Amics de la Rambla

Amics de la Rambla

Resum premsa sobre La Rambla - Gener 2016

29 de gener de 2016

Dijous, 14 de gener de 2016
La Vanguardia

El Liceu firma acuerdo con Ateneu Barcelonès y amplia los días "After Opera"

La Fundación del Gran Teatre del Liceu acaba de firmar un acuerdo de colaboración con el Ateneu Barcelonès con el objetivo de promover la afición a la ópera entre los socios, a la vez que también ha dado a conocer hoy que ampliará y consolidará los llamados días "After Opera".
El convenio con el Ateneu supondrá el impulso de diferentes actividades como conferencias e incluye condiciones ventajosas para a la hora de adquirir entradas y abonos flexibles la próxima temporada.
Ha sido firmado por el director general del Liceu, Roger Guasch, y el presidente del Ateneu, Jordi Casassas.
Respecto a los días "After Opera", que permiten al espectador alargar su vivencia en el Liceu más allá de la representación operística, los gestores de la institución de la Rambla han avanzado que los ampliarán a funciones de las óperas "Otelo", "Simon Boccanegra", "I Capuleti e i Montecchi", "La bohème" y "Die Zauberflöte".
El público que lo desee podrá tomar un refrigerio en el Saló de los Espejos y tomar una bebida que, en el caso de "Otelo", patrocinará la empresa "Courvoisier". EFE
http://www.lavanguardia.com/vida/20160114/301406072056/el-liceu-firma-acuerdo-con-ateneu-barcelones-y-amplia-los-dias-after-opera.html

Divendres, 15 de gener de 2016
El Periódico

Consenso para regular por zonas la oferta de alojamiento turístico en BCN

Patronales y detractores del auge de visitantes coinciden en aplicar criterios diferentes por barrios
Los afectados reclaman más instrumentos contra la oferta ilegal de camas por días
Eran voces muy diversas y de intereses enfrentados, pero las más de tres horas de reunión participativa sobre la regulación del alojamiento turístico en Barcelona se han saldado la noche de este jueves con algunos puntos de consenso. En especial en lo referente a aplicar una regulación a la carta para cada zona, atendiendo a su actual densidad de plazas de alojamiento turístico, a su afluencia de visitantes y a su fisonomía urbanística. También ha habido coincidencias en reclamar más mano dura contra las camas ilegales, aunque el ayuntamiento ha señalado que esa es otra guerra y que el plan especial en el que ahora se trabaja aspira a regular lo legal y el futuro desarrollo. 

Ha sido la segunda reunión multisectorial que convoca el ayuntamiento con voces muy diversas: representantes de Amfitrions de Barcelona (que alquilan habitaciones ens sus casas y que realizaron una concentración previa a las puertas de la reunión), asociaciones de albergues (Acatur) y pisos turísticos (Apartur y Prohut), el Gremi d'Hotels, Amics de la Rambla, la patronal de agencias de viaje Acave, el Consell de Gremis, la Fundació Barcelona Comerç, Barcelona Oberta, CCOO, el Consell de la Joventut de Barcelona, Ecologistes en Acció, vecinos de la FAVB y de la Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible (ABTS)..., así como el Col·legi Oficial d'Arquitectes de Catalunya.

DIFÍCIL EQUILIBRIO

La concejala de Urbanismo, Janet Sanz, ha acabado la sesión satisfecha por "el consenso sobre los indicadores" planteados y el formato "inédito" para tratar de consensuar a tantos sectores, a sabiendas de que el plan "no lo resolverá todo". A final de mes presentarán una propuesta de regulación por zonas.

Los más de 50 asistentes se han dividido en tres grupos de trabajo y han expuesto su opinión sobre las propuestas municipales, que plantean reducir, mantener o incrementar sostenidamente las plazas de alojamiento, en función de las características de cada zona, como informó este diario el  miércoles. En la nueva reunión, el Gremi d'Hotels ha abogado por no cortar el desarrollo turístico de la ciudad y opinado que incluso frenando hoteles, las grandes atracciones turísticas conllvevarán saturación en algunas zonas. En Apartur han pedido desvincular el turismo de la escasez de vivienda pública y tratar el conflicto de la oferta ilegal.Desde el comercio se solicitaron más datos en el debate sobre la aportación del turismo en la dinamización económica de la ciudad. Mientras que el flanco vecinal ha defendido recortar la oferta en algunas zonas y ha puesto sobre la mesa el efecto de la oferta ilegal en la afectación del espacio público. También se ha quejado de "poca representatividad entre los lobis" convocados, según Héctor Panizo, de la ABTS. Todos aceptan regular según la saturación del territorio, pero tanto los vecinos representados como los ecologistas exigirán filtros en las zonas 'vírgenes'.  

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/consenso-para-regular-por-zonas-oferta-alojamiento-turistico-barcelona-4817416

Diumenge, 17 de gener de 2016
La Vanguardia

El Liceu muda su piel

Frederic Amat planea una obra con 170 anillos para la fachada del teatro

El Liceu va a cambiar de piel. La vieja fachada resistió de pie el incendio de 1994, pero quedó dañada y fue parcheada a la carrera para su reinauguración en 1999. Ahora será restaurada a conciencia. Y sobre ella se dispondrá una intervención de Frederic Amat, compuesta por 170 anillos cerámicos de gres esmaltado, color sangre de buey, cada uno de algo más de un metro de diámetro. Todos ellos se incrustarán en las fachadas del Liceu, tanto en la de Rambla como en la de la calle Sant Pau, a las que darán reflejos luminosos, juegos de sombras y una nueva personalidad. El objetivo del Liceu es empezar las obras en primavera y tenerlas listas para la inauguración de la temporada 2016-2017, tras el verano.

“Es una intervención artística buena para el Liceu y para la ciudad”, indica Roger Guasch, director general del Gran Teatre del Liceu. “Es una apuesta vanguardista y social, que nos permitirá potenciar nuestro edificio y, también, la recuperación del eje de la calle Sant Pau, facilitando la relación desde la Rambla hasta la Filmoteca”, añade Guasch.

“La restauración era inaplazable”, afirma Jordi Rogent, arquitecto asesor del Liceu. Había problemas manifiestos en los balcones, también en la cornisa y en el reloj que corona la fachada. Y se quería instalar un mejor sistema de iluminación. Antes de la reinauguración se cosieron las heridas más graves y se pintó la fachada con criterios más cosméticos que definitivos. La restauración a fondo quedó pendiente. Los ganadores del concurso para llevarla a cabo fueron Lluís Dilmé y Xavier Fabré, arquitectos que secundaron al desaparecido Ignasi de Solà-Morales en la reconstrucción del coliseo operístico.

