Amics de la Rambla

Amics de la Rambla

Resum premsa sobre La Rambla - Novembre 2017

30 de novembre de 2017

Dissabte, 30 de septembre de 2017
La Vanguardia / Cultura/s

Iconografía del drama
Joan-Pere Viladecans

Todos tenemos recuerdos personales relacionados, directa, o indirectamente, con el arte. En la caja negra de nuestra memoria particular, imágenes que encarnan hechos puntuales, algunos más trascendentes que otros, de nuestras vidas. El rubor de los adolescentes ante los desnudos de Renoir. El niño que a gatas desapareció de la sala de las Meninas en el Museo Picasso. El tímido beso ante los nenúfares de Monet. La benigna discusión conyugal en la cola para visitar el Bosco. El viaje, después de ahorrar varios años, para ver los Van Gogh. El perfume nunca más apercibido de una bella dama ante una acuarela de Watteau. La lágrima ante el David de Miguel Ángel... Con la irrupción de las nuevas tecnologías y sus posibilidades de reproducción inmediatas ¿Quién no se ha hecho una selfie con una obra de arte al fondo? La referencia de un viaje. El testimonio de una visita cultural.
Y también el arte, testigo mudo, la foto fija de la catástrofe. En el memorial colectivo de una ciudad herida: la cerámica de Joan Miró en el Pla de l’Os, justo donde se paró la marea negra, obscena, corrosiva y asesina del atentado en la Rambla. Una imagen referencial y repetida globalmente. Única. Un pavimento que muchos habrán redescubierto a partir del suceso. De hecho nunca fue una de las obras más celebradas de Miró. Un grave error, de todas las intervenciones públicas del pintor, esta es, sin duda, la más conceptual, la más atrevida, la que carga con una mayor voluntad popular. Un círculo de mosaico en la Rambla para ser pisado. Para ser circulado por millones de personas. ¿Se acabó de entender la idea? Lo cierto es que la obra tiene una difícil perspectiva, lo ideal es verla desde de una cierta altura. Y ha tenido problemas de conservación. Ni es una creación sacralizada ni Miró quería que lo fuera, pero de ahí a abandonarla a su suerte va un cargo de conciencia. Ni una sola placa informativa, ni la limpieza adecuada, ni la restauración puntual.
El encargo fue de los Amics de la Rambla en 1968 y se inauguró en 1976. En unos años de efervescencia cultural de una ciudad que por medio de su arte y su cultura deseaba proyectarse al mundo. Captar la atención y colocarse en el mapa de la vanguardia. La obra de Miró tenía argumento global.
Y ahora 40 años después esta obra es una parte fundamental de la iconografía del desastre. Será para siempre algo así como una cabreada acusación a la melena del odio. La imagen que ineludiblemente se asociará a la tragedia y que sirvió de soporte a miles y miles de exvotos de ciudadanos anónimos, doloridos e indefensos. Una emoción, a su vez, cubierta por millones de emociones. Una grandísima escenificación de la indefensión, del recuerdo, de la intemperie en que todos nos quedamos ante la pérdida, y la fuga de la vida… Los exvotos ya hace mucho que salieron de los recintos sagrados, ahora los encontramos, como expresión anónima de la creatividad popular en calles, avenidas, carreteras. Un conjuro a la muerte. Una ofrenda. Un pensamiento para recordar ¿Para recordarnos? Un exvoto es un acto de poesía civil. Una carta sin remitente ni dirección. Un gesto cultural. Es lógico: el arte y la cultura ponen permanentemente de manifiesto la enemistad de la vida contra la muerte. ¿Habrá que repetirlo muchas veces?

Dissabte, 4 de novembre de 2017
La Vanguardia

Brujas y monjes
Arturo San Agustín

Públicamente, determinados poetas de la política, que siempre ponen su afectada lira al servicio del que manda y del que puede mandar, fingen llorar. Esos no son, pues, vates sino plañideras, oficio que en Catalunya suele practicarse más en tierras gerundenses, que fue donde, hace algún tiempo, me aseguraron que la discreta Marcela Topor, esposa de Carles Puigdemont, solía acudir a las vrajitoare, que son unas brujas rumanas. Ahora aquellos rumores gerundenses se han convertido en realidades. Vasluiiaus Lenuta, suegra de Puigdemont, ha confirmado, según leo, que su yerno cuenta con un amuleto, un martzisor, para que la suerte no le abandone. Y explica la diferencia entre un amuleto y un talismán, que sería un asunto más serio esotéricamente hablando. Tanto Lenuta como su esposo, Andrei Topor, no parecen estar muy bien informados de lo que está pasando en Catalunya, pero se intuye que son buenas personas y, además, se supone que sufrieron las ferocidades del matrimonio Ceausescu. Yo creo que a los Topor-Lenuta hay que perdonarles su falta de información, porque una hija sigue siendo una hija. También una bruja sigue siendo una bruja. Las brujas han recuperado cierto protagonismo social. Ignoro si las vrajitoare forman parte de ese grupo de brujas rumanas que viven en grandes casas y todo a su alrededor es dorado, desde la tapicería de sillones y sillas hasta las cortinas, alfombras y muebles. Aunque mucho más asilves¬tradas y sin duda menos peligrosas, estas brujas rumanas en materia de gustos estéticos vienen a ser como algunos jeques del petróleo y como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Yo prefiero a las brujas mallorquinas que vivieron en Llucmajor.

