua potable en París regaló 12 a Barcelona en 1888, de las que ya solo quedan dos

Pasan desapercibidas y de las 12 que tuvo Barcelona ya solo quedan dos en las calles de la ciudad. Se trata de las fuentes conocidas como Wallace, apellido del filántropo inglés que las distribuyó por diversas ciudades de Europa y América. Para conocer su historia debemos remontarnos al París de finales del siglo XIX.

La capital francesa estaba sufriendo las consecuencias de la guerra con Prusia y de la Comuna. Los bombardeos habían causado mucha destrucción. Una de los efectos fue el encarecimiento del precio del agua, impidiendo en muchos casos el acceso al suministro de las clases populares, lo que a su vez generó problemas de higiene y de salubridad. Para paliar tal situación, un filántropo inglés, Richard Wallace, heredero de una gran fortuna y residente en París, decidió financiar, entre otras obras, un conjunto de fuentes públicas para suministrar gratuitamente agua por toda la ciudad.
Wallace encargó el diseño de la fuente al escultor Charles-Auguste Lebourg. Hubo varios modelos, pero el más popular fue un conjunto de hierro fundido de 2,71 metros de altura que se caracteriza por las cuatro cariátides que sostienen su cúpula. Representan la bondad, la simplicidad, la caridad y la sobriedad, y también las cuatro estaciones del año. Tienen el punto justo entre la monumentalidad y la sobriedad, así como entre la utilidad y la estética. El objetivo era conseguir un precio razonable por unidad que permitiera instalarlas por todo París.

Wallace decidió extender a otras ciudades su fuente para reforzar la idea de la fraternidad entre los hombres. Barcelona fue una de las escogidas, gracias a la amistad que el alcalde Rius i Taulet entablo con el filántropo. Así, con motivo de la Exposición Universal de 1888, Wallace envió 12 fuentes a Barcelona. Hoy ya solo sobreviven dos originales. Una está en la Rambla, frente al pasaje por el que se accede al Museu de Cera. La otra está en una de las esquinas de la Gran Via con el paseo de Gràcia. Hay otras, pero son copias posteriores. San Sebastián, Nueva Orleans, Londres, Montevideo, Montreal, Zúrich y Burscheid son las otras ciudades del club de las fuentes Wallace.

 http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150211/54426043050/fuentes-fraternidad-barcelona-secreta.html#ixzz3RQvto074 

Dijous, 12 de febrer de 2015
La Vanguardia

El mítico American Soda de La Rambla se transforma en restaurante turco

Las ninfas y el rótulo modernista convivirán con murales de la Mezquita Azul en el nuevo 'Aromas de Istambul', bajo gerencia rusa

El emblemático y centenario American Soda de La Rambla de Barcelona cambia de manos, de aspecto interior… y de concepto. Mezze, kebabs y hummus sustituyen desde este miércoles a las paellas, tapas y sangrías que protagonizaban la anterior oferta del local, muy dirigido al turismo. El nuevo restaurante está especializado en gastronomía turca y productos halal y se llama 'Aromas de Istambul', aunque conserva el rótulo con el nombre yanqui y las sugerentes musas que decoran la esquina de Sant Pau y La Rambla.

Las pinturas femeninas están catalogadas y debían conservarse, pero el rótulo es moderno –pese a su conseguida estética modernista– y su preservación quedaba a discreción de los nuevos inquilinos. "A pesar de que no encaja mucho con el nuevo concepto del restaurante, lo hemos mantenido porque los elementos modernistas siempre son un valor añadido", argumenta Artur Khannanov, gerente del establecimiento, mientras supervisa los últimos retoques antes de la apertura. Regenta otro local en La Rambla –en el número 129, también llamado 'Aromas de Istambul'–, por lo que es muy consciente de los gustos del público que visita a diario la avenida más famosa de la ciudad. Las obras, que empezaron a finales de enero, se han centrado en reorientar la decoración. La distribución del espacio y el arco con pinturas artísticas han pervivido. Lo mismo ha sucedido con los toldos y los rótulos 'Tapas' y 'Restaurante' sobre un trencadís de colores tierra, que coronaban los cristales de la fachada lateral desde hacía unos años.