Frederic Amat tuvo noticia de este proyecto de rehabilitación y quiso sumarse con una intervención artística. Sometió su idea al Liceu, cuya comisión ejecutiva y cuyo consorcio la aprobaron. “Un teatro de ópera debe tener una presencia exterior mayestática, su latido debe sentirse desde la calle. No es el caso del Liceu, que parece ensimismado. La fachada de Rambla tiene poco interés: ni irradia ni imanta. Y la de Sant Pau más parece un seminario o un hotel que un teatro de ópera”, opina Amat. Su fórmula para remediar estas carencias es una colección de anillos, cuyo perfil (de hasta 18 centímetros de anchura en la parte central, y con los extremos afilados) evoca vagamente la serie de esculturas Pájaro firmada por el rumano Constantin Brancusi. Dichas piezas, que producirá el ceramista Toni Cumella, serán atornilladas a las fachadas del Liceu. Atendiendo a la condición de su sede como Bien Cultural de Interés Nacional, la instalación será reversible, aunque la idea es que permanezca indefinidamente en su emplazamiento.

Este plan de rehabilitación y enriquecimiento de la fachada del Liceu se completará con la restauración de cuatro grandes vitrales realizados por Oleguer Junyent en 1904, que representan cuatro escenas wagnerianas. Actualmente son visibles desde el vestíbulo del Cercle del Liceu. Pero no desde la calle Sant Pau, donde quedan tapiados. La idea es restaurarlos, protegerlos con una caja de seguridad de metal y vidrio, y ofrecerlos al disfrute de las personas que circulen por Sant Pau, recuperando la iluminación natural.

¿Cómo afrontará el Liceu, que lleva varias temporadas adelgazando su presupuesto, una obra de esta envergadura, cuyo coste global roza el millón de euros? Pues con mecenazgo privado, a coste cero para el contribuyente. La restauración de las fachadas, que requerirá unos 700.000 euros –de ellos, 196.000 para los vitrales–, se costeará con micromecenazgo y la colaboración de Amics del Liceu. La pieza de Amat, presupuestada en 284.000 euros, la sufragará el coleccionista Josep Suñol, impulsor de la fundación homónima.

El Ayuntamiento de Barcelona ha dado ya su visto bueno al proyecto de restauración de las fachadas, que se pintarán de un tono rosado. El permiso necesario para la intervención de Amat está todavía pendiente de algunos detalles técnicos. “Entiendo que esta intervención puede suscitar opiniones encontradas –dice Amat–. Pero estoy convencido de que es mejor que restaurar el teatro y dejarlo tal como estaba. Debemos ser fieles a su historia, pero no hasta el extremo de petrificarlo. Eso convertiría al teatro en algo parecido a una de las estatuas humanas de la Rambla”.

http://www.lavanguardia.com/cultura/20160117/301457577492/liceu-muda-piel.html

Dilluns, 18 de gener de 2016
El Mundo

Vanguardia en el Liceu

Frederic Amat transformará la fachada del teatro con una intervención artística financiada por el mecenas Josep Suñol

La calle Sant Pau lucirá las vidrieras wagnerianas de Oleguer Junyent

En el canónica De Architectura, el manual arquitectónico por excelencia del siglo I a.C., Vitruvio describió el ideal de un teatro romano. A diferencia del anfiteatro griego, la planta del romano era semicircular y la escena y las gradas formaban una sola estructura. Durante el Renacimiento, Andrea Palladio retomó la forma vitruviana en su espectacular Teatro Olímpico de Vicenza. Y ahora el semicírculo deviene abstracción en una forma esencialista, depurada, que al teñirse de un rojo carmesí, casi bermellón, un rojo operístico, pasional, de sangre y fuego,transformará la piel del Gran Teatre del Liceu. El artista Frederic Amat ha proyectado una nueva fachada para el Liceu, una "instalación performática del siglo XXI que convivirá con el edificio histórico del XIX sin herirse". Y lo ha hecho partiendo del lenguaje perfecto de Vitruvio.

A diferencia de grandes teatros como la Opera Garnier de París, cuya fachada se abre a una plaza, el Liceu no tiene una presencia mayestática. Aunque es un icono en sí mismo, a su fachada le falta potencia", señala Frederic Amat, gran conocedor del cuerpo del Liceu, de sus interioridades y de su arquitectura. Aún recuerda ese "gran esqueleto de fuego" que dejó el fatídico incendio de 1994. Entonces, él diseñó unas obras basadas en las nueve musas para decorar los rosetones del interior de la Gran Sala, pero finalmente fue Perejaume quien pintó los frescos con un delicado paisaje de montañas.

El pasado verano, mientras paseaba por la Rambla, Amat se volvió hacia la desangelada fachada del Liceu. "Le faltaba algo, una allure, una irradiación. Se trata de vestir la fachada, de darle una presencia mayestática", apunta. Y convenció al director general del Liceu, Roger Guasch, para presentarle un proyecto artístico. Como si se enfrentase a uno de sus cuadros, Amat empezó a pintar bocetos, acuarelas, intuiciones sobre papel, paletas cromáticas, trazos rápidos. Y dio con esa forma semicircular vitruviana, que se adapta perfectamente a la platea del propio teatro. Su intervención consistirá en casi 200 círculos de 105 centímetros de diámetro (y 18 centímetros de ancho) que distribuirá a lo largo de toda la fachada .

Aunque en un primer vistazo su obra puede provocar extrañeza y escepticismo (los renders no hacen justicia a sus bocetos), si se visualiza en conjunto los círculos rojos componen una auténtica sinfonía lumínica, una partitura que cambia según la hora del día, con sombras que danzan sobre la fachada, matizadas por el esmalte de la cerámica de Toni Cumella (con quien ya trabajó en su instalación en el Lliure de Gràcia).

La única condición que Guasch impuso es que la intervención se financiara con capital privado. Y aquí entra en juego el mecenas Josep Suñol, coleccionista y amante del arte contemporáneo que difunde desde su fundación en pleno paseo de Gràcia. Suñol aportará los 300.000 euros para realizar la obra de Amat, que va mucho más allá de una simple intervención artística. "Esta intervención no es sólo una apuesta por la vanguardia cultural de Barcelona, también tiene un objetivo social y pretende ser un inicio de recuperación del bajo Raval. Así como el Macba dignificó el corazón del barrio, el cambio de la calle Sant Pau puede ayudar a dinamizar esta zona", reivindica Roger Guasch

La intervención de Amat -que sólo está pendiente de un informe técnico municipal y será reversible para no afectar el edificio patrimonial- se integra en el plan arquitectónico de restauración de la maltrecha fachada del Liceu -financiado por micromecenazgo- y que llevarán a cabo los arquitectos Xavier Fabré y Lluís Dilmé, quienes ya reconstruyeron el teatro tras el incendio de 1994

