Amics de la Rambla

Amics de la Rambla

Resum de premsa sobre La Rambla - Febrer de 2017

28 de febrer de 2017

Dijous, 02 de febrer de 2017
La Vanguardia

Empresarios e intelectuales forman consejo Amics La Rambla para recuperarla

Empresarios e intelectuales, como Salvador Alemany, Vicenç Altaió, Josep Bohigas, Sixte Cambra, Juli Capella, Jordi William Carnes, Josep Carreras, Enric Crous o Patricia Gabancho, integran el nuevo Consejo Asesor de Amics de La Rambla para defender este patrimonio barcelonés sobreocupado de turistas y rescatarlo para los barceloneses.

La asociación Amics de Las Rambla ha dado a conocer hoy la composición de su nuevo consejo asesor, en el que también se integran Antoni García, Gabriel Jené, Marian Muro, Joan Oliveras Bagués, Santi Pagés, Enric Pantaleoni, Roser Tiana, Elvira Vázquez, Oriol Villar, Fermín Villar i Lluís Permanyer.

Según ha informado la asociación, el objetivo del consejo es colaborar en la tarea de "recuperar el paseo para los barceloneses".

El consejo asesor de La Rambla es "un órgano consultivo integrado por ciudadanos comprometidos decididos a aportar su experiencia y conocimientos para conseguir recuperar y regenerar el paseo" y se plantea como "un espacio de reflexión"

http://www.lavanguardia.com/vida/20170201/413911777421/empresarios-e-intelectuales-forman-consejo-amics-la-rambla-para-recuperarla.html

Dilluns, 06 de febrer de 2017
El País

El Teatro Principal de la Rambla echa la persiana

Las salas no tienen actividad desde hace meses y los letreros han sido retirados

Las bombillas que anunciaban el teatro Principal en su fachada en la Rambla de Barcelona han desaparecido. Las taquillas han sido tapiadas y el gris oscuro del gran edificio del grupo Balañá no registra ninguna actividad desde hace meses. Aunque nadie lo confirma, ni el Ayuntamiento de Barcelona ni la propiedad, el teatro ha vuelto a echar la persiana después del enésimo intento de darle vida cuando abrió en 2013 —llevaba entonces seis años cerrado— con la gestión, compartida en una primera etapa, del grupo Balañá con el empresario del espectáculo Carlos Caballero, que en septiembre de 2014 se vio involucrado en una redada policial iniciada por una trama de prostitución.

No hay rastro de la empresa que gestionaba el teatro, Principal Project, y la web del Principal está “permanentemente cerrada”. Responsables de locales de restauración del final de la Rambla coinciden en señalar que la actividad del teatro cesó entre noviembre y diciembre. En esa época fue cuando unos operarios vaciaron el mobiliario del teatro por la parte posterior, según explicaron a este periódico vecinos de la zona. “No hay notificación de nada y el Ayuntamiento no ha instado el precinto”, puntualiza el distrito de Ciutat Vella a preguntas de este diario.

A finales de diciembre se podían ver unos andamios en la fachada de la Rambla del Principal. De eso sí tenía noticia el distrito: “El andamio está colocado para eliminar rótulos, focos de fachada y otros elementos que incumplían la Ordenanza del Paisaje Urbano a un requerimiento del Distrito y enmarcado dentro del Plan de Inspección de la Rambla”. Ciutat Vella tampoco ha tramitado ningún expediente más relativo al teatro en el último año.

El centro ya fue polémico desde que abrió, en 2013. Lo hizo con las licencias históricas que tenía: la de teatro de la sala grande —con un aforo para 600 personas— y la complementaria de sala de fiestas de la sala Latino, para 300 personas. En realidad, la sala mayor fue reformada para tener dos vidas: la de teatro con cenas-espectáculo y la de discoteca, como publicitaron durante tiempo en su web. Una actividad esta última para la que no tenían licencia y que desarrollaron sin problemas y sin requerimiento del distrito de Ciutat Vella, entonces dirigido por la edil Mercè Homs durante el gobierno convergente de Xavier Trias.

Las tornas cambiaron un año después cuando el Ayuntamiento ordenó el cese de la actividad de la sala mayor como discoteca. El cambio de actitud se produjo en noviembre de 2014, poco después de que Caballero fuera detenido y puesto en libertad, cuando los técnicos del distrito decidieron actuar por dos denuncias de ruido. Tras seis meses de cierre, las salas volvieron a su actividad hasta que en octubre de 2015, ya con el gobierno de Ada Colau, el distrito precintó la sala grande. El gremio que agrupa a las salas de fiestas de Barcelona también denunció a Caballero por gestionar el espacio como discoteca sin licencia.

El teatro Principal, aunque con otro tipo de edificación, se construyó a principios del XVII en unos terrenos donados al antiguo hospital de Sant Pau, que debía nutrirse de los beneficios de los espectáculos. Esa relación con la Iglesia, a través de la Muy Ilustrísima Administración, llegó hasta después de la Guerra Civil. En su época de máximo esplendor, mitad del XIX, el Principal fue rival del Liceo al programar ambas óperas. La familia Balañá lo adquirió a mitad del siglo pasado y su gran actividad fue durante décadas los espectáculos de revistas, teatro y óperas.

El espacio, como le ocurrió a la propia Rambla, entró en decadencia y cerró en 2006. Durante años, el alcalde socialista Jordi Hereu intentó llegar a un acuerdo con la propiedad para adquirirlo. Reabrió en 2013 con la gestión de Caballero y para su reapertura se invirtieron, según explicaron entonces el empresario y el grupo Balañá, seis millones de euros en la reforma de los espacios, con una profusión de barras de bar inaudita: había 13 entre las de los accesos, las de la sala grande (calco de la discoteca Luz de Gas), la Latino y las del frontón Jai Alai, para el que Caballero pidió licencia de discoteca, denegada por el Ayuntamiento. También quedaron aparcados otros planes como reconvertir parte del tremendo edificio de la Rambla de 15.000 metros cuadrados —además de las salas y el frontón hay que sumar los antiguos billares Monforte y la Cúpula Venus— en un hotel.

Ahora se da por descartado que el Ayuntamiento intente adquirir el Principal, algo que se apuntó al inicio de este mandato (por un acuerdo con Esquerra Republicana) y que perseguía la adquisición del consistorio del Principal y de la antigua Fundición de cañones del final de la Rambla para revitalizar esa parte del paseo. Los actuales gestores de Cultura —dirigida por el socialista Jaume Collboni desde el pacto con Colau— no ven viable una inversión tan grande en un edificio que, además, debería modificarse de arriba abajo. La firma Balañá ha declinado contestar a este periódico.