Aunque los principales signos de identidad del local se han conservado, la metamorfosis vivida por este comercio centenario arroja un resultado estético bastante confuso. Las musas envueltas en vaporosas túnicas contrastan con las pinturas del interior, que representan a un grupo de mujeres con velo en el mercado de las especias de Estambul y a la famosa Mezquita Azul de la metrópolis turca. Las fotos de los platos y el cartel 'Halal' sobre fondo amarillo chocan visualmente con la sinuosidad elegante del eslogan serigrafiado: "American:Soda Fundada en 1902". "Bueno, es el eclecticismo contemporáneo, Barcelona es una ciudad para todos y cada uno ve lo suyo", defiende Khannanov. "Hemos intentado adaptar lo antiguo al nuevo estilo, pero sin modificarlo", añade. Aunque él no es turco sino ruso, aclara que "algunos de los cocineros" sí lo son y la gastronomía también lo será.

El reto que afrontan no es pequeño, no solo por los contrastes estéticos, sino por las bajas puntuaciones que recibía el American Soda en los múltiples portales y guías turísticas que recomiendan bares y restaurantes en Barcelona. En TripAdvisor, por ejemplo, recibía sólo 1'5 de los 5 puntos posibles y lucía comentarios negativos como "trampa turística", "mal servicio" o incluso "atraco a mano armada".
El pasado innovador del American Soda

Durante los felices años 20, el tramo inferior de La Rambla era uno de los principales puntos de encuentro de la farándula. Durante la Primera Guerra Mundial la arteria central de Ciutat Vella vivía uno de sus mejores momentos. La proximidad al Gran Teatre del Liceu y la estética internacional confirieron al American Soda una enorme popularidad entre el batiburrillo de jóvenes burgueses, espías, obreros y bohemios de variado pelaje que llenaban los cafés de la neutral Barcelona. El mobiliario modernista y los espejos que contenía lo hacían también singular. Abrió puertas el 24 de julio 1910 –la fecha serigrafiada se refiere al primer uso– y entre los hitos que le atribuye la historia popular están la importación de las patatas chip desde París, la popularización de la barra y haber sido el primer local en abrir las 24 horas del día.

Mediación de la asociación Emblemátics

"Hablé con los responsables del restaurante para interesarme por el alcance de las obras y para pedirles que por favor respetaran el máximo de elementos", explica Alberto Mejías, portavoz de la asociación de comercios Emblemàtics. Concretamente les insistió en la conservación del rótulo principal, la prevalencia de los colores pastel característicos del local y la conveniencia de no sobrecargar paredes y techos para que respiren visualmente.
Mejías se muestra satisfecho por la receptividad de los dueños, aunque lamenta que deba ser la ciudadanía quien "esté encima" de la preservación del patrimonio de Barcelona en vez de ser el Ayuntamiento quien "vigile" la reconversión de locales históricos "para evitar desastres". "Estos negocios son patrimonio de la ciudad y deben conservarse bien aunque sean de titularidad privada, como cualquier coleccionista haría con un Van Gogh", compara. "La Rambla es el gran escaparate de Barcelona y debe ofrecer una gastronomía digna a precios no abusivos", asevera.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150212/54427130678/american-soda-rambla-restaurante-turco.html#ixzz3RWhCc5n1 

Divendres, 13 de febrer de 2015
BTVnotícies.cat

Les flors i plantes de la Rambla conviuen amb la venda de llavors eròtiques

Alguns floristes de la Rambla han optat per vendre com a record llavors eròtiques. Expliquen que les han incorporat després que l'Ajuntament els prohibís la venda de records amb els quals feien caixa. La Floristeria Carolina, la més antiga de la Rambla, creu que s'està "convertint la Rambla en un 'sex-shop'" i que no se n'hauria de permetre la comercialització. Des del consistori es respon, però, que cap normativa no ho prohibeix.

A la Rambla es venen llavors de pebrot vermell amb forma de penis, llavors de flors que simulen una vagina i d’altres que es converteixen en uns llavis molt sensuals o en un pit. Es venen dins de sobres molt explícits que capten l’atenció dels turistes. “En venem tres o quatre al dia, com a màxim 10″, afirma l’Ana, florista del passeig. La normativa de l’Ajuntament, que prohibeix als paradistes vendre records, els ha obligat a buscar alternatives. Tant l’Ana com altres comerciants venien “souvenirs” -imants de baix cost, clauers i braçals- però ara, diu, “no fem ni una tercera part dels ingressos que teníem”. D’entre totes les llavors de flors i plantes que tenen a la parada, les eròtiques -que es venen a uns preus d’entre 2,5 € i 4 €-, són les de més èxit. Esquivant la normativa de no vendre records, algunes parades també ofereixen petits testos amb cactus amb la paraula Barcelona inscrita, o amb fotos de la Sagrada Família.