La tetralogía wagneriana sale a la luz

Toda la potencia y dramatismo wagneriano concentrados en cuatro vidrieras absolutamente exquisitas. Su tetralogía resumida magistralmente en cuatro episodios, una síntesis de Oleguer Junyent, en la mejor tradición modernista. Por primera vez, los cuatro vitrales de Junyent -que sólo se pueden visitar en el Cercle del Liceu- saldrán a la calle con la apertura de cuatro grandes ventanales, blindados con un cristal especial. En el plan de rehabilitación de la fachada también se prevé la restauración de las delicadísimas vidrieras de Junyent que, como Frederic Amat, fue pintor y escenógrafo. La exposición pública del ciclo wagneriano en la calle Sant Pau contribuirá a recuperar un entorno a veces sórdido (sobre todo, de noche) y cumplirá ese "fin social" que persigue Roger Guasch: dignificar el Raval con un eje cultural entre Liceu, Filmoteca y Macba. En este conjunto de vidrieras, Junyent reprodujo el ciclo épico de Wagner con imágenes de las hijas del Rin entre las aguas (El anillo de los Nibelungos), el hechizo de una Brunilda protegida por la lanza de Wotan (El oro del Rin), el idilio de Sígfrid conocido como el murmullo del bosque (La Valquiria) y la muerte del héroe (El crepúsculo de los dioses).

http://www.elmundo.es/cultura/2016/01/18/569b8c19268e3ef4588b45db.html

Dimarts, 19 de gener de 2016
Btvnotícies.cat

La reforma de la façana del Liceu a càrrec de Frederic Amat aixeca controvèrsia

El Gran Teatre del Liceu planeja un canvi de façana polèmic. La proposta, encarregada a l'arquitecte Frederic Amat, vol adornar tota la façana amb 170 anells cargolats de color rosat d'una mica més d'un metre de diàmetre. L'objectiu d'Amat és donar més presència exterior a l'equipament, una restauració que, segons la direcció, va quedar pendent des de l'incendi de 1994

El projecte, que es vol tenir acabat passat l’estiu, també preveu pintar la façana de color rosat i restaurar quatre grans vitralls. Tot plegat, amb un pressupost de gairebé 900.000 euros que es finançarà amb micromecenatge privat.

La proposta dels anells, però, no satisfà tothom. A la plataforma Change.org, per exemple, s’ha engegat una campanya que rebutja aquesta actuació. L’Ajuntament encara no ha aprovat la restauració. De moment, ha demanat un informe amb tots els detalls tècnics, ja que la façana del Liceu és bé cultural d’interès nacional i, per tant, l’obra d’Amat ha de ser reversible.

Frederic Amat és l’autor d’altres actuacions a diversos edificis de Barcelona, com els ulls de la façana de l’Hotel Ohla o el Mural de les Olles, al recinte de la Ciutat del Teatre. Una de les últimes obres de l’artista a la ciutat és l’escultura d’homenatge a Salvador Espriu als Jardinets de Gràcia.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2016/01/19/la-reforma-de-la-facana-del-liceu-a-carrec-de-frederic-amat-aixeca-controversia/

Dimarts, 19 de gener de 2016
Btvnotícies.cat

Roger Guasch: “El temps dirà si la façana del Liceu passa a ser una icona”

El director del Gran Teatre del Liceu, Roger Guasch, ha afirmat al 'BTV notícies matí' que va necessitar quatre dies per "digerir" la proposta que Frederic Amat va presentar per reformar la façana de l'equipament. Guasch, que ha explicat que va ser el mateix arquitecte qui va proposar fer-hi una actuació artística, ha valorat positivament el fet que s'hagi generat debat sobre els anells que es preveu instal·lar-hi i ha asseverat que serà el temps el que dirà si es converteix en una icona.

Roger Guasch assegura que la rehabilitació de la façana és necessària perquè l’última restauració es va acabar “amb grapes i pintura” per falta de diners. La reforma costarà uns 500.000 euros per les obres a les dues façanes i 196.000 euros pels vitralls, i es finançarà amb aportacions privades i publicitat a les bastides.

Sobre l’actuació artística de Frederic Amat, el director del Liceu ha explicat que un mecenes privat s’ha ofert per finançar la totalitat de l’obra. Guasch s’ha mostrat convençut que la renovació de la façana amb la proposta d’Amat serà positiva per al Raval i per als entorns del teatre.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2016/01/19/roger-guasch-director-liceu-facana-frederic-amat/

Dimecres, 20 de gener de 2016
El País

Colau no ve clara la fachada de Amat para el Liceo

Un dictamen municipal de diciembre cuestiona la intervención

El Ayuntamiento de Barcelona emitió un primer informe negativo el pasado diciembre al proyecto de colocar 170 semicírculos de cerámica en las fachadas del Liceo de Barcelona planteado por el artista Frederic Amat y asumido por la dirección del teatro. “El Departamento de Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Artístico elaboró un informe previo que estimaba que el proyecto de instalación artística no se ajusta al Plan Especial de Protección del Patrimonio Arquitectónico y el catálogo de Ciutat Vella”, precisan portavoces del área de urbanismo del Ayuntamiento barcelonés. En una primera valoración de la intervención que proponía Amat planteada por este periódico el pasado domingo, el consistorio indicó que se estaba a la espera de más estudios sobre “el impacto y la viabilidad”.

La propuesta que hace Amat quiere solucionar la falta de personalidad de las fachadas del teatro y plantea la colocación en las paredes de unas grandes piezas de cerámica de un rojo intenso de un metro de diámetro cada una de las 170 que se colocarían a lo largo de los muros de La Rambla y Sant Pau, donde se recuperarán unos vidrieras modernistas tapados desde la década de los años treinta del siglo pasado. La idea, a iniciativa del propio artista cuando tuvo conocimiento de que se iba a emprender una rehabilitación en profundidad, fue bien vista por la dirección y otros órganos de decisión del teatro.

La iniciativa de colocar elementos en la fachada, al parecer, no se ajusta al plan de patrimonio de Ciutat Vella que indica que las intervenciones en el Liceo “han de mantener y conservar las fachadas originales del edificio con su composición arquitectónica y tratamiento. En consecuencia, el informe previo hace una primera valoración negativa y pide estudiarla más”, añaden los portavoces municipales.

El Ayuntamiento ha decidido, además, convocar el Consell d’Art Públic municipal para que valore la idoneidad de la propuesta, convocatoria que también se pide en el informe previo de Patrimonio.
El citado órgano asesor se tiene que constituir todavía. Se trata de una figura creada por el anterior gobierno municipal y heredera de otro organismo, el Consejo Asesor de Esculturas que empezó su andadura en 1997. Su finalidad era la de informar y decidir sobre las actuaciones en materia de arte público y en el espacio público. Estuvo presidida, en el mandato anterior, por Jaume Ciurana, teniente de alcalde de Cultura, y estaba integrada también por responsables de Hàbitat Urbà y por expertos en la materia, entre ellos, los directores del Macba, el Dhub y la Fundación Miró.
Además del dictamen municipal definitivo, la intervención que propone Amat debe tener el visto bueno de Patrimonio de la Generalitat ya que el Liceo tiene la protección de Bien Cultural de Interés Nacional. Portavoces de ese organismo reconocieron que el proyecto está en estudio.