CAUSA ABIERTA

La causa que inició el Juzgado de Instrucción número 10 de Barcelona por una denuncia de una trabajadora que afirmó que en varios locales de prostitución se narcotizaban a los clientes para desvalijarles sigue abierta, aunque no ha registrado demasiada actividad. El operativo se centró en dos locales de striptease de Barcelona: Night Club y Fuego. Fueron detenidos en otoño de 2013 un cabo y tres agentes de la Guardia Urbana. En la misma investigación fueron arrestados dos empresarios: Juan Balcells (propietario de esos negocios) y Carlos Caballero, promotor en el teatro Principal, que también fue registrado aunque no precintado. Lo que se investiga en el caso de Caballero (que no ha podido ser localizado por este diario) es si existió algún trato de favor de responsables municipales en la concesión de licencias. Eso de desprendía, al menos, del contenido de las conversaciones telefónicas intervenidas por los Mossos.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/02/05/catalunya/1486317893_796412.html

Divendres, 10 de febrer de 2017
Betevé

L’Ajuntament prohibirà consumir dins la Boqueria productes elaborats per les parades

El consistori promet “mà ferma” contra la transformació de parades que només venen productes elaborats i fixarà un percentatge mínim d’aliments frescos en cada establiment
L'Ajuntament presentarà una mesura de govern a la Comissió d'Economia i Hisenda per "recuperar el mercat per als veïns" i reduir l'impacte de l’excés de visitants. Es prohibirà el consum immediat a l'interior del recinte i s'exigirà que els productes elaborats es venguin envasats i precintats.

La mesura de govern sobre el Mercat de la Boqueria que es presentarà el 14 de febrer persegueix que aquest espai deixi de ser un restaurant ambulant i itinerant. El consistori prohibirà que les persones que hi hagi a l'interior consumeixin productes elaborats per les parades com ara sucs o fruita. En la mateixa línia, i per tal d'evitar casos de bars encoberts, cap parada no podrà tenir un espai de degustació. Tampoc no s'implantaran més bars dels que existeixen actualment.
Equilibrar l’oferta de productes

El consistori també vol posar fre a l’excés de productes elaborats. Per això es fixarà un percentatge mínim d’aliments frescos per parada i es reforçaran les sancions per vigilar que es compleixi. Els productes elaborats hauran d'estar envasats i precintats.

Per fer efectives aquestes mesures és necessari modificar l'Ordenança municipal de mercats o elaborar un nou reglament intern de funcionament de la Boqueria.

Reduir l’impacte de l’excés de visites

La massificació del Mercat de la Boqueria és més que evident. Fer la compra habitual als passadissos plens de turistes no és una tasca fàcil per als veïns. Una de les línies d'actuació és ampliar el veto als grups nombrosos abans de Setmana Santa. D'abril a octubre, els divendres i dissabtes, els grups organitzats de visitants de 15 persones o més no hi podran accedir durant tot el dia. Actualment, podien fer-ho a partir de les 15 h.

Una altra mesura és esponjar els espais entre parades per facilitar el pas i per aconseguir-ho caldrà eliminar-ne algunes. Amb una inversió de 3,5 milions d'euros per als propers tres anys, les obres també inclouen renovar-ne el paviment, fer un tancament perimetral  del recinte i instal·lar-hi un nou sistema de recollida de fums. Abans de finals d'any es preveu tenir enllestit el projecte d'obres i el concurs i iniciar els treballs el 2018.

http://beteve.cat/lajuntament-prohibira-consumir-productes-elaborats-per-les-parades-dins-la-boqueria/

Divendres, 10 de febrer de 2017
Betevé

Amics de la Rambla aplaudeix les mesures, però demana una inspecció contínua

L’associació valora positivament les iniciatives que s’implementaran al Mercat de la Boqueria
Els veïns de la Boqueria feia temps que reclamaven mesures per reduir les aglomeracions de turistes al mercat. Ara que l'Ajuntament ha presentat diverses actuacions, les troben positives però des de l'Associació Amics de la Rambla reclamen un control per tal que es compleixin.

Els veïns han valorat positivament les mesures que preveu implantar el govern municipal al Mercat de la Boqueria. Des de l'Associació Amics de la Rambla consideren que fa temps que s'havia d'actuar perquè ja fa anys que es produeixen aglomeracions de turistes al mercat. El president de l'entitat, Fermin Villar, detalla que "les mesures potser arriben tard"  i que "no es podia deixar la inèrcia desbocada que hi havia fins ara". Considera que les actuacions són positives però reclama control i una inspecció continua perquè creu que sinó aquestes mesures no es compliran.

Amics de la Rambla destaca el valor del Mercat de la Boqueria. Demana que es conservi sempre com a mercat, no només del barri del Raval sinó del conjunt de la ciutat. Detalla, a més, que és un equipament emblemàtic i excepcional perquè alguns paradistes ofereixen productes que no es poden trobar a cap altre lloc de Barcelona. La Boqueria és un dels recintes tancats que rep més turistes: hi passen de mitjana 50.000 persones al dia, és a dir, gairebé 15 milions de visitants a l'any.

http://beteve.cat/boqueria-mercat-veins/

Divendres, 10 de febrer de 2017
El País

Colau prohíbe las degustaciones en las paradas del mercado de La Boqueria

El Ayuntamiento anuncia el cierre del mercado durante una semana en 2018 para cambiar el pavimento

El Ayuntamiento de Barcelona quiere prohibir las degustaciones de alimentos en las paradas
del mercado de La Boqueria. Su objetivo es evitar que se consuman alimentos por los pasillos del mercado. También quiere prohibir la venta de productos que no estén envasados, empaquetados y precintados. La modificación no afecta a la venta de fruta pelada y cortada dentro de recipientes de plástico, siempre y cuando se consuma fuera del mercado.

Jaume Collboni, teniente de alcalde de empresa, ha presentado esta mañana el paquete de medidas para “recuperar la Boqueria” y “continúe siendo un mercado de barrio donde el turismo no tenga un impacto negativo”. Collboni ha anunciado la inversión de 3,5 millones de euros para mejorar las infraestructuras del mercado. En el presupuesto están incluidos el rescate de paradas para intentar ampliar pasillos y construir pequeñas islas que oxigenen el interior del mercado. Se realizará un cierre perimetral del recinto, mejorará la iluminación y se pavimentará de nuevo su interior. La concejal de Comercio y Mercados, Montserrat Ballarin, ha admitido que la Boqueria deberá permanecer cerrada a los clientes “esperemos que sólo una semana entre enero y febrero de 2018 para realizar esta obra”.

Ballarín ha anunciado 29 acciones. “Veinte se podrán llevar a cabo este año y nueve necesitan una modificación de la ordenanza de Mercados”. La concejal ha aclarado que la Boqueria actual se encuentran con varios problemas: “Hay un 20% de paradas que han incorporado productos de consumo inmediato destinado a turistas. Estas paradas se concentran en el acceso de La Rambla y supone una barrera para el resto de tenderos. No queremos que la gente vaya comiendo dentro de la Boqueria. El mensaje que lanzamos: Mano dura con los excesos de paradas con productos elaborados para consumir in situ”.El Consistorio pretende equilibrar la oferta comercial con las necesidades actuales del mercado y por eso realizará estudios. “No se podrán implantar más bares, ni las paradas podrán incorporar un mostrador”, ha concluido la titular de Mercados.

La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, ha anunciado una regulación que no diferencie entre las terrazas de los porches del mercado y del interior de la Boqueria. Además, se ampliará la prohibición de acceso a grupos organizados de más de 15 personas. En la actualidad se prohibía los viernes y sábados desde la apertura hasta las 15.00 y ahora será durante todo el día. Ballarín asume que hasta ahora había “picaresca”, pero asegura que el Consistorio aumentará la seguridad para impedirla.