Però no tots els floristes comparteixen els mateixos gustos, ni els mateixos productes. La Floristeria Carolina, la parada històrica del passeig, no ven aquests articles. “Estem convertint això en un ‘sex-shop’”, denuncia la responsable de la botiga, Carolina Pallés. Segons ella, “són horroroses i les fotos, de mal gust”. La Carolina considera que aquestes llavors “s’haurien de vendre en un lloc especialitzat” i que els floristes de la Rambla haurien d’apostar únicament per les flors i les plantes. Li queda l’esperança del nou pla que ha de regular els usos del carrer, i que confia que serveixi perquè “algun dia la Rambla torni a ser la Rambla”.

Des del districte de Ciutat Vella s’assegura que la venda d’aquests productes no contradiu la normativa i que se’n permet la distribució perquè, tot i el seu alt contingut eròtic, acabaran sent flors i plantes.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2015/02/13/floristeries-la-rambla-llavors-erotiques/

Dissabte, 14 de febrer de 2015
El Periódico

El gemelo de Ocaña

El mellizo del pintor asiste a la reposición del documental que filmó Ventura Pons

En realidad, son mellizos; o sea, de los que se parecen poco, como un huevo a una castaña. Pero es innegable que Jesús Pérez Ocaña comparte con su hermano José, el mítico pintor, un gracejo natural al hablar que se articula en un cataluzflorido y muy eficaz: «Yo fui el que cogió la teta de abajo». Así de claro, ni cigotos ni óvulos fecundados. En su barrio, Vilapicina, aJesús lo apodan El Sevilla porque nació en Cantillana, un pueblo de la provincia, en 1947. Los dos en el mismo parto, en efecto.

La cuestión es que El Sevilla acudió el martes a la reposición deOcaña, retrato intermitente (1978), de Ventura Pons, y entre ambos, el director de la película y el hermanísimo, glosaron la figura del artista antes del pase, en lo que fue el bautizo de un ciclo de pequeñas joyas cinematográficas que programa el Texas. Se trata del cine de barrio, calle Bailèn arriba, salvado del cerrojazo precisamente por el cineasta.

El documental congregó a un público talludito en una velada entrañable, con un aire como de arte y ensayo pero cachondo. Unrevival de aquel tiempo de las barbas, el macuto de piel vuelta y el grito de «todos a la calle, comunes y políticos».

Preludio de la movida

¿Que quién era Ocaña? Pues un fuera de serie que murió de una muerte estúpida en 1983: andaluz y barcelonés, hijo de albañil, farandulero, anarquista y pintor naíf que vivía en el número 10 de la plaza Reial y la lió parda en los primeros años de la transición, antes de que la movida se trasladara a Madrid. Abocó en sus lienzos la iconografía de la campiña sevillana: las beatas, los cementerios, la llama de los cirios en Semana Santa, los abanicos, las macarenas, la reja con los geranios... La vida y la muerte. El personaje acabó por devorar a un artista subversivo de tan puro. O algo así.
Él se definió a sí mismo con mucho más acierto: «Yo no soy un travesti, soy un teatrero y mi escenario es la Rambla». Ay, la Rambla, quién la ha visto y quién la ve. Del pitorreo reivindicativo, al sablazo, los gofres y esos artefactos de colorines que venden los paquis, unos ovnis que suben, suben y suben por encima de los plátanos con la amenaza de aterrizar sobre alguna córnea.
Justo ahí arranca la peli, en la Rambla, con un paseo por el tramo de Canaletes. Ocaña camina en el centro, con pamela y un vestido floreado, cogido de un brazo por el comiquero Nazario y del otro por su Camilo, otro imprescindible que se fue a destiempo, otro icono de aquellos años gamberros (1975-80). Suena de fondo el pasodoble Francisco Alegre, y la gente va arremolinándose en torno al trío, curiosos y extras, un espejo de lo que fuimos: las raybanmolonas, las camisas de cuello picudo, cierta inocencia. Y en estas, el pintor de las vírgenes se levanta las faldas y, zasca, muestra los cataplines.