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/01/19/catalunya/1453235228_062906.html

Dimecres, 20 de gener de 2016
Btvnotícies.cat

Un consell d’experts decidirà sobre la façana del Liceu

La comissionada de Cultura, Berta Sureda, ha anunciat que l'Ajuntament encara no ha aprovat el projecte de remodelació de la façana del Liceu de Frederic Amat. Està pendent de la decisió que prengui un consell assessor d'experts que es constituirà d'aquí a dues setmanes.

Sureda ha afirmat que per l’impacte visual que té, volen que es posicioni un consell d’experts, que acabarà dient si és una obra que interessi o que no interessi a la ciutat.

La proposta de l’artista Frederic Amat pretén adornar la façana amb 170 anells cargolats de color rosat d’una mica més d’un metre de diàmetre. L’objectiu d’Amat és donar més presència exterior a l’equipament, una restauració que, segons la direcció, va quedar pendent des de l’incendi de 1994

http://www.btv.cat/btvnoticies/2016/01/20/un-consell-dexperts-decidira-sobre-la-facana-del-liceu/

Dimecres, 20 de gener de 2016
ABC

El Ayuntamiento da largas a la intervención artística en la fachada del Liceu

Frederic Amat quiere adosar 70 semicírculos de cerámica de un metro de diámetro de un intenso color rojo sangre

Una vez más queda claro que no son siempre los políticos progresistas los más proclives a los cambios y a las innovaciones. La polémica generada por la propuesta del artista Frederic Amat para intervenir la fachada del Gran Teatre del Liceu, un edificio protegido por el departamento de Patrimonio de la Generalitat, es prueba de ello.

Todo comenzó cuando el artista y escenógrafo se enteró de que las paredes externas del coliseo lírico de La Rambla serían objeto de una profunda restauración para mejorar su ahora precario estado. Se trata de la única estructura del Gran Teatre que no se vio afectada directamente por el incendio de enero de 1994, por lo que, en su momento, no fueron restauradas en su integridad: por lo mismo, las tareas de conservación hoy son urgentes e inminentes. Amat aprovechó la ocasión para presentar un proyecto de intervención en toda la fachada histórica –en La Rambla y la calle de Sant Pau–, una obra de arte que llamará la atención a la gran cantidad de turistas que anualmente visitan el tradicional paseo barcelonés, pero que no reparan en el coliseo lírico debido a la discreción de su arquitectura.

Amat pretende adosar a la fachada 170 semicírculos de cerámica de un metro de diámetro de un intenso color rojo sangre dispuestos de forma regular en toda la superficie creando nuevas perspectivas en comunión con otros edificios de La Rambla y de la ciudad. La figura escogida se inspira en la gran sala del Liceu, hecha en forma de herradura, como un homenaje al público liceísta.

La intervención, como se ha dicho, también se extiende a la fachada de Sant Pau, la que también ganaría con la recuperación exterior de las vidrieras condiseños wagnerianos que están en la entrada del Círculo del Liceo y que en estos momentos están protegidas haciéndolas invisibles desde la calle.

Financiado por un mecenas

La propuesta –tan polémica como radical– cuenta con el beneplácito de la dirección del Liceu porque los 300.000 euros que costaría la intervención vendrían completamente financiados por el mecenas Josep Suñol. El Círculo del Liceo también apoya la idea, ya que parte de la fachada corresponde al club. La negativa, por el momento, llega desde el Ayuntamiento, que dice estar a la espera de estudios sobre «el impacto y la viabilidad» de la intervención; en diciembre habría recibido un informe negativo del Departamento de Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Artístico que opina que la intervención de Amat no se ajusta al Plan Especial de Protección del Patrimonio Arquitectónico y el catálogo de Ciutat Vella, el cual vela por la conservación de las fachadas originales de los edificios protegidos como es el caso del Liceu.

El Ayuntamiento, además, ha decidido convocar al Consejo Asesor de Arte Público de Barcelona para que valore la propuesta, órgano que todavía se ha de constituir en su totalidad, aunque la comisionada de Cultura del consistorio ha afirmado que dicho Consejo comenzará a analizar la propuesta «en dos semanas». De momento habrá que esperar la valoración del «impacto visual y patrimonial» del proyecto y si «éste favorecerá la circulación hacia la Filmoteca y la Rambla del Raval», colindantes con Sant Pau.

La propuesta, que rescata el uso de la cerámica decorativa tan común en la arquitectura catalana, tiene sus antecedentes en la gran escala del Teatre Lliure de Gràcia que Frederic Amat llenó de lágrimas de sangre, también de cerámica brillante, o en el muro que separa el Mercat de les Flors y el Institut del Teatre, que decoró con más de mil ollas de barro cocido.

http://www.abc.es/espana/catalunya/barcelona/abci-ayuntamiento-largas-intervencion-artistica-fachada-liceu-201601201742_noticia.html

Divendres, 22 de gener de 2016
El Periódico

Frederic Amat: "La gente fotografía la casa de los paraguas antes que el Liceu"

El artista encaja las críticas a su propuesta de una 'nueva piel' para el teatro, pero pide un voto de confianza

Frederic Amat ha encajado esta semana la lluvia de vituperios a su propuesta de una "nueva piel" para la fachada del Liceu. "La cultura está viva en la medida en que es conflictiva", asegura el artista en una entrevista que saldrá publicada este domingo en el suplemento 'Más Periódico' . Es consciente de que "toca" el templo de la ópera de Barcelona, pero también de que "la fachada actual no es digna del gran teatro" y de que el peatón que pasa por delante "fotografía antes la casa de los paraguas que al coliseo lírico".

El proyecto, concebido para cubrir las dos fachadas del teatro, la deRamblas y la de Sant Pau, con casi 200 círculos rojos de cerámica esmaltada con la forma de "un círculo abierto", pretende no solo ser "un placer para los ojos", sino contribuir a la apertura de la calle de Sant Pau a la Rambla del Raval y la Filmoteca. Pero con solo la presentación de una foto y el enunciado, los anillos de Amat ya han recibido un puñado de motes. "Piercings", "rocódromo para temerarios y ladrones", "apoyadero de palomas". Y él se defiende con un argumento estético: "El círculo abierto -que es la forma anillada que se multiplica- simboliza la planta del teatro romano de Vitruvio dibujada por Palladio. ¡Es el público! Así que si dicen que 'es un piercing', el público es un 'piercing'".
Amat asegura no perder un minuto en las vocingleras opiniones vertidas en las redes, esas que "vienen del territorio de la negatividad", y confiesa que le ha llamado un montón de "gente inteligente, alguna de primerísima fila" que le han dicho "bravo" y "adelante". Ante unos y otros, está convencido de su apuesta, en la que trabaja desde hace años. "Estoy convencido -y lo digo sin vanidad- de que la ciudad hará suyo el proyecto, como ha ocurrido con la fachada del Hotel Ohla, de Via Laietana", afirma. "La gente ya dice a los taxistas: 'Al edificio de los ojos'". "Solo hace falta que me den un voto de confianza. Y 'confianza' significa no tener miedo", reclama.