La titular de mercados se ha negado a proporcionar la cifra de bares que actúan de forma encubierta dentro del mercado. También se ha negado a proporcionar el número de paradas que el Consistorio pretende adquirir para esponjar el interior del mercado y hacer los pasillos más amplios. “Estamos en periodo de negociación”, ha concluido.

Por su parte, El portavoz de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn, ha advertido que fomentar la comida para llevar en La Boqueria “ocasionará más problemas en su entorno”. Para Forn, rechazar que en el mercado haya degustación va en contra de lo que se promueve en otros mercados remodelados. CiU apuesta por elaborar una ordenanza específica para La Boqueria.
Por su parte, Javier Mulleras, portavoz adjunto del PP en el Consistorio, advirtió que el equipo de gobierno “ni afronta, ni resuelve los grandes problemas del mercado como son la masificación del turismo y las terrazas de los porches”.

Ayer, desde varias charcuterías y pescaderías seguían vendiendo trozos de jamón o calamares rebozados en papeletas para que clientes ocasionales y, sobre todo, turistas degustaran sus exquisiteces. Una familia de origen asiático se enfrentaba a media tarde a una langosta recién cocinada y preparada para hincarle el diente en un pequeño mostrador improvisado. Una imagen que, todo apunta, desaparecerá en breve.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/02/09/catalunya/1486645666_542407.html

Divendres, 10 de febrer de 2017
La Vanguardia

El PP ve ineficaces las medidas del gobierno municipal para la Boquería

El portavoz adjunto del PPC en el Ayuntamiento de Barcelona, Javier Mulleras, ha asegurado que las medidas en la Boquería anunciadas hoy por el gobierno municipal "ni afrontan ni resuelven los grandes problemas" de este mercado, como la masificación del turismo y las terrazas de los porches.
"El mercado más emblemático de la ciudad continuará siendo una asignatura pendiente para Barcelona", ha vaticinado el portavoz popular en un comunicado.

El equipo de gobierno del consistorio prevé que el ayuntamiento invierta 3,5 millones de euros hasta 2019 en mejorar la infraestructura del mercado municipal, actuaciones de promoción y cambios en la ordenanza de mercados.

Entre las primeras medidas que se aplicarán, antes de Semana Santa, está la de prohibir el acceso de grupos de más de 15 personas durante toda la jornada de los viernes y sábados -hasta ahora era solo hasta las 15:00 horas-, incrementar la seguridad privada y contratar agentes cívicos para impedir comportamientos incívicos.

Para el portavoz Popular, la masificación turística no se va a solucionar con la presencia de agentes cívicos, sino con medidas concretas sobre el acceso de grandes grupos turísticos.
Mulleras considera también que ninguna de las medidas presentadas por el gobierno municipal plantea una solución al recorte de terrazas de la Boquería, "problema que lleva enquistado desde el verano pasado sin que se haya solucionado".

Por otro lado, Javier Mulleras ha denunciado que el gobierno municipal pretende abrir la puerta a eliminar las concesiones de los quioscos de La Rambla -que forman parte del mercado de la Boquería- exponiéndose a nuevas demandas millonarias contra el ayuntamiento.
La medida que el gobierno de Barcelona en Comú-PSC presentará en la comisión municipal de Economía y Hacienda prevé destinar un millón para el rescate de concesiones y traslado de paradas. 

http://www.lavanguardia.com/politica/20170209/414194236247/el-pp-ve-ineficaces-las-medidas-del-gobierno-municipal-para-la-boqueria.html

Divendres, 10 de febrer de 2017
El Periódico

La Boqueria prohibirá las degustaciones en las paradas

El ayuntamiento obligará a que los productos listos para comer se vendan envasados y se consuman fuera del mercado

Una inversión de 3,5 millones en dos años incluirá mejoras en el recinto y ampliación de las zonas de paso

El único mercado de Barcelona donde es posible encontrar a más gente masticando que cargando una cesta de la compra, la Boqueria, quiere ahora revertir esa situación. Pretende volver a ser un equipamiento vecinal y no una atracción turística. Y la estrategia para tratar de conseguirlo pasará por prohibir la degustación in situ en los puestos de mercado, limitando los porcentajes de producto fresco y preparado a la venta, y obligando a los operadores a envasar o precintar ese alimento que está listo para llevar a la boca, de modo que los turistas no usen el mercado como comedor. Es uno de los ejes del plan del Ayuntamiento de Barcelona para “recuperar la Boqueria para el vecindario y la ciudad”, que cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros hasta el 2019.

El consistorio ha presentado hoy jueves este conjunto de iniciativas, que la próxima semana llevará a la Comisión de Economía en forma de medida gobierno, con el propósito de elaborar una normativa que se presentará para su aprobación inicial antes de medio año, si logra el apoyo suficiente del resto de grupos políticos. La idea de evitar que la gente coma allí mismo lo que compra (a excepción de los bares) es fundamental para frenar la continua evolución del recinto como eje de degustación para el turista en detrimento de la compra tradicional, cuenta la concejala de Comercio, Montse Ballarín. También lo es para descongestionar la Boqueria, donde siempre hay gente plantificada en los pasillos masticando a dos carrillos.

Para evitarlo, los operadores tendrán que envasar, envolver y precintar los productos elaborados para consumo directo (desde frutas hasta embutidos), de modo que quien los adquiera se los lleve. Una mercancía que tendrá que ser preparada en el establecimiento o por el proveedor de la materia.
Los puestos de venta tendrán predeterminado el porcentaje mínimo de producto fresco obligado para equilibrar la oferta de este y de preparado. Este punto quedará recogido en la nueva normativa, que podría articularse como modificación de la Ordenanza Municipal de Mercados o como nuevo reglamento interno de la Boqueria. Ese mayor control municipal se ejercerá también obligando a los vendedores a presentar una memoria de la orientación comercial cada vez que haya una petición de obras de mejora en un puesto.

Pero sobre todo, se acompañará de más recursos para vigilar su cumplimiento, de sanciones para los que no sigan las reglas del juego, y de revisiones bienales para comprobar si la oferta y la demanda del mercado están ajustadas.

MOSTRADORES INCLINADOS

No obstante, más allá de la consumición a pie de puesto de venta, se quiere acabar con los establecimientos que, según la concejala de Ciutat Vella, Gala Pin, ejercen de “bares encubiertos”. No son pocas las paradas donde uno picotea junto al mostrador y hasta le pueden servir una bebida. Para evitar esta picaresca, los puestos no podrán tener mostradores ni aparadores planos, sino que deberán ser inclinados. Inspecciones periódicas garantizarán la medida.

La otra forma de consumición en directo, en los bares, funcionará como hasta ahora pero se ratifica que no se podrán abrir más barras.

Otro tema candente en lo referente a la oferta de degustación es el de los locales ubicados en el perímetro, bajo los porches, que en los últimos meses han estado en jaque al no conseguir autorización para sus terrazas. El área de Mercados y el distrito regularán el espacio que podrá ocupar cada una y el tipo de mobiliario, así como el total de veladores, sin saturar el espacio.
Liberar zona de paso y volver a atraer al comprador del barrio (y de la ciudad) es una de las prioridades del plan municipal para descongestionar el mercado más icónico de la ciudad, convertido casi en museo para los turistas. Con ese reto, ha explicado Ballarín, el ayuntamiento invertirá un millón de euros en adquirir algunas paradas y favorecer traslados que abran espacios en los cuatro cuadrantes en que se divide el recinto. Es una práctica habitual en los mercados municipales que se han ido remodelando y ajustando su oferta alimentaria a la par que se ganaba en comodidad para el usuario. De hecho, la Boqueria ya tiene hace tiempo bastantes puestos amortizados y pendientes de derribo con ese fin.