Nada que ver con la gansada que protagonizaron unos guiris el verano pasado, cuando entraron en un colmado de la Barceloneta con toda la carn d'olla al aire. Aquello fue una falta de respeto con el vecindario, mientras que el juego exhibicionista de Ocaña tenía su porqué en un tiempo en que te aplicaban la gandula (la ley de vagos y maleantes) en lo que tarda un suspiro. El documental, además, se filmó cuando aún no se había abolido la censura. «Mi hermano era maricón pero miraba a la cara», dice Jesús. Y se hartaba de vender postales para ayudar a los obreros despedidos.
¿Qué habría pensado Ocaña de la transformación de la ciudad? El gemelo toma la palabra en un aparte: «Pero si ya se lo dijo alNazario en el ochenta y pocos, que la Rambla se estaba poniendo triste... Es una pena que desaparezcan locales emblemáticos». Lo mismo pasa en la plaza Eivissa, dice, «donde las criaturas tienen que cerrar porque no pueden pagar los alquileres».
Jesús, El Sevilla, le está preparando a su hermano un homenaje: el próximo miércoles, en el Ateneu Popular de Nou Barris.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/gemelo-ocana-3936826

Diumenge, 15 de febrer de 2015
El Periódico

Entre todos
Emma Solani
Si el turista no se siente querido, se irá a otro lado

El puesto de información de la Rambla de Barcelona ha desaparecido. Es el objetivo de muchos ciudadanos recuperar el paseo para el barcelonés, y para ello parece ser que hay quien piensa que es necesario expulsar a los turistas. Un plan para la Rambla del futuro es sin duda necesario, pero no puede llevarse a cabo a partir del veto del visitante. La  reconversión de las antiguas pajarerías en actividades que buscan descaradamente el bolsillo del turista junto a una degradación de los comercios laterales con tiendas sin encanto de recuerdos turísticos y comida rápido han acabado con la paciencia de muchos barceloneses. Las protestas del colectivo animalista forzaron el fin de una tradición única como era la de las pajarerías, con más de 150 años de antigüedad, y los puestos perdieron todo su sentido, su razón de ser. La demolición de la única salida comercial que tenía una finalidad pública lleva a pensar que se quiere culpar al turismo de todos los males. El problema real será si el turista no se siente querido y deja de venir, pasando del todo a la nada. Apostar por un nuevo puesto de información que continúe dando la bienvenida a nuestros visitantes distribuyendo el turismo por toda la ciudad y ayude al ciudadano es vital en la nueva Rambla.

http://www.elperiodico.com/es/cartas/entre-todos/turismo-turista-siente-querido-ira-otro-lado/121660.shtml

Divendres, 20 de febrer de 2015
El Periódico

Carmina Vall: "En el Museu de Cera disfruta el que se deja llevar por la emoción"

La directora del único museo privado de la ciudad ensalza sus decorados y el edificio

Carmina Vall dirige el Museu de Cera de Barcelona desde 1987. Licenciada en Historia del Arte y en Turismo, ensalza el valor del edificio y los decorados frente a sus competidores en otras ciudades.

Carmina Vall Petitpierre (Barcelona, 1952) se quedó muy sorprendida cuando vio por primera vez elMuseu de Cera de Barcelona (Pasaje de la Banca, 7). La fueron a buscar al antiguo Patronato de Turismo donde trabajaba y le ofrecieron sustituir al director del Museu de Cera porque se jubilaba. Pidió visitarlo primero. Y confiesa que se enamoró. La prueba es que lleva 28 años al frente del único museo privado de la ciudad que no recibe ninguna subvención.

-¿Qué la sedujo?
-En aquella primera visita algunos espacios me impactaron, como la cámara de gas en la que la figura respira. También porque me recordaba las películas de Sherlock Holmes, esas calles semioscuras, aquellos edificios donde van a pasar cosas. Pero sobre todo me gusta que no es un museo tipo. En este se combinan cultura, ocio, cine, vestuarios... y además el edificio es precioso, tiene mucha personalidad.

-Uno de los primeros bancos de la ciudad.
-Sí, era un banco. La cámara acorazada del museo está tal y como la dejaron. Además, la fachada está en la única plaza octogonal de la ciudad y al final de una calle que comienza en la Rambla y que hace años formaba parte de un barrio lumpen, con prostitutas y travestis.