Así están aquí las cosas. Mientras algunos monjes de la montaña parecen nuevamente empeñados en querer confundir a Dios con el César, la discreta Marcela Topor consulta el futuro con sus paisanas, las brujas rumanas. Pero afortunadamente, más allá de los monjes, las brujas y los mejillones belgas, que es el plato de moda mientras escribo esta crónica, siguen existiendo ciudadanos barceloneses como Aníbal Rodríguez y su esposa Mercè Canelles. Los conocí en el acto anual que los Amics de la Rambla organizan en el Saló de Cent y donde se conceden los títulos de Ramblistes d’Honor. Aníbal, que tiene la ironía, la presencia y el bigote de un coronel inglés retirado, fue agente comercial y Mercè, modista. Vivieron en la Rambla hasta hace 10 años, que fue cuando la especulación inmobiliaria los expulsó de ese paseo, al negarles el muy necesario ascensor. En el acto al que hago referencia, mientras escuchaba el pregón de Josep Cuní y observaba a Ada Colau, que cuando está callada dice más cosas que cuando habla o ametralla, seguía sin entender por qué, salvo Jordi Hereu, a casi todos los alcaldes de Barcelona les sobreviene un delirio de grandeza universal, cósmico, en cuanto les dan la vara. ¿Por qué estos aparentes salvadores de la humanidad nunca piensan, por ejemplo, en los vecinos del Raval que han sufrido durante demasiado tiempo a los okupas narcotraficantes? O en Aníbal y Mercè, que tuvieron que abandonar su querida Rambla.
Es más fácil y cómodo decir que quieres salvar el mundo entero que trabajar. Mucho más.

Novembre
El Raval

https://periodicoelraval.blogspot.com.es/2017/11/el-raval-de-noviembre-2017-numero-283.html

Dimarts, 7 de novembre de 2017
El Periódico

Barcelona premia al comercio de la Rambla por su respuesta el 17-A

La vigésima edición de los Premis Barcelona Comerç, entregados este lunes por la noche, han otorgado un reconocimiento especial a los mercados, ejes, asociaciones y establecimientos comerciales de la ciudad "por su apuesta de valentía, firmeza y solidaridad mostrada a raíz de los atentados del pasado 17 de agosto". En particular, el galardón ha reconocido a los trabajadores de las tiendas "que fueron a la Rambla y mostraron su solidaridad, y también a los que al día siguiente volvieron a abrir sus puertas para restablecer la vida normal de la ciudad y transmitir el mensaje de que Barcelona no tiene miedo".

Los galardones han distinguido también a la Associació de Venedors del Mercat del Ninot, como mejor iniciativa colectiva para la dinamización de un mercado municipal, mientras que la empresa Soler Capella Carnissers ha recibido una mención como mejor iniciativa individual. Etnia se ha llevado la distinción al comercio innovador y Sephora, una mención en la misma categoría. El Colorao (mejor comercio de proximidad), L’Estoc (comercio sostenible) y Cottet (premio Albert González) han sido otros de los galadonados.

"El comercio de proximidad hace barrio, refuerza el orgullo de ciudad y contribuye a mejorar la calidad de vida", destacó la alcaldesa, Ada Colau, en la gala de entrega. "Es un valor que debemos preservar por una ciudad más integradora, más humana y más amable", subrayó.

http://www.elperiodico.com/es/barcelona/20171106/barcelona-premia-comercio-rambla-respuesta-atentados-17-a-6406390

Dijous, 11 de novembre de 2017
La Vanguardia

La Rambla para los barceloneses
Maricel Chavarría

Si es cierto que la Rambla ha ido siempre por delante de lo que le sucede a Barcelona –ya sea como epicentro de manifestaciones por los derechos y libertades, o como arteria del pulso cultural de la ciudad–, convendría no aparcar ni por un segundo la lucha contra el secuestro que sufre por parte del turismo. De un turismo facilón, para más señas, que tiene un impacto y puede suponer una pérdida de autenticidad. Así como de la calidad de la oferta: hoy es más caro un litro de sangría en la Rambla que un cava reserva.