Las mejoras contemplan forzosamente un apartado de obras, que se planificarán este año y se ejecutarán a principios del 2018. Contra reloj y en apenas una semana, está previsto renovar todo el pavimento del mercado, haciéndolo uniforme, así como crear un cierre perimetral del recinto, con una inversión de 1,5 millones de euros. Otros 400.000 serán para instalar un nuevo sistema de recogida de humos para mejorar la ventilación.

Restricciones para los grupos turísticos

Barcelona endurecerá las condiciones que impuso en el 2015 para evitar las aglomeraciones provocadas por las visitas guiadas con grupos de turistas. La prohibición de que accedan grupos organizados de 15 o más personas se ampliará a las jornadas completas de los viernes y sábados de abril a octubre. Para supervisarlo se reforzarán los controles, con la contratación de agentes cívicos que informen a los visitantes sobre dicha normativa, y pasando de las actuales 17.000 horas anuales con vigilancia privada a un total de 18.000. Para hacer más fluido el tránsito por este equipamiento también se mejorará la señalización del mercado para acceder a sus servicios y espacios (lavabos, aula gastronómica, aparcamientos...) y sobre conductas prohibidas en la instalación. A petición de los comerciantes, también se realizará una limpieza extraordinaria del recinto y de sus techos.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/boqueria-prohibira-las-degustaciones-las-paradas-5796402

Diumenge, 12 de febrer de 2017
El País

“Quieren un pesebre, no un mercado”

Comerciantes de La Boqueria se oponen a la regulación del Ayuntamiento que pretende acotar la venta de comida para llevar

La Boqueria sigue en el punto de mira. El Ayuntamiento de Barcelona anunció el jueves que va a prohibir dentro del mercado los bares encubiertos en paradas, el consumo de alimentos en los pasillos y la venta de productos elaborados que no estén envasados, empaquetados y precintados. Ayer, los clientes eran los mismos de cada día pero entre los tenderos sólo había un tema de conversación. “Juegan políticamente con La Boqueria”, sentenció una frutera

La mayoría de paradistas no habían sido informados “oficialmente” de los cambios más allá de lo que habían leído en los medios. “La fruta está envasada por lo que se podrá seguir vendiendo”, afirmaba la frutera. Aún así, el miedo entre los comerciantes era evidente. Todos quisieron guardar el anonimato. “Entre nosotros discutimos, cada uno tiene sus intereses”, lamentó una joven enfundada en un delantal

La Boqueria guarda un orden dentro del desorden. Entrando por la Rambla, los tenderos que optan por la comida para llevar que perseguirá ahora el Consistorio se distribuyen de forma mayoritaria en el lado derecho. Allí hay tiendas que en principio son fruterías donde se puede llegar a comprar los tradicionales burritos mexicanos, pinchos o cucuruchos de calamares.
“El problema es que nadie ha parado esto. Sanidad no ha investigado nunca”, argumenta una carnicera. “Las fruterías han pasado años de penurias. Creo que no se les puede atacar por vender producto cortado. Eso sí, que alguien investigue por qué un zumo aguanta dos horas sin que le pase absolutamente nada”, deja caer.

“Se está demonizando al guiri y yo vendo sin preguntar nacionalidades. Tengo permisos para vender un 20% de productos elaborados, burritos, pinchitos… Si el problema es si se lo precinto o no, pues envolveré el burrito como envuelvo un bistec, pero una vez me lo hayan pagado a mí me da igual si se lo come en el pasillo o en las Golondrinas”, ironiza un charcutero. “Hay gente que lleva 50 años vendiendo de una manera como si la sociedad no cambiara. El turista es un nicho de mercado y todos tenemos derecho a ganarnos la vida”, defiende.

“Se está demonizando al guiri y yo vendo sin preguntar nacionalidades"

Una pescadera de las del óvalo central de La Boqueria sentencia: “Si lo que quieren es que estemos aquí para que vengan los turistas a hacernos fotos como si fuésemos un belén, que nos paguen como figurantes. Si no, nos tienen que dejar modernizarnos y ganarnos la vida. La Boqueria no tiene barrio. Los pocos clientes que tengo pueden irse mañana cuando abran [el nuevo mercado de] Sant Antoni”.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/02/10/catalunya/1486754816_458098.html

Diumenge, 12 de febrer de 2017
El País

Mor María Dolores Boadas, ànima de la cocteleria més antiga de Barcelona

La propietària del mític bar del carrer Tallers va morir el dia 10 de febrer, als 81 anys
María Dolores Boadas va morir aquest 10 de febrer, als 81 anys. Havia nascut, com qui diu, al bar Boadas, al costat de La Rambla, el 1935. Aquest dilluns, 13 de febrer, se celebrarà una cerimònia de comiat al tanatori del carrer de Sancho de Àvila de Barcelona a les 10:30 hores.

Ella va continuar la feina que havia encetat el seu pare, Miquel, amb l'obertura de la cocteleria al cor de la Barcelona republicana del 1933, dos anys abans del naixement de María Dolores. Aquest espai triangular, petit, replet d'història i d'aromes, es va convertir durant la vida de la seva propietària en una referència per a generacions de barcelonins i forans, des dels temps d'Orwell, Benavente o Opisso fins als gourmets més exigents del món de la cocteleria.

http://cat.elpais.com/cat/2017/02/12/estilo/1486895750_389407.html

Diumenge, 19 de febrer de 2017
El Periódico

Los guías turísticos rechazan una Barcelona masificada de visitantes

El colectivo se queja del intrusismo de las multinacionales "sobre los que no hay ningún control"

El guía turístico con el paraguas, pegando gritos, tratando a los forasteros como ganado, inventando más allá de lo poco que conoce. Esa imagen borrosa, irreal de la profesión, se ha hecho carne este domingo en Barcelona en forma de visitas gratuitas para los nativos. Decenas de guías han prestado su conocimiento esta mañana con un doble objetivo: demostrar que esta es una actividad seria y que ellos, aseguran, son los primeros que no quieren que el turismo se descontrole.

Han congregado a los curiosos, después de convocarlos a través de las redes sociales, en la Rambla, en el Born y en Montjuïc. Pero también en Montserrat, Lloret de Mar, Girona y Sant Feliu de Guíxols. Begoña Blanco, presidenta de la asociación de guías Aguicat, explica que este es un trabajo rodeado de malos tópicos, y que por eso han querido hacerse visibles. En una ciudad en la que el turismo no deja de crecer -se prevén 74 nuevos hoteles a corto plazo-, lamenta que a este colectivo le haya tocado pagar los platos rotos. Porque son muchos los que consideran que la capital catalana hace tiempo que experimenta una cierta saturación de visitantes. "Nosotros somos los primeros que queremos que esto no pase. Primero, porque también vivimos aquí, y segundo, porque no quiero que mis clientes me digan que no están a gusto porque hay demasiada gente en los lugares que visitamos. Quiero un turismo de proximidad, que puedan ir a la bodega de toda la vida".