-¿Quién tuvo la idea del museo?
-Enrique Alarcón padre, que era escenógrafo e hizo 300 películas. Compró el edificio, lo preservó y montó en él un guiónde película. Ahora, lo lleva su hijo.

-Por eso los espacios están tan bien ambientados.
-En otros museos de cera, como los Madame Tussauds, dan más valor a la figura de cera, a su actualización a la incorporación de personajes. Nosotros no actualizamos las figuras porque damos más valor a la escenografía. Aquí no busques a Messi. El que viene sólo a fijarse en si la figura se parece al personaje no disfruta tanto como el que se deja llevar por las emociones, por la imaginación. El éxito del Museu de Cera es que juega con la fantasía y la ilusión. Y eso en nuestra sociedad cada vez cuesta más.

-¿Por qué no renuevan las figuras?
-En realidad son muy costosas. Una sola puede costar 25.000 euros. Los vestuarios son muy caros. Enrique VIII tiene que llevar un traje determinado con todos sus abalorios. Y esas prendas hay que hacerlas a medida. Tampoco hay profesionales para hacer las figuras, Y nosotros no querenos recurrir a China. Todas las nuestras se han hecho aquí.

-Pero los personajes envejecen.
-Sí. Eso nos pasa con Jordi Pujol que no tiene las arrugas que le han salido en estos 20 años. En el taller podemos embellecerle, pero no envejecerle.

-¿Tienen una clínica de figuras?
-En la tercera planta tenemos el taller. Hay visitantes que tocan las figuras, hasta les clavan la uña en la mano para comprobar si son de cera. A alguno le han arrancado parte del bigote o de la barba para comprobar su autenticidad. En el taller también les lavamos la cara y las manos y les maquillamos de nuevo. O arreglamos el traje. ¿Sabía que se necesitan hasta tres personas para desvestir una figura? No son articuladas y pesan unos 70 kilos.

-Quedarse aquí dentro de noche con todas estos personajes mirando debe dar miedo.
-Pues en verano ofrecemos visitas nocturnas, con actores. En silencio se escucha hasta el ruido de las maderas. A muchos les da miedo ese recorrido nocturno, pero otros se divierten mucho. Cada uno tiene su propia experiencia. Es que nuestro edificio tiene mucha fuerza.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ciutat-vella/carmina-vall-museu-cera-disfruta-que-deja-llevar-por-emocion-3945958

Dilluns, 23 de febrer de 2015
El Periódico

Turismo de ciudad o ciudad de turismo

Los ciudadanos reclaman un equilibrio entre la Barcelona para los visitantes y la Barcelona para quienes viven en ella

«Espero que la gente no venga con una lista de quejas, sino de propuestas y aportaciones», decía días atrás la teniente de alcalde de Economía, Empresa y Empleo, Sònia Recasens, cara a la audiencia pública sobre el modelo turístico de Barcelona que se celebrará mañana, a las siete de la tarde, en la biblioteca Joan Fuster. Más que probablemente va a haber de todo, propuestas y quejas, y en abundancia. Así ha ocurrido en los últimos años tanto en los centenares de cartas de ciudadanos en torno a los efectos delboom turístico de la ciudad publicadas por EL PERIÓDICO como en los distintos debates al respecto que el diario ha impulsado, y ha vuelto a ocurrir en el que ha abierto en estos días. Numerosos ciudadanos han expuesto tanto su diagnóstico sobre el modelo turístico barcelonés (o, a su juicio, la ausencia de este) como sus recetas, dispares pero con un objetivo por lo general compartido: hallar un equilibrio entre la Barcelona para los visitantes y la Barcelona para los barceloneses, potenciar el turismo de ciudad sin que esta quede reducida a una ciudad de turismo. En palabras deJosé Minguell (administrativo, 39 años, L'Hospitalet), «que el turismo sea la gallina de los huevos de oro no implica que todo valga».

Porque la trascendencia y la necesidad del impacto de la industria turística en la economía de la ciudad (10%-12% del PIB) no se discuten. «No olvidemos que el turismo, en todas sus formas, es la principal fuente de ingresos de Barcelona», apunta Josep Maria Ribó (51 años, mánager de producto). Lo que sí se cuestiona es cómo se reparte ese rendimiento económico: «El turismo debe extender sus beneficios a toda la comunidad. No puede ser un negocio para el que se dedica a él y un coste o molestia para los demás», consideraGabriel Picó (ingeniero químico, 50 años).