De momento, el proyecto espera la luz verde municipal. El Ayuntamiento de Ada Colau, de momento, elaboró un primer informe que estimaba que la instalación artística no se ajusta al Plan Especial de Protección del Patrimonio Arquitectónico y al catálogo de Ciutat Vella. También es necesario el beneplácito de la Generalitat, aunque el nuevo 'conseller' de Cultura, Santi Vila, dedicó sus primeras palabras en el cargo a elogiar la idea. "Estoy convencido de que si me dejan volar, será un vuelo que haremos todos juntos", concluye Amat.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/ocio-y-cultura/frederic-amat-casa-paraguas-liceu-4838712

Dissabte, 23 de gener de 2016
Economia Digital

Las Ramblas vuelven al mapa pijo de Barcelona

Tío Carlos, Shiva y Ultramarinos, algunos de los restaurantes que quieren recuperar el prestigio que la calle más famosa de Barcelona ha perdido

Imaginen la escena: sábado noche en las Ramblas de Barcelona. Un grupo de jóvenes de razas varias juega a empezar su juerga a las puertas de un local. Cigarrillos, latas de cerveza, alguna botella y muchas risas. A unos metros, observan encandiladas tres mujeres de mediana edad (una de ellas es la ex de uno de los industriales textiles más importantes del mundo). Elegantes y muy bien vestidas, se nota que ese día han pasado incluso por la peluquería para la cita nocturna. Bolsos de Chanel, abrigos de piel, joyas, etc.

"Hacía años que no bajaba a las Ramblas", comenta una de ellas, "porque el Liceo no son las Ramblas, es otra cosa, y cuando vamos, salimos pitando de allí con miedo a que nos roben". El comentario provoca las risas cómplices de las amigas, que se sienten esta noche como unas rebeldes. Han pisado territorio comanche, como cuando eran jóvenes y alguna vez se escapaban a tomar algo al Glaciar. Aunque de eso hace tiempo.  

Nuevos restaurantes para la alta burguesía

Una de ellas fuma un pitillo (Marlboro, no lo duden) mientras esperan a que llegue el taxi que las recoja a las puertas del restaurante Ultramarinos. Acaban de cenar en uno de los locales de moda de la ciudad, un sitio que obliga a las clases altas a bajar de nuevo al Chino. Las Ramblas, de nuevo en el mapa 'pijo' barcelonés. Y el Ultramarinos no es el único local. En los últimos meses son varios los que han abierto en la zona y que han llamado la atención de la burguesía de la zona alta.
El Grupo Costa Este, de los hermanos Ramón y Javier Bordas, también ha puesto su vista en Las Rambas. Hablamos de uno de los grupos empresariales más potentes de Barcelona en cuanto a ocio y noche se refiere, propietarios de locales como Nuba, Opium, BlingBling y los restaurantes Cachitos. El local de los Bordas, que ocupará un antiguo sex shop y será además de restaurante bar de copas, tiene las obras paradas por un pequeño problema administrativo. Los Bordas fueron unos de los primeros en apostar por este clásico paseo al inaugurar el restaurante Cachitos Ramblas.

Y no hay que olvidar la oferta de la Boquería, apuesta distinta y siempre segura, que tienen tanto el chef Carles Abellán -abrió en verano un local- y Oscar Manresa -quien hizo lo propio en septiembre de 2012 con el restaurante Rambla95-. "Mucha materia prima y mucha ilusión", comentaba en su momento el cocinero. Manresa es también el encargado del restaurante de los bajos del Hotel Ramblas Chic&Basic, propiedad de Hugo Beltrán (hijo de la relaciones públicas Dolly Fontana), situado a pocos metros de este paseo, junto a la Escuela Oficial de Idiomas.  

Las Ramblas, territorio extranjero

Ante estos movimientos, la Associació d'Amics de les Rambles ofrece unos datos muy contundentes, obtenidos a través de un estudio realizado a fondo por la entidad. Informan de que el 21% de los visitantes de la Rambla son vecinos de Barcelona, de los cuales el 48% lo hacen cada semana, mientras que el 32% la visitan una vez al mes.

El 70% de los barceloneses que pasean las Ramblas suele consumir algo en sus cafeterías o restaurantes y el 50% compra en sus tiendas. En cuanto a los restaurantes, la nota que reciben es de un 7 sobre 10, bastante alta si tenemos en cuenta la fama que les precede.
Aunque lo cierto es que cuando se trata de saber qué porcentaje de clientes de los restaurantes son barceloneses o extranjeros, la cosa cambia. El 58% de quienes escogen un establecimiento hostelero de las Ramblas para comer o cenar son extranjeros, en su mayoría italianos, alemanes, holandeses y británicos.

Seducir al público barcelonés

Y eso lo sabe bien Kate Preston, socia junto a su marido José Lomardero del Grupo Lombardo, propietario del restaurante Ultramarinos, el local de moda en la zona. "Tenemos que volver a acercar al barcelonés a las Ramblas", dice Preston a las puertas de su restaurante, "como inglesa sé el valor que tiene un paseo como este y me da mucha pena que la mayoría sean guiris y que los locales no tengan una mínima calidad".

La batalla del Grupo Lombardo por conseguir un local en las Ramblas ha sido larga. Como el Ayuntamiento no da permisos para abrir nuevos por motivos más que razonables -saturar la vía con más restaurantes va en detrimento de su atractivo y autenticidad casi perdida, aducen-, si una empresa quiere tener un restaurante en el lugar debe esperar a que cierre uno ya existente.
La tendencia de Ultramarinos

En el caso del Ultramarinos, fueron dos: un bar y un restaurante de comida rápida. El resultado es espectacular, sobre todo gracias al interiorismo del siempre presente Lázaro Rosa-Violán. Aunque esta vez ha logrado salir de su mundo creativo y ha ideado una decoración distintiva, festiva y alegre, que recuerda a una verbena popular.

El local cuenta con capacidad para unas 200 personas, aunque -dice Preston- que casi nunca lo llenan del todo para mantener el encanto. La carta es excelente, basada en producto de temporada, de mercado y básica. "No queremos estridencias ni creatividad, buscamos ofrecer cocina de mercado de calidad, con algún toque personal y alguna referencia a nuestra historia personal".  
El precio medio es de unos 30 euros y ofrecen desde tapas hasta ensaladas, hamburguesas, arroces y hasta pizzas ("estamos en las Ramblas y muchos clientes piden pizza, no lo podemos obviar", puntualiza) en una carta larguísima en la que destaca una estupenda ensalada griega, la ensaladilla rusa muy tradicional y la hamburguesa de vaca vieja. Los postres son espectaculares y cuentan con alguna referencia británica.