VISITAS SIN LEY

Aguicat, asociación con un año de vida, está formada por 277 guías de los 3.000 que hay censados en toda Catalunya. El 80% de estos profesionales son autónomos. "Nos toca buscarnos la vida por todas partes, pero también reciclarnos y formarnos". En esa labor por ganarse la vida, sostiene Blanco, tienen que lidiar "con un intrusismo cada vez mayor". "En la calle no es ilegal, pero sí lo es en los lugares declarados bien nacional de interés común, donde solo podemos trabajar nosotros, un profesor con su alumnado o un empleado del recinto". También se queja de las multinacionales que desembarcan en Barcelona incumpliendo las normativas municipales -como las excursiones en bici vetadas en ciertas calles del Gòtic-. "No sabemos de dónde salen ni qué hacen. ¿Qué explican a los turistas? no hay ningún tipo de control".

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/guias-turisticos-rechazan-una-barcelona-masificada-5847543

Diumenge, 19 de febrer de 2017
El País

Opinión. Patricia Gabancho
Vasitos de fruta cortada

Se quiere rescatar a La Boqueria de las fauces del turismo. Pero el problema es la Rambla, por la que pasan 78 millones de personas al año

Con buen criterio y pertinaz voluntad, el gobierno municipal intenta arrancar el mercado de La Boqueria de las fauces del turismo depredador. Aunque no estoy segura de que empezar por la fruta cortada sea eficaz. El problema de La Boqueria es que sale en las guías —un mercado fascinante, un mercado único—, y los turistas quieren esa foto y ese vago recuerdo de bullicio y olores. La fruta es la consecuencia: tan lleno de gente, tan obstruido, que los ciudadanos ya no compran y hay que poner género que pueda llevarse el turista. O sea que primero es el turista y después la fruta, aunque entiendo que la fruta es simbólica. Y también es una cuestión de dignidad: no nos sometemos a vuestras apetencias, La Boqueria es otra cosa. Ahora se proponen otras medidas, pero a lo mejor habría que empezar por la Rambla.

Esta arteria cordial de Barcelona tiene plan de transformación y ordenamiento escrito desde hace años, pero ahora mismo no está en marcha porque hay trámites burocráticos que sirven de excusa. Sorprende porque este Ayuntamiento es especialmente voraz cuando se trata de quedarse en tutela todos los espacios pendientes de la ciudad. Hacerlo todo y todo al mismo tiempo: la Boqueria y la Via Laietana, el Besòs y el Paral.lel, la Modelo y Can Batlló, la Marina y la Meridiana… uf.

No sé si habrá suficiente conocimiento y suficiente imaginación —las dos cosas— para solucionar todos los problemas urbanísticos de la ciudad, en todo caso habrá que esperar. Aunque la Rambla, que no está en la lista, tiene poca espera. Hablar de la Rambla es hablar de 78 millones de personas para arriba y para abajo cada año. Un capital turístico imbatible y fallido: es el punto de la ciudad que más decepciona al turista. “No hay para tanto”, refunfuñan. Un territorio a recuperar en la mejor acepción de la palabra.

Dejemos el debate de si quioscos o paradas y miremos la Rambla a vista de dron. En un extremo está la plaza de Catalunya, una plaza que no acaba de funcionar, desleída, aburrida, grandilocuente y estúpida. En el otro extremo, la Rambla se deshace en una secuencia estrictamente turística: Colón y la Rambla de Mar hacia el Maremágnum. Turística e incómoda, porque el Moll de la Fusta obliga a cruzar y cruzar calzadas. Mucha gente lo hace, pero es obvio que los circuitos de evacuación de la Rambla no acaban de funcionar correctamente, cosa que induce a los turistas a llegar a la punta y volver atrás. Si la mitad de los ramblistas retornara por otro camino, ya tendríamos una mitad menos de tránsito.

La ciudad hay que pensarla tal como funciona. No tiene sentido esperar que los vecinos del Raval “ocupen” la Rambla, ni siquiera que la crucen, porque los vecinos del Raval se quedan en el Raval. Los que deambulan son los turistas, que picotean aquí o allá. Y es obvio que los barceloneses necesitan otra oferta flanqueando la Rambla, que sólo puede ser cultural, un Passeig de la Cultura, una Setmana de la Cultura, lo que sea, ya lo he comentado en otra ocasión.

Lo que intento establecer es la necesidad de rehacer las puntas de la Rambla. Hace falta un Moll de la Fusta vivo, potente, donde instalar, digo yo, caricaturistas y estatuas, como si fuera el South Sea Port de Nueva York —allá donde los horteras comen ostras con ketchup—; que lleve a los turistas más allá, hacia la Barceloneta, estableciendo circuitos nuevos y más largos, drenando la Rambla.

Tenemos que volver a aprovechar el puerto como centro de atracción, como postal romántica, mejorando la isla del Maremágnum, buscando incluso un atractivo en el Port Olímpic, tan degradado. Y, ¿por qué no?, mirando también hacia el Paral.lel, que tenía con la Rambla un pacto hace mil años caducado. Esto no es tema para un concurso internacional, como está hoy previsto, para calcular el ancho de la plataforma central de la Rambla. Se trata de hacer ciudad, y de hacer ciudad turística. Ordenar, pensar, actuar.

Para el turista es más gratificante la ciudad en la que puede compartir los circuitos con el vecino y pasar desapercibido; para el vecino es justamente lo contrario. En Barcelona, que es densa y con usos muy complicados del espacio, no funciona ni una fórmula ni la otra: el turista se apropia a la brava de zonas enteras y las desertiza. Tenemos un modelo de depredación que necesita algo más que precintar vasitos de fruta cortada. Eso sí, la buena noticia es que algo se mueve.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/02/19/catalunya/1487529233_233138.html

Dilluns, 20 de febrer de 2017
Betevé

Els restauradors defensen que les terrasses sota els porxos no són competència municipal

El Gremi de Restauració presentarà un recurs contenciós administratiu després que l’Ajuntament hagi anunciat que regularà les terrasses dels porxos de la Boqueria. La discrepància s’estén a altres places porxades

El debat sobre qui ha de regular les terrasses que hi ha sota els porxos fa molts anys que hi és. Segons el Gremi de Restauració de Barcelona, aquest espai és de titularitat privada i queda fora de l'abast municipal. Després d'anar als tribunals per la distribució de terrasses aprovada a la plaça de Masadas, a Sant Andreu, ara el Gremi de Restauració ha confirmat a betevé que també presentaran "sí o sí" un recurs contenciós administratiu per l'ordenació que es preveu als porxos de la Boqueria.

La polèmica de les terrasses als porxos de la Boqueria ve de lluny. Pel Gremi de Restauració, l'estira-i-arronsa amb l'Ajuntament va tocar fons quan, l'estiu passat, la Guàrdia Urbana va retirar taules i cadires per manca de llicències i els propietaris les van tornar a posar. La situació tensa entre els uns i els altres va acabar amb quatre permisos temporals en espera de resoldre la qüestió. La solució, finalment, ha arribat i, el districte de Ciutat Vella i l'Àrea de Mercats regularan conjuntament les terrasses de bars i restaurants ubicades sota els porxos.