LA TASA TURÍSTICA / Más allá de los 120.000 empleos -de calidad muy desigual- vinculados, ¿cómo puede revertir en los ciudadanos ese beneficio? Desde un punto de vista general, se impone ampliamente una propuesta también defendida por lasasociaciones de vecinos y que, aunque depende de instancias superiores, está en sintonía con la intención del propio ayuntamiento: que se destine la recaudación de la tasa turística -y también parte de otros impuestos que genera el negocio- a paliar las molestias que causa el turismo a los barceloneses, y no solo a la promoción turística como ahora. En cambio, la opción de que los ciudadanos participen directamente del negocio alquilando pisos o habitaciones resulta, como es bien sabido, infinitamente más controvertida. «No dejemos que los vecinos pierdan el derecho a vivir dignamente a causa de las continuas molestias de los pisos turísticos», escribe Núria Ferrer (enfermera, 51 años). «No se puede mezclar turismo e incivismo. Hay turistas cívicos y turistas incívicos, de la misma manera que hay gente local cívica e incívica. Tiene que haber una regulación permisiva, no restrictiva, que permita compartir, permutar o alquilar una vivienda. El turismo no puede ser solo para el lobi hotelero», replica Ribó.

El incivismo de algunos turistas es, en efecto, motivo de amargura, y no solo para quien sufre el jolgorio o la bronca desde el otro lado del tabique. Pero la sensación que embarga a muchos barceloneses de pérdida individual y colectiva, en su calidad de vida y en la relación con su ciudad, y que achacan al boom turístico tiene muchas otras caras: las mareas humanas del entorno de la Sagrada Familia, elGòtic, la Rambla o la Boqueria; las flotas de autobuses en espera con los motores en marcha, las ristras de tiendas de suvenires donde hubo un vigoroso y variado tejido comercial, las cervezas a ocho euros y las fideuás de cartón piedra, los precios imposibles para alquilar una vivienda en el barrio de toda la vida. En resumen, sienten que Barcelona ya no es suya, o no es tan suya como lo era. Porque el monocultivo turístico le arrebata parte de su identidad, y porque les arrincona, les expulsa incluso. Así las cosas, los barceloneses reclaman por un lado una apuesta decidida por el turismo de calidad y, por otro, apoyo institucional para emprender la reconquista.

ACTIVIDADES PARA VECINOS / ¿Cómo se hace todo eso? Algo habrá que regular en algunos casos; en otros, quizá bastaría con la voluntad de aplicar con rigor las regulaciones ya existentes, como la ordenanza de civismo, opinan los ciudadanos. Y serían bien recibidas medidas proactivas que den facilidades a los barceloneses para que vuelvan a disfrutar de su ciudad, como precios especiales o gratuidad para acceder a museos o monumentos o la celebración regular de actividades destinadas específicamente a ellos en espacios que hoy han perdido, como la propia Rambla. En palabras de Albert Bonjoch (64 años, pensionista), se trata de lograr «una ciudad en la que el visitante comparta sus bellezas con quien vive y trabaja en ella, sin crear ninguna distancia». Turismo de ciudad, no ciudad de turismo.

No solo propuestas, pues, ni tampoco solo quejas; el debate ciudadano sobre el modelo turístico de la ciudad aporta ambas cosas y, por encima de todo, deseos. Será a la Administración a la que corresponderá, más allá de las premuras preelectorales y de las reacciones cuando las protestas vecinales se visibilizan, articular sus propuestas para satisfacer estos deseos, tratando en la medida de lo posible de conciliar los intereses de unos y otros y explorando el relativo margen que le dejan legislaciones de rango superior.

