Amics de la Rambla

Amics de la Rambla

Resum de premsa sobre La Rambla - Novembre 2016

28 de novembre de 2016

Dijous, 27 d'octubre de 2016
El Periódico

Mi Hermosa Lavandería
Isabel Coixet
De Colón a calle Carmén

Tengo una foto con mi padre, yo debería de tener cuatro años en ella, delante de la estatua de Colón. Sonrío y él está con sus manos protectoras en mis hombros. Creo que nos la hizo uno de esos fotógrafos que andaban por entonces, en los sesenta y bien entrados los setenta, a la altura de Atarazanas, con su carrito rojo (yo lo recuerdo rojo) ofreciéndose a hacer fotos a los paseantes. De cuando en Barcelona el turismo era algo exótico e impensable. Quizás fue mi madre o uno de mis tíos. Tengo la foto, ya algo descolorida, colgada en el muro de mi despacho.

Esta tarde me acerco a Colón en metro y decido remontar las Ramblas. Los alumnos de una escuela de jardinería están montando instalaciones de flores porque son los días de la Festa del Roser, festividad que desconocía, pero si se trata de celebrar flores y ramos, todo me parece poco. Subo despacio. Me detengo en los quioscos que son un auténtico vicio para todos los lletraferits de las revistas, cuanto más raras mejor. No entiendo muy bien qué pintan esas docenas de amuletos made in China que prometen fortuna y suerte en forma de pulseras, anillos, colgantes y hasta ambientadores de coche. Los turistas de las Ramblas adoptan un uniforme que es el mismo de cualquier gran bulevar europeo: mochila, chancla, pantalón corto, palo de selfie. Como si, automáticamente dejaran en casa o en el hotel los zapatos y el pantalón largo al pisar este lugar.
Un grupo de coreanos sigue a una mujer con un palito al que ha atado un pañuelo azul. Los lleva a la Plaza Real. Esta plaza también está ligada a mi infancia, a la fascinación por las cámaras, a la vez que, de muy pequeña, mi padre me trajo aquí y me dijo en voz baja que estaban rodando una película y que aquel hombre enorme sentado en una poltrona era un genio y se llamaba Orson Welles, y yo le pregunté: “¿y dónde está la lampara?”, porque los únicos genios que conocía salían de una lámpara cuando la frotabas.
Y a mi adolescencia en el bar Glaciar, Carmén y Potau, el intento de hacer teatro en el sótano del bar, la lucha de Potau por traer otro público a la plaza, por dinamizarla, los años donde no era consejable pisarla, la tienda de taxidermia que me fascinaba, las mañanas de domingo de filatelia y numismática con mis padres. La Coca-Cola con aceitunas rellenas que aún hoy me hacen salivar: mi modesta e infantil magdalena de Proust. Hay mujeres con cartones plastificados que ofrecen masajes a veinte euros. Chicas que te dan folletos de restaurantes de comida latina, pakistaní, síria. Camareros con menús en ristre. Grupos que salen de la Boquería con pinchos de fruta, de jamón, de queso, zumos de colores imposibles. Pienso que quizás algunos de ellos sepan ver qué hay detrás de tanta trampa gastronómica para turistas, de tanta foto de paella congelada; sepan distinguir entre color y colorante, entre lo vistoso y lo auténtico. No parece tan difícil, no lo parece...
Liceo: el momento que nunca olvidaré cuando tuve la fortuna de ser la primera persona que filmó la platea llena de nuevo, tras el incendio. Macbeth, La sonámbula, Lear, Don Giovanni. Ese temblor dorado, ese cosquilleo anticipatorio que se siente siempre en el vestíbulo del Liceo. Entro en una tienda de revistas donde, desde hace años, siempre encuentro tesoros que no se pueden encontrar en ningún otro lugar. Salgo con cuatro revistas después de ojear más de cuarenta. La encargada de la tienda me sigue ya en la calle. Me dice que le hubiera gustado enviarme un vídeo de su madre que acaba de fallecer; se emociona, se disculpa. No hay de qué disculparse, le digo. Su madre, que creció en estas mismas Ramblas, que fue abandonada nada más nacer, que luchó contra viento y marea para que el pasado no oscureciera su vida ni la de su hija, que para siempre estará ligada a estos adoquines, a este lugar. Llora. Lloro. Nos abrazamos. En un instante fugaz, esta mujer me ha vuelto a recordar que las Ramblas son el corazón y el estómago y la historia viva de esta ciudad. Y el pulso también de mi vida.