La apuesta el grupo Lombardo

Algo que sucede también en el Ajoblanco, de la misma empresa, donde el Eton Mess es uno de los referentes dulces y un pecado para quienes están a dieta. El Grupo Lombardo cuenta con diez restaurantes en Barcelona (Ultramarinos,Ajoblanco y el resto son Taller de Tapas) en los que emplea a 300 personas

El matrimonio José-Kate Lombardero-Preston lidera esta empresa y ahora que sus hijos ya son adolescentes empiezan a pensar en un futuro familiar en el negocio. El mayor, por ejemplo, está en la cocina del Ultramarinos. "Hay que empezar desde abajo", recuerda el padre con orgullo, puesto que es así como lo hizo él y a estas alturas ya tiene un imperio gastronómico en Barcelona. Y con su última apuesta ha conseguido volver a poner a Las Ramblas en el mapa de los barceloneses. 

http://www.economiadigital.es/es/notices/2016/01/las-ramblas-vuelven-al-mapa-pijo-de-barcelona-81182.php

Dissabte, 23 de gener de 2016
diari ARA

La pell del Liceu
opinió
Santi Vila

Dijous a la nit, mentre el públic dempeus acomiadàvem l’excel·lent versió d’ Otello al Gran Teatre del Liceu, es feia evident que a Catalunya juguem a la lliga mundial de l’òpera i que gaudim del nivell necessari no només perquè la cultura del país es projecti sinó perquè tingui els intercanvis que ens són indispensables. La història d’amor i de gelosia d’Otel·lo i Desdèmona, enmig del realisme d’una guerra, ens segueix captivant igual que ja ho va fer el 5 de febrer de 1887, quan es va estrenar per primera vegada a la Scala de Milà. Per cert, tres anys després, el 1890, ja s’estrenava al Liceu, i des d’aleshores se n’han fet 156 representacions al teatre barceloní.

Ara, més d’un segle després, ningú posa en discussió que el Liceu canvia i progressa amb la societat catalana i que s’ha convertit en el nostre símbol i mirall, en conversa constant amb la cultura europea i la internacional. Per això, segurament, qualsevol decisió que es pren al voltant d’aquesta institució genera una sana controvèrsia. O no deu ser també perquè l’òpera ja és una expressió cultural que es presta a la discussió? Des del segle XVI ha estat així! O només cal repassar el que passa cada any al prestigiós Festival de Bayreuth entre innovadors i conservadors, la permanent batalla entre canvi i tradició.

Amb aquesta premissa m’aproximo a l’interessant debat que s’ha generat aquests dies al voltant de la intervenció artística de Frederic Amat proposada pel Liceu a la seva façana. I vull dir d’entrada que ho faig amb una predisposició positiva i favorable, però al mateix temps amb el convenciment que serem capaços de posar-nos d’acord. La solució no ha de tenir vencedors ni vençuts, sinó que és una oportunitat innovadora i creativa justificada per un interès artístic i per la necessitat urgent d’intervenir en la pell de l’edifici, malmesa estructuralment des de l’incendi de 1994.

És lògic que des d’un punt de vista patrimonial tractem la qüestió amb totes les prevencions necessàries, ja que estem davant d’un monument que és Bé Cultural d’Interès Nacional. Però també hi ha un fet objectiu: cal intervenir ràpidament sobre la façana del Liceu, i la proposta de Frederic Amat, finançada per Josep Suñol, és d’altíssima qualitat, donaria una nova centralitat a l’edifici i regeneraria tot el seu entorn de la Rambla i el Baix Raval. Em faig meves les paraules del mateix Amat quan diu que “un teatre d’òpera ha de tenir una presència exterior majestàtica i el seu batec ha de ser perceptible des del carrer”. I avui tots coincidirem que això no passa.

La proposta, a més, té altres arguments a favor, i un d’ells és la seva reversibilitat. Res ha d’alterar la morfologia del monument, i si amb el pas de les dècades les autoritats de l’època consideressin que s’ha de revertir aquesta actuació, tenim acreditat que es podria fer sense cap altra conseqüència. I una altra qüestió que no és menor: la restauració i intervenció no tindrà cap cost per a les arques públiques. La generositat de Suñol per finançar les peces d’Amat i les accions de micromecenatge i la col·laboració d’Amics del Liceu per afrontar la reforma estructural paguen tota l’actuació. Una actuació que, per cert, inclou la restauració de quatre grans vitralls obra d’Oleguer Junyent l’any 1904, que representen quatre escenes wagnerianes, i que actualment només són visibles des del vestíbul del Cercle del Liceu, però no des del carrer Sant Pau, on estan tapiats.

Amb totes aquestes consideracions, és obvi que hi ha una pila d’arguments que avalen la intervenció a la façana del Liceu i, en canvi, ben pocs en contra. Estem doncs, principalment, davant d’un debat de caràcter estètic i opinable sobre si s’ha de ser més conservador o innovador. El Liceu sempre ha estat símbol de progrés i alhora tradició. Classicisme i modernitat. Però, com deia al principi, aquesta ja és una discussió que des de sempre ha format part de la fascinant història de l’òpera... i de la humanitat.

http://m.ara.cat/opinio/nova-pell-del-Liceu_0_1509449153.html

Dimarts, 26 de gener de 2016
El Periódico

Entusiasmo foráneo, desdén local

Las intervenciones de Frederic Amat en las fachadas de BCN no dejan indiferente

Ahora que lo más ‘fashion’ es prescindir de los calcetines, incluso en invierno y luciendo traje,Barcelona se vuelca en un nuevo calcetín.Entiéndase aquí por calcetín esa manía tan 'nostrada' decuestionar cualquier intervención artística en el espacio público. Polémicas recurrentes en la ciudad de las que no se ha librado ni La Pedrera, sobrenombre popular que en sus inicios nada tenía de elogioso. Con todo, la controversia más agria fue en 1992 y tuvo a Antoni Tàpies y a su enorme calcetín para la Sala Oval del MNAC como protagonistas. Los enfrentamientos entre defensores y detractores fueron de órdago y la humilde prenda acabó en el armario hasta que en el 2010 renació jibarizada en la fundación de su autor. Bien.

Dos décadas después el debate vuelve a estar servido. El nuevo 'calcetín' mira a Vitruvio y su forma ideal de teatro clásico. Y nace como intervención: Frederic Amat pretende recubrir la fachada del Liceu con 170 círculos abiertos de color sangre de un metro de diámetro. Propuesta arriesgada que tiene al sector dividido, a los políticos en barbecho (el Ayuntamiento está pendiente de un informe sobre su impacto) y al respetable con el ingenio disparado: donuts, anillas, salvavidas y 'piercings'para un rocódromo es lo más bonito que se ha dicho del proyecto. Ahí es nada.