Nadie ha dicho que sea fácil, pero lo que en ningún caso va a poder alegarse es sorpresa sobre cómo viven y sienten muchos barceloneses la transformación de su ciudad en la cuarta más visitada del mundo. «Barcelona no nos pertenece. Los barceloneses solo somos figurantes de un parque temático. Cada vez es más evidente: la ciudad no se desarrolla para hacernos felices a nosotros, sino para distraer a los turistas. Cuando Barcelona sea una parodia de sí misma, se irán a visitar otras ciudades donde se respire autenticidad y encanto, donde no se sientan tan turistas y puedan fundirse en sus rincones ocultos con sus felices habitantes», escribía Elena Otero en una carta a este diario. En el 2006.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/ciudadanos-reclaman-equilibrio-barcelona-visitantes-barcelonaquienes-viven-3959461

Dilluns, 23 de febrer de 2015
El Periódico

Bea como síntoma

Primero fue que la compra le salía cada vez más cara. «Lo poco que me ahorraba, ya me lo gastaba en el transporte», explica Bea Troncoso, jubilada, de 64 años, vecina de laBarceloneta y exclienta de la Boqueria. «Y luego había que luchar contra la marabunta, hacer colas, abrirse paso a codazos, soportar las cámaras de fotos, gritar para hacerse entender. No compensaba». Desde hace un par de años, Bea, como otros muchos barceloneses, se ha batido en retirada. El que fuera el mercado más popular de la ciudad se convierte aceleradamente en una atracción turística.

"¡Toma un tomate, morena, que me lo quitan de laas manos!"; "¡Un euro, un eeeeuroooo!: «Llamàntol viu, que se m'escapa!»… Elbullicio en la Boqueria es alegre, divertido, una atractiva explosión de color. Su ubicación es privilegiada, es el mercado más grandede Catalunya -2.583 m2 y más de 300 puestos- y uno de los más variados en oferta. Pero, por encima de todo, es -¿era?- una metáfora de la vida en Barcelona, un espacio público que hace las delicias no solo de los que disfrutan con el paladar, sino también de aquellos a quienes les gusta conocer y sumergirse en el día a día de una ciudad y sus costumbres. Claro que una cosa es ser punto de interés y otra arriesgarse a perder la propia esencia. Y es que la Boqueria no deja de ser una réplica de la evolución turística de Barcelona -desde 1992, y sobre todo, su intensificación en la última década- y, por ende, de sus problemas de convivencia entre ciudadanos y turistas. Y Bea, un síntoma.

70 millones de visitantes

Cada año pasan por la Boqueria más de 70 millones de visitantes. Y esto, que para algunos (no todos) los comerciantes ha sido una salida económica, para los clientes supone una molestia. La cara y la cruz del turismo, argumentos a favor y en contra que, sentados en la terraza de uno de los locales que ocupan desde el 2013 los saneados porches del mercado, desgranan cara a cara Bea y Eduard Soley, de 68 años, que regenta un puesto de fruta y verdura en el mercado y es vecino del Raval.

«El fenómeno no es exclusivo de Barcelona. La mayoría de losmercados internacionales han evolucionado en su uso y van más allá del abastecimiento», argumenta Eduard. Su puesto, estratégicamente situada cerca de la entrada de la Rambla, en el pasillo central, es un ejemplo. Frutas tropicales, especiales y exóticas, hortalizas, delicatesen y todo tipo de fantasías alimentarias, verduras mini... Y así hasta «más de 6.800 productos», explica con satisfacción sobre un negocio que ha pasado de padres a hijos desde 1864, y del que Eduard tomó las riendas hace ya 55 años, con solo 17, al morir su padre.

Tan solo cinco años más tarde, en 1965, Bea fue a vivir a la Barceloneta. Entonces solo tenía 14 años, pero recuerda que la Boqueria ya era para la gente de su barrio «un mercado de referencia, popular por precios, por trato y por calidad». Su alejamiento de la Boqueria no fue de un día para otro, sino progresivo y proporcional al aumento del turismo en la ciudad en los últimos 10 años. «En muchos puestos el trato cercano se ha perdido en favor del turista», dice.
En la parte interior del mercado persiste un comercio más tradicional, mientras que en el exterior los puestos se han ido adaptando a productos pensados para atraer al turista, como el take away (zumos, bandejas de fruta, cucuruchos de jamón...). Eduard reconoce que quedan pocos comerciantes «de los de toda la vida»; él es un veterano, pero se ha adaptado («el mismo producto, pero en envoltorio más vistoso»). Aun así considera que no por ello la Boqueria ha perdido su esencia. «Y si no fuera por el turismo, no hubiéramos subsistido. Para mí representa el 70% de las ventas», esgrime ante Bea.