El Gremi de Restauració considera aquesta regulació una intromissió que limita el dret a la propietat privada, ja que creuen que l'Ajuntament no té competències sota els pòrtics. Asseguren que disposen d'un informe elaborat per una catedràtica de dret administratiu de la Universitat de Barcelona que els dona la raó. Per l'Ajuntament, l'espai sota els pòrtics és de propietat privada però d'ús públic. "Estem molt tranquils perquè els serveis jurídics municipals diuen que la regulació de l'espai sota els porxos ha ser per part nostra", ha sentenciat Gala Pin, regidora de Ciutat Vella.

Què diu la normativa actual?

Segons l'Ajuntament, les terrasses sota els porxos han de ser objecte d'una distribució prèvia o una ordenació singular. Les primeres les impulsen els districtes a iniciativa pròpia en aquells espais que tenen unes característiques peculiars i requereixen normes adaptades a l'espai, com és el cas de la plaça de Vicenç Martorell, a Ciutat Vella. Les ordenacions singulars també tenen aquests trets, però ja està estipulat a l'ordenança de terrasses que hauran de tenir una regulació pròpia, tal com passa amb la plaça Reial.

De moment, només la plaça de Masadas, a Sant Andreu, disposa d'una distribució prèvia aprovada. La resta, com la Reial o Vicenç Martorell, estan pendents del visitiplau definitiu. Mentre les normatives concretes no s'aproven, la zona es regula per l'ordenança general de terrasses.

http://beteve.cat/els-restauradors-defensen-que-les-terrasses-sota-els-porxos-no-son-competencia-municipal/

Dimarts, 21 de febrer de 2017
Pàgina Web del Districte de Ciutat Vella

Els veïns de la Rambla debaten el futur del passeig

Dijous passat el Cafè de l’Òpera va acollir una trobada convocada pels Amics de La Rambla on veïns i veïnes van poder compartir propostes sobre el futur del passeig i posar en comú experiències i idees per a transformar-la en una via agradable i acollidora oberta a tots els barcelonins i barcelonines.

Els assistents van fer interessants propostes com la d’organitzar activitats culturals i concursos a la Rambla per atraure a infants i joves, així com d’altres que ajudin a sensibilitzar l’opinió pública i que recordin que la Rambla és per a tots els ciutadans de Barcelona. Una de les propostes concretes que van sorgir va ser la de demanar recuperar l’antic quiosc modernista de Canaletes.
Els temes principals de debat van girar a l’entorn de la importància del civisme a la Rambla, sobretot durant les nits, així com la preocupació del veïnat per l’augment de captadors de tot tipus de negoci  com ara  el de la restauració, l’oci nocturn, i les associacions cannàbiques,  que a certes hores, van expressar alguns dels assistents,  no faciliten el passeig per l’avinguda.
Altres temes tractats  van ser  el de la reivindicació de la Boqueria com un mercat adreçat als veïns i veïnes del barri  i no tant al visitant ocasional, el control dels pisos turístics il·legals, el manteniment dels elements patrimonials, la neteja i l’ordre del passeig per part dels comerciants o els terminis en l’aplicació del Pla Especial d’Ordenació de la Rambla, que es va aprovar l’any passat i que conté mesures com l’eliminació de l’aparcament en superfície i la desaparició dels espais dels antics ocellaires i d’altres elements com els armaris de serveis o les cabines telefòniques.
Pla Especial d’Ordenació de la Rambla: un passeig per als veïns i veïnes del districte i de Barcelona
La primavera passada l’Ajuntament de Barcelona va aprovar el Pla Especial d’Ordenació de la Rambla. El seu principal objectiu és recuperar aquest eix emblemàtic per a la ciutadania  per   aconseguir que els barcelonins se la tornin a sentir seva, alhora que protegir el seu conjunt patrimonial i preservar els valors i elements propis de la seva identitat.  La seva implementació vol revertir situacions com ara les expressades pels veïns i veïnes i transformar el paisatge de la Rambla en un àrea amb baixos amb identitat, pisos per treballar-hi i per viure-hi i negocis que s’acostin a les necessitats ciutadanes i no estiguin tan vinculats a l’oportunisme turístic.
Concurs per al disseny de la Rambla del segle XXI
Properament l’Ajuntament de Barcelona presentarà les bases del concurs per a la definició d’estratègies d’actuació i urbanització de la Rambla, que es va anunciar l’any passat quan es va presentar el Pla Especial d’Ordenació.

http://lameva.barcelona.cat/ciutatvella/ca/noticia/els-vezns-de-la-rambla-debaten-el-futur-del-passeig

Diumenge, 19 de febrer de 2017
Facebook de Gala Pin

SEÑORES DE LA NOCHE

Ha sido un error no ir explicando los encuentros y reuniones con los promotores del ocio nocturno del distrito. Sobre todo, con aquellos que disponen de más locales. Ha sido un error porque hubiera ayudado a contextualizar mejor la historia que voy a explicar, a mostrar cómo se trata de uno más, de un episodio de tantos otros de "al final se va a hacer lo que yo quiero". [1]

Así que intento ir subsanando el error. Hoy vamos a hablar de Rambla 15 y Rambla 17. Aquel local de la Rambla, si lo recordáis, era un show erótico. En otoño de 2015 se publicaba la noticia de que sus propietarios planeaban abrir una discoteca en aquellos dos locales. http://www.cerodosbe.com/…/los-reyes-de-la-noche-barcelones… Después de ver la noticia en prensa, se le notifició por carta en varias ocasiones a los propietarios que, a pesar de su anuncio, aquel lugar no podría ser una discoteca. Hay dos motivos para ello, uno es la licencia que tiene el local (de Peepshow, no es la que nos gustaría que tuviera, pero es la que tiene), y el otro, es que hay contigüidad con vivienda. Es decir, que justo arriba los pisos que hay son viviendas, vive gente. Esta vez, la normativa responde al sentido común, y dice que no puede haber una discoteca debajo de unas viviendas.
A partir de aquí, empezó lo que los vecinos han descrito como "presiones" para que vendieran sus pisos. No todos los pisos están habitados de manera permanente, algunos de los propietarios no viven en los pisos, lo cual hace que haya vecinos más asustados que otros por la llegada de una discoteca.