Divendres, 4 de novembre de 2016
BTVnotícies.cat

La Rambla, de riera medieval a termòmetre del batec de la ciutat

Cada dia passen per la Rambla unes 300.000 persones. Aquest passeig, tot i els canvis que ha anat experimentant amb el pas dels anys, manté l'essència dels inicis: és un termòmetre del batec de la ciutat.

La Rambla de Barcelona antigament era una riera medieval. Quan es va urbanitzar es va convertir en l’espai públic més ample de la ciutat. Aviat l’activitat comercial i social van fer seu aquest passeig. La venda ambulant, la presència d’animals vius i les parades de floristes formen part de la seva història. Una història que ha estat testimoni de les principals reivindicacions ciutadanes dels barcelonins i també l’escenari d’activitats festives.

L’historiador Daniel Venteo, especialitzat en la història de la nostra ciutat, mostra en el seu llibre ‘Barcelona desconeguda’, de l’editorial Efadós, imatges curioses d’aquest passeig. Tot i que la Rambla és una única via, durant anys als diferents trams que la conformen se’ls ha anomenat de diverses maneres. Així es parla de la rambla de Canaletes, de la rambla dels Estudis, de la Rambla de les Flors o Sant Josep, de la rambla dels Caputxins o del Centre i de la rambla de Santa Mònica.
Amb el pas del temps s’ha convertit en una icona indiscutible de Barcelona per la qual passen cada any milers de turistes. Aquesta realitat ha fet que l’Ajuntament reflexioni sobre el futur d’aquest passeig i que treballi per aconseguir un equilibri entre l’activitat comercial i turística, però alhora amb la voluntat de recuperar la Rambla per als barcelonins.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2016/11/04/rambla-ocellaires-floristes-gotic/#.WCCX_4qobiM.facebook

Dimecres, 9 de novembre de 2016
BTVnotícies.cat

Una exposició de l’exèrcit s’erigeix com l’embrió d’un nou museu militar de Barcelona

L'exèrcit espanyol confirma que l'exposició "Ingenieros, soldados y sabios", que es va inaugurar al maig a l'edifici del Govern Militar a la Rambla, podria convertir-se en una mostra permanent. Fins a aquest dissabte ja l'havien visitat més de 10.000 persones i, tenint en compte aquesta xifra, els responsables consideren que podria ser "l'embrió d'un nou museu militar".

El coronel Emilio Pelegrina, cap de l’Oficina de Comunicació de la Inspecció General de l’Exèrcit, ha explicat a BTV que actualment el projecte s’està estudiant i obligaria a fer “remodelacions” a les dependències actuals de l’edifici del Govern Militar, situat a la plaça del Portal de la Pau. Ara, des del pati central de l’edifici, es pot accedir a les tres sales que acullen la mostra “Ingenieros, soldados y sabios”, en què s’expliquen els orígens de les ensenyances militars a Barcelona, el paper de la tècnica militar en la guerra i la història de l’exèrcit espanyol dels darrers 500 anys.