Este, si acaba siendo, no será el primero de los trabajos de Amat para Barcelona. Así que lo suyo es indagar a pie de calle lo mucho o lo poco que gustan sus intervenciones. Un trabajo de campo nada científico que se resume en entusiasmo foráneo y desdén local. A pie del coliseo lírico los más prudentes lo consideran "innecesario y superfluo para una fachada que ya tiene su propia identidad" y apuestan por "hacerlo en la parte moderna del edificio, en la calle Unió", como apunta la propietaria de la única tienda histórica que queda en la Rambla. Para los menos comedidos la propuesta es directamente "horripilante" a la par que "un nido de palomas y de suciedad". A juicio del  estanquero de la calle de SantPau, donde da parte de la fachada, "es igual de feo que el edificio deVia Laietana, pero por lo menos ahí hay espacio y la obra resulta menos agresiva".

El edificio de Via Laietana no es otro que el Hotel Ohla, cuyos frontal y retaguardia Amat llenó con inmensos ojos de cerámica. "Cámaras de vigilancia de plástico que podrían vender en el Tiger de aquí al lado", según describe uno de los pocos barceloneses que circulan por la calle Comtal. El resto de paisanos ni lo miran. "¿Para qué? Si da miedo", asegura un vecino no muy contento con lo que ve desde su balcón. Muy diferente lo perciben los de fuera. Un joven con aspecto nórdico, de hecho esserbio y tiene un nombre impronunciable, enfoca con su cámara una de las pupilas de cerámica. "Lo encuentro maravilloso y para nada intimidante", reflexiona.

De la misma opinión son unas jóvenes valencianas que afirman percibirlo como algo "súper original que contrasta estupendamente con las construcciones del barrio". Menos entusiasta se muestra un grupo de italianos: "No es armónico con el resto de fachadas",aunque después de pensarlo bien, echan un cable al artista: "Barcelona es una ciudad joven, moderna, a la cabeza de la vanguardia, se puede permitir estas cosas". La misma opinión vierten sobre el Liceu tras de ver una foto con la simulación de la obra.

COMO UNA TAZA DE TÉ

Guy Nader y Rosita Calvi, libanés el primero, italiana la segunda, se muestran exultantes con Amat. Nader le da a la poesía e imagina "el Liceu como una taza de té a la que agarrar por una de sus asas". Calvi es artista ceramista así que se su opinión es más pragmática: "Hay que crear nuevos imaginarios y apostar por la evolución del arte". Ambos coinciden en que es un proyecto "estupendo". La misma pasión que dirigen hacia el 'Mural de les olles', la pared del Mercat de les Flors que Amat tapizó con ollas de cerámica allá por el año 2000. A ambos les "encanta". Y a Nader le fascina que todas las formas sean diferentes: "Permite fabular con ellas en función del estado de ánimo", afirma mientras las observa. Nada dicen de la 'Pluja de sang' que decora la escalera del Teatre LLiure, pero a uno se le antoja que estarían a favor. Algo que no pasa con Enric, un historiador del arte para el que las lágrimas de Amat son tristes y no aportan nada. Lo dicho, entusiasmo foráneo, desdén local.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/entusiasmo-foraneo-desden-local-4844344

Dimecres, 27 de gener de 2016
El Periódico

Una ciudad en el 'top' 5

Un viajero estadounidense puntúa muy alto la vida nocturna y la comida de Barcelona

La Rambla es, quizá, el epicentro turístico de Barcelona y el inglés, uno de sus idiomas cooficiales. Allí se encuentra el Hotel Le Méridien, que pertenece a una cadena estadounidense. Están acostumbrados a alojar clientes de la misma nacionalidad y explican que los norteamericanos son muy dados a buscar, al menos en primera instancia, lugares en los que se sienten como en su país. Prefieren un café de Starbucks a una cafetería de barrio y una hamburguesa de McDonald’s a un bocadillo de Can Pepe. “Es un cliente con una percepción del país distinta”, afirman. “Por ejemplo, algunos no saben que no se puede pagar con dólares ni están tan bien informados a nivel cultural como otros”. Aunque hay gente muy diferente, estos son algunos de los puntos que los diferencian del turista europeo. Tópicos ciertos.

Shifta Mason es uno de esos estadounidenses que se quedan bastante en el hotel para visitar la ciudad. Este músico de Miami vino después de hacer un tour por África y de visitar Londres. “Me dijeron que era una ciudad bonita y aquí estoy”, cuenta. Lleva cinco días en la ciudad y ahora puede reafirmar esa declaración. “He viajado mucho, y por todo el mundo, y puedo decir que está en mi 'top' cinco de ciudades”, reconoce. Las vacaciones las está pasando con su hermano, con quien ha salido de noche varias veces. La vida nocturna, la comida y la gente, más abierta que la que se encontró en la capital inglesa, son para él los puntos fuertes.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/ciudad-top-4850726

Dijous, 28 de gener de 2016
La Vanguardia

CiU de Barcelona alerta de inacción del Ayuntamiento en Ciutat Vella

La concejal de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona Mercè Homs ha alertado de la inacción que sufre el distrito de Ciutat Vella por parte del consistorio, y le ha acusado de "falta de modelo de barrio".

Homs ha insistido este jueves en rueda de prensa sobre la importancia de consegui "un equilibrio" entre los vecinos y el ocio nocturno, y ha instado al Gobierno de Ada Colau a estar pendiente de esta cuestión.

Después de un recuento de las horas que la concejal del distrito, Gala Pin, dedica a Ciutat Vella --según su agenda pública--, Homs ha aseverado: "Este gobierno está haciendo todo lo contrario a lo que hacíamos en el anterior mandato, y es inadmisible que la concejal de Ciutat Vella sólo le dedique 70 horas mensuales a esta parte de la ciudad".

Sobre la falta de proyecto para el distrito, Homs ha señalado que existen señales inequívocos de esta cuestión, como la falta de apoyo y la estigmatización a los cuerpos de seguridad: "Hay un abandono de la ordenanza de civismo y de los cuerpos de seguridad que se traduce en una rebaja del número de denuncias, y pedimos colaboración con ellos".

La que fue concejal del distrito en el mandato anterior, ha asegurado que es importante desencallar la situación de la Rambla y reeditar el proyecto 'Contracte per Ciutat Vella' que permitía obtener recursos que eran reinvertidos en el distrito y fomentar proyectos urbanísticos concretos, así como fomentar una mejor convivencia con los vecinos, según Homs, que ha instado al Gobierno municipal a "trabajar para lograr nuevas colaboraciones" que sean beneficiosas para Barcelona.
Además, la concejal de CiU ha considerado que el Ejecutivo de Colau ha ignorado a los comerciantes de la zona, y ha pedido "que se les escuche y se les tenga en cuenta", ya que son los que mejor conocen la situación del comercio en Ciutat Vella.

Homs ha asegurado que Pin no ha concedido reuniones a vecinos y asociaciones que lo han solicitado, y ha criticado una falta de interés del consistorio: "Esta gente quiere ser escuchada, y Colau solo escucha a los suyos, esto es sectarismo y una falta de respeto", y ha solicitado diálogo con todos.

TURISMO Y EDUCACIÓN

Homs ha aseverado que, en materia de alojamientos turísticos y turismo, el consistorio no ha hecho nada nuevo, y cuando le piden acciones contestan con aquello que criticaban cuando actuaban desde movimientos vecinales, según ella.