Un día, bajando por la Rambla, me fijé en las obras que estaban haciendo, una obra que afectaba a elementos estructurales. Los vecinos de la zona también alertaban de obras que no parecían concordar con la licencia. Enviamos una inspección, y efectivamente estaban haciendo una obra mayor con un permiso de obra menor. A parte, habían reconstruído y ampliado un "cobertizo" del patio interior del número 15 para convertirlo en una sala. Ese "cobertizo" tenía que derruirse, no convertirse en una sala de una discoteca. Finalmente, se les precintaron las obras y se les requirió a restituir la legalidad, como, por ejemplo, volver a reconstruir la pared que separaba los dos locales.
Los vecinos seguían alertando de llamadas insistentes para que vendieran sus pisos. Me reuní con los promotores por si las notificaciones y el precinto no eran suficientes. El objetivo de la reunión era recordarles que allá no podían hacer una discoteca, y que con un permiso de obra menor no se puede hacer una obra mayor. "Ostras Gala, pues no lo sabíamos, no volverá a ocurrir" #LoSientoMuchoNoVolveráAOcurrir. Esa afirmación me hizo pensar que o bien, en el resto de locales que tienen por la ciudad, han hecho obras ilegales, o bien, me tomaban por idiota. O bien las dos cosas a la vez. Negaron ninguna presión a los vecinos, a los que afirmaban estar "cuidando", convencidos de que su nuevo negocio no podía sino traer cosas positivas a la zona y a los residentes de la zona. La actitud respecto a los vecinos ha ido cambiando hasta volverse más amable. Pero el quid de la cuestión es "para que mi negocio sea viable, me molestan los vecinos, y por eso, a golpe de talonario, los acabo echando" (no es una transcripción literal de ninguna frase, es un resumen coloquial de una actitud). Con una oferta económica, eso sí, pero el resultado que se busca es dejar de tener vecinos para tener una discoteca, que es un negocio rentable.

Dejadme que haga un paréntesis sobre el ocio nocturno. Todo el mundo tiene que poder salir a divertirse, bailar, disfrutar, claro que sí. Y esto tiene que ser compatible con al menos un par de cosas. La primera y más importante, el descanso vecinal. El ruido afecta a la salud de la gente, hay personas realmente enfermas por no poder descansar. La segunda, es el cumplimiento por parte de los locales de las normativas vigentes, desde las municipales, hasta las estatales http://www.ideal.es/…/hacienda-registra-durante-seis-201609…, y con evitar malas prácticas o determinadas actividades. El triángulo Escudellers, Rambla, Arc del Teatre es una zona a la que llamamos "el triángulo de la muerte". A la concentración de locales se suma el hecho de que el público visitante (que es un porcentaje no menor de los usuarios de esta zona) muchas veces, y más de noche, no tiene un cuidado del espacio público y del entorno, esa concentración llama también a la economía informal y la zona se convierte en un espacio que no es precisamente compatible con el descanso y la vida vecinal. Evidentemente, hay locales de ocio (generalmente no son de grandes grupos) que tienen buenas prácticas y son conscientes de que su actividad tiene ser compatible con el entorno y se esfuerzan mucho por cumplir ordenanzas, leyes y normativas.

Anécdota ilustrativa de la actitud de grandes grupos de ocio nocturno: reproduzco una conversación en una reunión después de que, tras varios avisos, se les precintaran los equipos de música de una parte de unos locales que tienen en el distrito.
"Pero Gala, es que nosotros no lo sabíamos, no sabíamos que no podíamos hacer eso, lo hemos hecho siempre y nunca nos han dicho nada"
"No sabíais que teníais que cumplir la normativa? Pues tenéis que cumplirla, como todo el mundo, llevamos meses diciéndooslo."
"Pero qué normativa??"
"Pues la de Barcelona, no va a ser la de Sabadell".
Poco después, tuve una reunión con un representante de un sector primo hermano del ocio nocturno https://www.facebook.com/gala.pin1/posts/1004226873024356, éste empezó la reunión alertándome de que eso que habíamos hecho en esos locales en los que habíamos precintado los equipos de música (aplicar el cumplimiento de la normativa) era una barbaridad, y que yo no podía obligar a aplicar la normativa "si no beneficiaba a nadie directamente". Hay situaciones que me hacen sentir que mi interlocutor habla en geonosiano y yo en klingon [2]. La misma sensación que cuando los promotores de estos locales, de manera reiterada, nos querían invitar al conseller tècnic y a mí a cenar y "unas copas" para explicarnos las virtudes de sus locales nocturnos, y nosotros, de manera reiterada, rechazábamos la oferta. Reuniones formales todas las que sean necesarias, espacios de informalidad, no. https://twitter.com/galapita/status/745151704291647488

Bien, actualmente, Rambla 15 está cerrado a la espera de que restituyan la legalidad de las obras que habían hecho de manera ilegal. Rambla 17 está abierto, sin operar de discoteca, aunque con una pista de baile. Su intención es convertir esos dos locales en una discoteca, la nuestra es reducir la actividad del ocio nocturno en la zona. Ahora mismo su licencia no les permite hacer una discoteca.
Se supone que para solventar la situación, compraron una licencia de restaurante a un empresario que tiene un restaurante en la Rambla, pero que no es propietario del local en el que está el restaurante, y el propietario de ese local ha negado a que se traslade la licencia a otro sitio. Así que tienen una licencia de restaurante que pueden usar en otro edificio, que no es Rambla 15 y Rambla 17. Los propietarios de los locales de Rambla 15 y 17 han explicado en varias ocasiones que quieren hacer un restaurante-discoteca.

La licencia que tienen ahora mismo en el 15 y el 17 de Rambla no les permite hacer de discoteca. En realidad, el problema radica en una «trampa» inicial: pretender hacer una discoteca sin tener la licencia para ello (y sin que pareciera importar si la tenían o no). También aseguran que el gobierno anterior estaba completamente de acuerdo con que esa zona se convirtiera en una zona de ocio nocturno con calidad (este es un argumento recurrente "el anterior gobierno nos dijo que sí y que estaba muy de acuerdo". Seguramente es cierto en algunos casos, y en otros no. Si lo fuera en todos, vivir ahora mismo en Ciutat Vella sería absolutamente inviable). Varios vecinos y entidades de la zona afirman que a las personas que viven justo encima les han ofrecido un cheque en blanco "poned vosotros la cantidad" para comprar las viviendas y hacer oficinas. O simplemente, para no tener contigüidad con las viviendas.

Hay algunos vecinos del Gòtic y del Raval que se acaban enterando de todo. Algunos de esos vecinos nos explicaban que "la última" era que los propietarios del local le han dicho a los vecinos que el ayuntamiento lo que quiere que vaya ahí es una "casa de putas" y que tienen una oferta de un grupo serbio para comprar los locales, que por eso es mejor que acepten y dén conformidad a que haya una discoteca. Preguntados los propietarios de los locales, han negado que ellos jamás hayan dicho nada así.

Tal vez suene a klingon, pero me parece increíble que haya gente que piense que a golpe de talonario podrá determinar una zona de la ciudad, además, de una arteria tan emblemática como la rambla, y que el ayuntamiento se va a quedar de brazos cruzados mirando. Recuperar la Rambla también es evitar el "todo vale".

[1] Ese mismo mensaje (con un tono muy amable, eso sí, el tono siempre es amable) es el quedaban los promotores del Teatro Principal cuando les dijimos que no podían hacer de discoteca en la sala del teatro. http://ccaa.elpais.com/…/05/catalunya/1486317893_796412.html
[2] Geonosiano http://es.starwars.wikia.com/wiki/Geonosiano_(idioma)
Klingon https://ca.wikipedia.org/wiki/Klingon_(idioma)

https://www.facebook.com/gala.pin1/posts/1207822292664812

Dimarts, 21 de febrer de 2017
Crónica Global

Los Bordas ofrecen diálogo para abrir el restaurante de Las Ramblas

Los dueños del Grupo Costa Este insisten en los 80 empleos que creará el Shiva Sons y en la "regeneración" del lugar

Tienden una rama de olivo. Ramon y Javier Bordas, dueños del Grupo Costa Este, ofrecen diálogo al Ayuntamiento de Barcelona para lanzar el espacio gastronómico que han desarrollado en los números 15 y 17 de Las Ramblas.