Les peces que s’exposen tenen diverses procedències, entre les quals hi ha el Museu Militar de Figueres. Allà hi va anar a parar part del fons del Museu Militar de Montjuïc quan es va desmantellar, l’any 2009. El nou museu, però, assegura Pelegrina, “no pretendria ser una rèplica del museu de Montjuïc sinó que aproparia i reflectiria la realitat actual de les forces armades”.
La voluntat d’utilitzar l’edifici del Govern Militar per a un nou museu, però, no és nova. Ho va anunciar el màxim responsable de l’exèrcit a Catalunya, Ricardo Álvarez-Espejo, en la celebració de la Pasqua Militar el gener de 2015. El mateix més l’Ajuntament va aprovar una proposició de rebuig al projecte que va tenir els vots favorables de tots els grups municipals que hi havia llavors al consistori, menys el Partit Popular.

Els visitants

L’entrada de l’exposició és de franc i, fins ara, un 53 % dels visitants que hi han anat eren estrangers mentre que un 47 %, espanyols. El dia de més afluència va ser aquest 12 d’octubre, coincidint amb el dia del Pilar.

http://www.btv.cat/btvnoticies/2016/11/08/museu-militar-barcelona-exercit-espanyo/

Dijous, 10 de novembre de 2016
La Vanguardia

Comerciantes, sindicatos y patronal defienden las terrazas

Cartas de apoyo al Gremi de Restauració y a unas instalaciones consideradas signos de identidad barcelonesa y activo económico

Una decena de entidades ciudadanas, de comerciantes, sindicatos y patronal están remitiendo cartas al Gremi de Restauració de Barcelonaen las que expresan lo importantes que son las terrazas en la vida cotidiana de esta ciudad. “Barcelona es una ciudad mediterránea –apuntan en la Associació Rambla Catalu­nya–, y su vida social se desarrolla en la calle. Las terrazas son un signo de identidad y un activo económico”. “Trasladamos nuestra preocupación por los criterios del Ayuntamiento –dice la misiva del sindicato UGT–. Estos criterios representan una pérdida importante de puestos de trabajos”. “¿De verdad queremos unas calles vacías? –se pregunta la patronal de los pequeños y medianos empresarios de Pimec–, ¿de verdad queremos unas calles muertas y oscuras?, ¿de verdad queremos que Barcelona pierda el carisma mediterráneo que la caracteriza?”. Amics del Passeig de Gràcia, la Associació Diagonal Barcelona, el Consell de Gremis, Amics de la Rambla y Born Comerç también firman mensajes de esta índole.

En estos momentos el Ayuntamiento está enfrascado en la complicada tarea de revisar la polémica ordenanza de terrazas elaborada durante el mandato anterior. Todo un brete. Esta revisión es uno de los grandes retos de este gobierno municipal. Y ni una palabra de las que se pronuncia al respecto es casualidad. Mañana, viernes, tendrá lugar una nueva reunión de la comisión técnica de Terrazas. En estas sesiones, desde hace aproximadamente un año, agrupaciones profesionales y asociaciones de vecinos se echan los trastos a la cabeza ante la mirada de los técnicos municipales. Pero en esta ocasión todo el mundo aguarda con gran expectación la llegada del punto número cuatro del programa. Entonces se informará sobre el estado del proceso de revisión de la ordenanza de terrazas. Todos esperan escuchar al concejal de Paisaje Urbano, al socialista Daniel Mòdol. Los políticos suelen gozar de muy poco protagonismo. Hace pocas semanas Mòdol adelantó que pretendía aligerar la norma para flexibilizarla y poder adaptarla a las circunstancias de cada calle.