Esa masificación que tanto incomoda a clientes como ella también afecta al comerciante. Ante la presión del gentío, el año pasado Eduard tuvo que abrir dos pasillos centrales en su puesto. Los comerciantes reclaman una solución para descongestionar, «pero este es un mercado público y no se puede prohibir la entrada a nadie», sostiene Eduard, quien considera que el horario es lo bastante amplio (de 8.00 a 20.30) para acoger a todos. «El cliente de aquí se concentra los viernes y los sábados. Muchos se han ido, pero muchos vuelven una y otra vez, porque este mercado sigue siendo único», afirma. «Pero no se puede mezclar a los turistas que visitan el mercado con el ciudadano que va a comprar. Es incompatible», insiste Bea.

Claro que el problema va mucho más allá de la Boqueria: los pisos turísticos, la expansión de las terrazas, el monocultivo del comercio y la restauración pensados para el visitante... «Con los turistas nos ha pasado como a los padres que consienten a sus hijos: hemos querido que no les faltara nada, se lo hemos dado todo y ahora no sabemos pararlos», dice Bea. Y Eduard asiente con la cabeza. Comerciante y clienta, como ciudadanos, solo ven una solución: «Aprender a convivir y encontrar un equilibrio».

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/bea-como-sintoma-3959250

Dimarts, 24 de febrer de 2015
BTVnotícies.cat

La Rambla tindrà bancs públics al tram de Santa Mònica

Tot i que té una llargada que supera el quilòmetre i una amplada més que considerable, ara mateix a la Rambla només hi ha una cinquantena de bancs, tots situats a la part alta del passeig, a tocar de la boca de metro de la plaça de Catalunya. La intenció del consistori és instal·lar-n'hi més, a mesura que avancin les fases de la reordenació del passeig. Se satisfarà així una reivindicació de molts veïns que denuncien no poder asseure's de franc a la Rambla.

Barcelona disposa de 33.300 bancs públics. N’hi ha de molts models, però el consistori vol donar protagonisme a un de concret, l’anomenat neoromàntic. És el que, per exemple, es pot trobar a la Gran Via, a l’avinguda de Mistral o a la recentment estrenada urbanització provisional de la plaça de les Glòries. També són els que s’han instal·lat a les noves illes de l’avinguda del Paral·lel. Segons Carles Casamor, cap del Departament de Projectes Urbans de l’Ajuntament de Barcelona, el consistori vol que sigui el model de banc predominant a la ciutat. Es vol, per tant, augmentar-ne el nombre, que, ara mateix, no arriba al 50% del total. S’ha escollit aquest model per “l’estètica, la resistència i, sobretot, per racionalitzar el manteniment”, explica Casamor. L’Ajuntament es gasta 12.500 euros mensuals a arreglar i netejar bancs.

Segons l’Ajuntament, es té en compte l’opinió de les associacions de veïns a l’hora de decidir si a una plaça o carrer s’instal·len bancs o cadires individuals. “Hi ha zones de la ciutat on els veïns les prefereixen individuals per evitar que hi hagi gent que s’hi estiri o hi dormi”, assegura Casamor.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2015/02/23/la-rambla-tindra-bancs-publics-al-tram-de-santa-monica/

Divendres, 27 de febrer de 2015
La Vanguardia

'Polònia, el musical' celebra sus 100 funciones en el Poliorama invitando a caras conocidas

Los actores de 'Polònia, el musical' celebraran las 100 funciones en el Teatre Poliorama este viernes invitando a caras conocidas relacionadas con el show como Bibiana Ballbè, Òscar Dalmau y Mònica Terribas, según ha anunciado en un comunicado este jueves la productora Minoria Absoluta.

Antes de la función, los actores saldrán al balcón del teatro para dar la bienvenida al público y saludar a los peatones de la Rambla de Barcelona.

Más de 60.000 espectadores han visto 'Polònia, el musical' desde su estreno en noviembre del año pasado y cuenta con Bruno Oro, Queco Novell, Agnès Busquets, Mireia Portas, Ivan Labanda, Xavi Serrano, Anna Bertran y David Olivares, que dan vida a personajes televisivos y de actualidad.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20150226/54427665774/polonia-el-musical-celebra-sus-100-funciones-en-el-poliorama-invitando-a-caras-conocidas.html#ixzz3SvvHW9Rm 

LA RAMBLA DE BARCELONA

La Rambla és un dels indrets de Barcelona on bull més activitat, una ciutat dins d'una altra ciutat.

Carregant...
x
X