Los conocidos empresarios prefieren no entrar al trapo tras las duras declaraciones de la edil de Ciutat Vella, Gala Pin, que el domingo vinculó la operación al mobbing inmobiliario. El dúo prefiere hacer hincapié en los aspectos positivos del elegante bufé.

"El Shiva Sons es un espacio único en Las Ramblas por su calidad. Además, está en una zona antaño degradada. El cálculo total de puestos de trabajo a pleno rendimiento es de 80 empleados", subraya Ramon Bordas, socio fundador del grupo.

Tras una costosa inversión en un local que antes albergaba un club de peep show o espectáculo sexual, el espacio ha topado con la negativa municipal a validar las licencias de actividad.

"AJUSTADO A LEY"

Preguntada por la cuestión, una portavoz municipal ha insistido en que la corporación se ciñe a la publicación de Facebook (enlace inferior) en la que Gala Pin desgranó su postura del conflicto. En el mensaje, lamentaba la supuesta falta de permisos y apuntaba a posibles episodios de acoso vecinal.

Los promotores, no obstante, destacan la legalidad impoluta del proceso. "En Las Ramblas sólo se puede abrir un restaurante si se permuta una licencia. Es lo que hicimos. Llegamos a un acuerdo con el explotador de un Pans&Company para ello. Está todo a punto, sólo hace falta voluntad política", indican fuentes de la firma.

"Con lo que respecta a los vecinos --continúan las mismas voces--, se ha adquirido un solo piso. El resto no sufrirá, pues se ha encerrado el espacio en una caja. Ha pasado las inspecciones acústicas pertinentes. Será una gran aportación al bulevar".

"LO PREFERIMOS A OTRAS ACTIVIDADES"

En este debate, la asociación vecinal y de comerciantes Amics de la Rambla no ve mal el local. "Era un espacio con licencia de tipo erótico. Ahora será un restaurante de calidad. Desde Amics nos gusta mucho más lo segundo, pues el primer local era un polo de atracción de la prostitución en la zona", ha indicado Fermín Villar, presidente.

"Las normativas están para cumplirlas --ha recordado Villar--. Una vez se respetan las reglas vigentes, no supone ningún problema un negocio nuevo. De hecho, los problemas de Las Ramblas no son los locales: están en la calle".

"Recordemos que los vecinos se van de Las Ramblas por la inseguridad. Por la venta de drogas. Somos una zona de paso y vemos todos los conflictos que desembocan en el puerto. Si los comercios cumplen la normativa, bienvenidos sean. Como decimos, el problema está en la calle", agrega.

TOQUES ASIÁTICOS Y DE NIVEL

Shiva Sons es la última inversión del Grupo Costa Este en la ciudad. Tras cuatro años de obras, si consigue sortear las trabas municipales, servirá comida asiática a un público distinguido y actuará como lounge para tomar una copa tranquila el el icónico paseo. 

Con una superficie de más de 1.000 metros cuadrados, la firma subraya que menos de 100 metros serán pista de baile. En este sentido, los Bordas han pedido cambiar la licencia de espectáculos eróticos por la de un club nocturno al uso.

"Nuestro foco es la gastronomía. Cuando los barceloneses salen a cenar, no piensan en Las Ramblas. Eso es lo que queremos cambiar. Hace poco ha abierto el restaurante Marea Alta en la Torre Colón, dirigido por el chef Michelin Quique Valentí. Shiva Sons es otra aportación a la oferta elegante en la parte baja del paseo", concluye un portavoz del grupo.

http://cronicaglobal.elespanol.com/business/bordas-restaurante-shiva-sons-ramblas_68445_102.html

Dijous, 23 de febrer de 2017
Betevé

L’Associació d’Amics de la Rambla vol que els veïns del passeig ajudin a millorar-lo

L’entitat ha engegat reunions amb els veïns per conèixer-ne de primera mà les queixes i suggeriments

L'Associació d'Amics, Veïns i Comerciants de la Rambla vol conèixer els problemes que tenen els veïns que viuen al passeig i que estan relacionats amb les activitats comercials i lúdiques que s'hi produeixen. Per això han mantingut una primera reunió amb ells i asseguren que se'n faran més.

L'Associació d'Amics, Veïns i Comerciants de la Rambla ha organitzat una reunió amb veïns del passeig perquè vol saber quins problemes els preocupen més. En aquesta primera trobada de l'any els  veïns han tingut ocasió de fer-los arribar les seves opinions. La major part dels veïns han coincidit a indicar que les activitats incíviques i el sorolls són les molèsties més rellevants.
Miquel Moncho va assistir a aquesta reunió. Viu al passeig des del 1949 i per això coneix molt bé com ha canviat en tots aquests anys. Ara assegura que "la vida s'ha tornat molt difícil. La gran part dels problemes són els turistes que es pensen que aquí es pot fer tot. Orinen al carrer, beuen al carrer i embruten molt. Aquest passeig s'ha convertit en una espècie d'autopista de l'excrement".

Mitjancer amb l'Ajuntament

L'Associació d'Amics, Veïns i Comerciants de la Rambla té la intenció de continuar mantenint reunions d'aquest tipus ja que, tal com recorda el seu president, Fermín Villar, "la nostra entitat no és una entitat comercial a l'ús. És una entitat també de veïns i per això creiem molt important saber què passa durant tot el dia, ja que la Rambla de dia i la Rambla de nit són diferents".

Villar s'ha mostrat satisfet pel resultat d'aquesta trobada amb els veïns, que segons apunta "es van mostrar molt disposats a fer que el passeig millori i per això van aportar alguns suggeriments." Villar s'ha compromès a fer de mitjancer amb l'Ajuntament i fer arribar a l'Administració les principals queixes dels veïns de la Rambla.

Diumenge, 26 de febrer de 2017
7 caníbales

Roser Torras, entre las personas más influyentes de la gastronomía

Número 16. En la lista de personas más influyentes del panorama gastronómico de 2016, elaborado por la revista Tapas Magazine,  es el lugar que ocupa Roser Torras, fundadora de la revista 7 Caníbales y de GSR Produccions de Gastronomia, actualmente una de las empresas más potentes del panorama nacional en cuanto a organización de eventos, asesoramiento y comunicación.

Roser Torras fue responsable para España y Portugal del famoso ránking de la revista Restaurant y organiza algunas de las citas gastronómicas más interesantes del sector gastro entre las que destaca San Sebastian Gastronomika  -junto a Diario Vasco en Donosti-; Tast a la Rambla -en Barcelona- o Mercat de Mercats -también en Barcelona-.

Una larga trayectoria que se extiende a lo largo de más de dos décadas y cuyos éxitos le han granjeado el sobrenombre de “la mamma” dado el cariño que le tiene el sector, además de su influencia y buena mano para promocionar la gastronomía y la restauración de este país.

http://www.7canibales.com/snacks/roser-torras-las-personas-mas-influyentes-la-gastronomia/

LA RAMBLA DE BARCELONA

La Rambla és un dels indrets de Barcelona on bull més activitat, una ciutat dins d'una altra ciutat.

Carregant...
x
X