Además, las entidades que se están manifestando estos días también se congratulan de que el gremio esté impulsando una comisión con vocación de independencia formada por una veintena de ilustres expertos de una multitud de ámbitos profesionales con el objetivo de elaborar un libro blanco de propuestas, una suerte de grandes recomendaciones que sirvan para echar una mano al gobierno que dirige la alcaldesa Ada Colau. “Esta comisión ha de servir para dar a las terrazas de esta ciudad un valor diferencial a fin de que Barcelona continúe estando en las clasificaciones de las ciudades más bonitas del mundo”, dicen las agrupaciones de comerciantes de Barcelona Oberta. “El Consistorio –escriben desde la Fundació Barcelona Comerç– ha de entender el carácter limitador de la actual ordenanza y la variedad de realidades dentro de esta Barcelona que todos queremos potenciar”. “Esperamos que el futuro marco normativo –apuntan desde elFoment de les Arts y del Disseny (FAD)– deje espacio a los arquitectos, diseñadores e interioristas de nuestra ciudad que nos permitirían ocupar el espacio con terrazas de calidad, talento e inversiones que lo pongan en valor”.
La comisión de expertos impulsada por el gremio ya llegó al ecuador de sus reuniones. Según su presidente, el diseñador Miguel Milá, “la nueva normativa ha de tender hacia la sencillez y la flexibilidad para que propicie la creatividad y la libertad de todos los agentes implicados. Todo ello, no obstante, ha de plantearse desde un control exhaustivo de la administración a fin de garantizar el descanso de los ­vecinos y la accesibilidad de todos los ciudadanos”. Sus recomendaciones se darán a conocer a principios de año.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20161110/411740057483/comerciantes-sindicatos-patronal-terrazas-barcelona.html

Dimecres, 16 de novembre de 2016
El País

Clausurat un club cannàbic que captava turistes amb gominoles d’haixix

L'associació del Raval tenia més de 16.000 socis, el 95% estrangers, i alguns menors

Un bon ganxo per captar turistes: gominoles d'haixix. L'Associació Cannàbica 420 del carrer del Notariat, al barri del Raval de Barcelona, havia aconseguit ser una de les que tenia més èxit de Catalunya. "Tenia més de 16.000 socis, el 95% estrangers, i alguns menors", així de contundent s'ha mostrat avui el capità de la Guàrdia Civil, Alfonso Casajús, en una roda de premsa conjunta amb l'intendent de la Guàrdia Urbana de Barcelona, Juan Rodríguez. Tots dos comandaments policials han explicat els detalls d'una operació que ha acabat amb la clausura del club cannàbic, que en realitat es dedicava a traficar amb estupefaents, sobretot amb turistes. A més de vendre haixix i marihuana, també tenien una peculiar manera de distribuir la droga, ja que l'amagaven en llaminadures.

L'Associació Cannàbica 420 es va constituir l'estiu del 2013. Rodríguez assegurava aquest dimarts que quan els veïns de l'entitat van començar a denunciar molèsties, es van activar les alarmes del cos policial municipal. L'Ajuntament va precintar en diverses ocasions l'entitat "per diverses irregularitats administratives, precintaments violats sistemàticament pels responsables del local". Les denúncies seguien i la Guàrdia Civil i la Guàrdia Urbana van fer una investigació conjunta, batejada com a operació Matujo, per esclarir què passava a l'interior del club.

L'associació estava perfectament jerarquitzada. "El modus operandi sempre era el mateix: tenien diversos captadors, anomenats agents verds, que parlen diversos idiomes i que contactaven amb turistes a la Rambla de Barcelona i a la zona de la plaça de Catalunya", detalla l'intendent de la Urbana. Els agents verds acompanyaven els turistes a l'associació, on se'ls expedia un carnet de soci previ pagament de 20 euros. "A partir d'aleshores podien comprar les substàncies estupefaents sense cap tipus de limitació, permetent-los consumir tant a dins com a fora del local", ha assegurat el capità Casajús. Els captadors sempre asseguraven que el local era un coffee shop. Els turistes creien que consumien substàncies de forma legal. "El gram de marihuana o haixix el venien a 10 euros i cada carnet valia entre 10 i 20 euros. Els captadors es quedaven una comissió de deu euros. Hi havia dies que feien més d'un centenar de socis", informa el capità.