Además, ha tachado de populista la medida de condonar parte de la multa a aquellos que cometen ilegalidades con los alojamientos turístico "en contraprestación a construir hogares sociales", y ha pedido que no haya impunidad con los infractores.
Sobre educación, ha criticado que BComú se haya abstenido en el distrito en dos votaciones sobre la construcción de guarderías del Raval y en Andrea Dòria, y ha pedido que se posicione, ya que defiende que son necesarias.

http://www.lavanguardia.com/vida/20160128/301731282512/catalunya-ciu-de-barcelona-alerta-de-inaccion-del-ayuntamiento-en-ciutat-vella.html

Dimarts, 26 de gener de 2016
El Mundo

No todo estaba perdido

Hay un grupo de señoras a la puerta de un restaurante en Las Ramblas. Echando el pitillo, normal. Llevan bolsos de Chanel y por ahí, y mi amiga Silvia Taulés, que es intrépida, les pregunta: ¿cuántos años hace que no venían por aquí? Uy, millones de años, responden; bueno, venimos al Liceo, pero el Liceo no son Las Ramblas.

Mal que le pese a Quim Monzó (y luego explicó el porqué), estamos en el Ultramarinos, restaurante, en un impasse de nuestra estupenda cena. El Ultramarinos quieres ser, y va camino de serlo, la vuelta y media al concepto Ramblas. Tanto que ha llorado la Asociación de Amigos de, eso, Las Ramblas por devolver la dignidad o entidad al espacio, va un gallego y lo consigue. Esto tienen los gallegos, que cuando se ponen llegan a lo más universal partiendo del grelo que los parió o, como diría Álvaro Cunqueiro, cousas da vida. Y no esperen más explicación. Pero como esto es un periódico, dejo a un lado la gallleguidad, indago y les cuento.

Del Ultramarinos: que fue un teatro allá a principios del XX, cuando Las Ramblas se convirtieron en lugar de culto y paseo para los amantes del género dramático y musical, y también para sus autores (nos lo contaba con imágenes Laura García Lorca, la sobrina del poeta y dramaturgo, en una cena que en otoño conmemoró la temporada que Federico pasó en Barcelona, alojándose durante meses en el Majestic mientras en el Teatre Principal se ponía en escena Doña Rosita la soltera, año del 35). Tiempos granados que pasaron, y con ello el teatro que hoy es Ultramarinos se convirtió en cine y más tarde en sala de billares. Nadie se acuerda de sus nombres en el pasado (nadie aquí parece recordarlos), apenas saben decirme que la última vida del lugar fue un pub de grandísimas dimensiones y muy dudosa catadura. Y cómo no, ha sido el rutilante interiorista Lázaro Rosa-Violán el encargado de devolverle dignidad al espacio; tanta dignidad que, como contaba, lo más granado de la ciudad se ha vuelto a dejar ver por estas Ramblas en su tramo más bajo (Capuchinos, 31). Los locales son ya un 80% de su clientela. Ha convertido el enorme lugar en una especie de calle con diferentes atmósferas; grandes y bellos murales en sus muros, carteles, terracitas de verbena, un palco, alturas superpuestas, verde que te quiero verde y una luz cenital que baja desde lucernarios al patio de manzanas.

De su carta, a base de productos muy poco mareados, sabores auténticos como esas anchoas traídas desde Santoña y sazonadas aquí mismo, o esa vaca vieja de Galicia, destacaría sin duda la fusión atlántico-mediterránea que Kate Preston (sí, ella misma, con su buen hacer de comunicadora, especialista en Literatura inglesa, hija de una larga tradición culinaria allá en las islas de la Gran Bretaña) ha sabido practicar sobre una ensalada griega a base de lechugas, hortalizas y garbanzos deliciosamente especiados. Detalle: el arroz lo traen de Pals, para la paella.

De José Lombardero escribiría un folletón, de principio a fin, tan variopinta y azarosa es su vida. Pero me limitaré a unas pinceladas: nació en Ribeira de Navia, a orillas del río que delimita Galicia y Asturias, tercer hijo de un tratante de ganado inquieto, que además investigaba en el arte de los cultivos, y sembraba y sembraba, y cada hallazgo, cada semilla era un negocio en ciernes para la familia. La madre daba de comer a los aparceros y de ahí el culto culinario, que le viene de casa a José Lombardero, que con 17 años, y harto de que su padre no hiciera caso de sus ideas emprendedoras, marchó a Barcelona a estudiar Ingeniería Mecánica y, más que nada, a aprender de la vida. Corrían los años 70. Me lo cuenta y voy sumando, fue mecánico en la Mercedes, hacía bolos en hostelería los fines de semana y bolos vendiendo churros y patatas fritas por la ruta del Ampurdà; en Llafranc conoció a Manolo el Gitano, amigo de Dalí y las francachelas, luego fue vendedor "a puerta fría", y vendió tantos coches que se ganó el suyo propio, y con unos amigos de la calle Tuset abrió su primer restaurante, el Victoria, en el Paral·lel, y se hizo amigo de toda la farándula de cómicos. Y al andar de unos cuantos negocios de hostelería (convirtió una carnicería en la champagnería Pitelo de Consell de Cent, y tuvo discoteca y restaurante en primera línea de Mojacar), montó su primera tienda de decoración, sí, porque tal era su verdadera querencia: había hecho curso por correspondencia desde la mili y curso presencial en la escuela oficial de entonces. Llegó a establecer hasta 5, cinco tiendas de tapicería y muebles (conserva una), y se especializó en antigüedades. Pero sigo.

Un verano viaja a Brighton a visitar a su profesora de inglés (sic) y se encuentra a Kate, Kate Preston, estudiante de Literatura Inglesa y Comunicación en la Universidad de Sussex. Por fin se enamora, y se la trae a Barcelona, y juntos, después de mucho tapeo y mucho amor, montan en el 92 el primer Taller de Tapas, la tapa como main course. Causaron furor. Hoy suman 6 talleres de tapas repartidos por la ciudad, más Casa Delfín, Ajoblanco (la nueva sensación culinaria y bailonga en Tuset, recuperando el tiempo perdido: divertidísimo revival de la gauche divine) y ahora, Ultramarinos. Donde además de una buena mesa, hay música en vivo y una muy cuidada coctelería: Barcelona obliga. Y con todo, le ha dado tiempo a la pareja a tener 3 estupendos hijos.

Post Scriptum: si quieren saber más de la polémica Ramblas, culpables o inocentes, lean el artículo de QuimMonzó en http://www.lavanguardia.com/opinion/articulos/20151006/54437908669/veredicto-culpables.html. Y opinen.

http://www.elmundo.es/cataluna/2016/01/26/56a7c177268e3e7e388b459d.html

LA RAMBLA DE BARCELONA

La Rambla és un dels indrets de Barcelona on bull més activitat, una ciutat dins d'una altra ciutat.

Carregant...
x
X