Els agents havien interceptat turistes amb droga fora del local i havien constatat que l'associació fins i tot incomplia els requisits de la Federació d'Associacions Cannàbiques de Catalunya (FEDCAC) en vendre la substància sense deixar passar 14 o 15 dies des de l'alta com a soci a l'entitat.

A mitjan agost la Guàrdia Civil i la Guàrdia Urbana van escorcollar l'associació, on van trobar diverses quantitats de droga, i van precintar l'establiment. Al cap d'uns dies, algú va trencar el precinte i van reprendre l'activitat. El jutjat d'instrucció va ordenar l'entrada i l'escorcoll en què van requisar marihuana i haixix, van detenir quatre persones i en van imputar quatre més. "El president de l'entitat és un espanyol, es tracta d'un testaferro, un home de palla. També vam detenir un hongarès, un colombià, un marroquí i un nacional de Costa d'Ivori", asseguren els responsables policials. Els quatre imputats que no van ser detinguts són dos nigerians, un suec i un italià.

Entre la droga interceptada, a més de 5.945 cabdells de marihuana hi ha 269 grams d'haixix i 212 gominoles que contenen substàncies estupefaents.

Precisament els agents han remarcat que les gominoles estaven a l'abast de qualsevol a les màquines expenedores. "Tenen propietats estupefaents, que no es noten fins que no s'han digerit. Si es produeix un excés en el consum, hi ha risc de sobredosi o d'intoxicació, sobretot entre menors", ha conclòs l'intendent de la Guàrdia Urbana.

http://cat.elpais.com/cat/2016/11/15/catalunya/1479208392_473294.html

Dimarts, 22 de novembre de 2016
El Periódico

El comercio logra que Barcelona recupere horas de iluminación navideña

Tras el recorte del 2015, la nueva campaña empieza tres días antes y reconquista más horario nocturno

Los operadores locales lamenta que grandes marcas y entidades financieras sigan sin pagar por los montajes

Tras la tempestad de la campaña de Navidad del 2015, la calma vuelve a Barcelona en forma de una pequeña dosis más de kilovatios. La parafernalia de las fiestas brillará en las calles a partir del próximo jueves 24, recuperando tres días de encendido, pero muy por debajo todavía del récord del 2014. Los comerciantes han peleado para ganar horas de luz desde el convencimiento de que en la ecuación navideña los ornamentos son proporcionales al ambiente y las ventas.
Hasta el día de Reyes, cada eje comercial volverá a echar la carne al asador para animar su zona. Lo harán, como es tradición, sufragando con el ayuntamiento al 50% los montajes, que en muchos casos repiten los diseños del año pasado por cuestión de presupuesto. No obstante, calles de peso como la Rambla o el paseo de Gràcia estrenan creaciones como reclamo promocional. El encendido general lo oficiará este año la alcaldesa Ada Colau en el cruce del Paral·lel y la ronda de Sant Pau, donde confluyen tres distritos.

Tras semanas de negociaciones, se ha pactado también que estas fiestas los horarios sean más dilatados que en el 2015. En esta ocasión, se racionalizan los operativos, según los comerciantes, lo que supondrá iluminar las calles de 18.00 a 23.00 horas de lunes a miércoles; hasta las 00.00 horas el jueves; hasta la 1.00 viernes y sábados, mientras que los festivos 24, 25 y 31 de diciembre y el 5 de enero, el interrumptor estará abierto hasta las dos de la madrugada. Es decir, que se gana una hora diaria de jueves a sábado y los días especiales, respecto a la última Navidad.
La llegada de Colau al gobierno municipal impulsó un intento de redimensionar los fastos navideños en el 2015. Si en el 2014 Trias adelantó el encendido al 21 de noviembre, con el relevo de Colau se quiso retrasarlo al 1 de diciembre, lo que desató al unísono las iras del comercio y la restauración. Finalmente se optó por el día 27 como mal menor, pero este año la entrada en el gobierno de los socialistas Jaume Collboni, como teniente de alcalde de Empresa, y de la concejala de Comercio, Montse Ballarín, ha propiciado un acercamiento de posiciones.

NORMATIVA CUESTIONADA

El comercio aplaude el avance, pero a corto plazo aspira a ampliar también los horarios entre semana, algo que el ayuntamiento acota aludiendo a la normativa del Govern sobre eficiencia energética. Según los empresarios, el criterio medioambiental hace aguas, ya que la utilización de iluminación con leds reduce enormemente la factura energética desde hace años. De hecho, esa evolución tecnológica lleva a Gabriel Jené, presidente de Barcelona Oberta, que alinea a los ejes comerciales más céntricos y turísticos, a reclamar a la Generalitat que ponga al día la actual regulación, que ven obsoleta.

Pero la visión de la Navidad asociada al consumismo repele a Barcelona en Comú. Aun con todo, y a sabiendas de que en muchas zonas los comerciantes no logran suficientes fondos para instalar luces, se dotará a los distritos con unos 250.000 euros para ayudas a la dinamización, que en algunos casos se destinarán a ese fin.

BANCOS Y GRANDES CADENAS

El sector hace hincapié también en la necesidad de implicar a muchas grandes cadenas de textil y complementos, así como a entidades financieras, que por política de empresa se descuelgan de las asociaciones de comerciantes, aunque se beneficien de ellas. Así, en muchas calles del centro apenas la mitad de los operadores (habitualmente los autóctonos y el pequeño comercio) sufragan el alto coste de los ornamentos navideños, mientras que firmas de gran consumo y de lujo miran para otro lado. En algunas calles, esa insolidaridad ponen en jaque la calidad de la iluminación, lamenta Jené.

Desde la Fundació Barcelona Comerç, que aglutina a los grandes ejes de barrio, desde Sants a Sant Andreu, hay previsiones positivas para la campaña navideña. Pero su presidente, Salva Vendrell, asume que muchas calles repetirán iluminación para ahorrar costes. Tiene claro que el encendido, hasta en los barrios populares, "hace un clic" que definitivamente anima la venta. "Si se pudieran ganar días, mucho mejor".

Una idea que suscribe Roger Pallarols, director del Gremi de Restauració, patronal clave en esta reivindicación horaria, ya que son los restaurantes los que más inciden en la necesidad de que Barcelona brille y sea más tentadora a la hora de las cenas y las copas.

Espectáculo
MOTIVOS TRADICIONALES Y TOQUES DE VANGUARDIA

Muchos diseños se alquilan una temporada y luego rotan por otras calles para ahorrar costes, casi siempre de inspiración tradicional. Algunas vías se esfuerzan en estrenar propuestas, como el paseo de Gràcia, que este año opta por un ambiente clásico de estrellas de Belén con esferas y tubos de leds. O la Rambla, que el pasado viernes empezó a colgar los pájaros que protagonizan su campaña. El ayuntamiento estudia recuperar sus concursos de diseño (tras frustrarlos el año pasado en Muntaner y la Via Laietana) pero con la premisa de que sean más polivalentes y se puedan reutilizar.

COMERCIO DE PROXIMIDAD
La concejala Ballarín enfatiza que la campaña navideña tratará de dar fuelle al comercio de proximidad, que ha sufrido mucho más que el centro turístico la crisis.

CALLES EMBLEMÁTICAS
Aunque el martes se concretarán todos los detalles en muchos aspectos se dará continuidad a medidas adoptadas en los últimos años, como mayores recursos para calles consideradas "de ciudad", como Balmes, Aragó o la Gran Via, ya que son clave en la ambientación pese a no contar con un tejido comercial organizado en algunos tramos.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/barcelona/comercio-logra-que-barcelona-recupere-horas-iluminacion-navidena-5637869

LA RAMBLA DE BARCELONA

La Rambla és un dels indrets de Barcelona on bull més activitat, una ciutat dins d'una altra ciutat.

Carregant...
x
X