¿Está en lo cierto Deyan Sudjic cuando arremete contra los cruceros? ¿Es esa la solución? ¿Qué hay que hacer para que la gente de Barcelona pueda sentirse atraída de nuevo por el emblemático paseo y encuentre más razones para ocuparlo que para evitarlo? ¿Y para que el turista lo viva como un verdadero corazón de la ciudad y no como el marcapasos artificial en el que se ha convertido? ¿De verdad la solución pasa por limitar los pisos turísticos ya legales o por exigir la desaparición de las terrazas, por citar medidas sugeridas por el Ayuntamiento?
Ayer fue el Cercle del Liceu el que sirvió de diván para el ya complejo tema de la recuperación del paseo, durante un almuerzo-coloquio en el que se planteó qué fue, qué es y qué quiere ser la Rambla de Barcelona. Y las respuestas no estaban en el aire, sino en la mente de empresarios y comerciantes de Amics de la Rambla, asociación que desde 1960 se dedica a mejorar la vida de los vecinos y que desde el año pasado preside el proactivo Fermín Villar.

“Hay que mejorar todo eso que se ha derivado del turismo, hay que poner en valor lo que le es esencial y diferencial a la Rambla, una de las calles más conocidas del planeta, en la no parece que ningún barcelonés pueda desayunar a un precio razonable. Pues bien, les diré que eso no es cierto: en el Moka se puede desayunar a precio de barrio, y si no que se lo pregunten a Anna Matamala...”, dijo Villar, mirando a la empresaria de la Rambla que participaba de la comida-coloquio.

La exposición que hizo Villar de la situación, pendiente entre otras cosas de implementar un plan especial de reordenación que impulsan los propios Amics de la Rambla, sonó como un balón de oxígeno. “Hay que ordenar las cosas –apuntó–, los armarios de servicios y las cajas de semáforos, todo eso irá subterráneo. No olvidemos que la Rambla es un paseo, en el siglo XVIII la gente salía a pasear por aquí fuera murallas. Hay que recuperarlo para los peatones, aunque seguirán circulando coches en un solo carril y no con la misma permisividad. Además queremos trabajar en la conexión entre barrios, que haya flujo entre el Gòtic y el Raval. Esta es la arteria de la cultura, la del Polirama, del Sidecar, del Cordobés, del Liceu...”.

El director general del Gran Teatre, Roger Guach, apostó por la dignificación. “Que cualquier actividad la dignifique, que si hay que poner un restaurante no sea un falafel. Intentemos aportar cultura, que atraiga a toda esa gente que ahora no viene”, dijo, haciendo hincapié en la falta de iluminación. “Un Liceu bien iluminado da vida y ahuyenta la delincuencia”.
Es un proyecto ese, asociado a la reforma de la fachada, que está a punto de salir a concurso. Y con el que el propio Cercle del Liceu aprovechará para abrir sus ventanales de la calle Sant Pau y compartir con los transeúntes sus vidrieras wagnerianas.

http://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20171116/432913210484/la-rambla-para-los-barceloneses.html

Divendres, 17 de novembre de 2017
La Vanguardia

¿Qué atentados?
Tres meses después, los ataques ya son la prehistoria
Rebeca Carrasco

El lunes invité a comer a Lluís Pellicer. Es periodista, a veces ejerce de jefe, y aun así hay quien dice que es buena persona. Recorrimos a pie los 500 metros que separan el inicio de La Rambla hasta llegar a La Boqueria. Hacía mucho que no pasaba por allí, me dijo. Dejamos atrás a unos turistas, que se fotografiaban a las puertas del metro, y esquivamos a unos estudiantes plantados con sus mochilas en medio del paseo, en corrillo.

Delante de nosotros, una pareja recorría la avenida peatonal sin soltarse de la mano, como si pudiesen ver el mar al fondo. Más abajo, a la izquierda, dos policías hablaban en inglés con una mujer, que se esforzaba en explicarse, con su hijo también de la mano. Su marido la observaba, sin preocupación aparente. Estaban al lado de uno de los muchos quioscos de La Rambla, donde venden ceniceros, imanes, postales… Hasta helados, aunque estemos a las puertas del invierno.

Pellicer y yo caminábamos tranquilos, charlando, como si no existiese el teléfono móvil, ni Whatsapp, ni Telegram, ni la web. Sin las prisas que sí llevaba un anciano, con la mirada fija en el suelo, que zigzagueaba para adelantar a la masa de guiris sin tropezar con las sillas de las terrazas o con el perro del señor que pedía limosna, y salir cuanto antes de allí. Cerca de La Boqueria, se lo pregunté:

—¿Piensas en ello?

Hace ya tres meses del atentado. El día era soleado, más o menos como el nuestro, pero en lugar de 15, había unos 27 grados. Poco antes de las cinco de la tarde, una furgoneta blanca entró por La Rambla, se subió a la acera y arremetió contra todos los turistas, estudiantes, enamorados, madres, hijos, maridos, ancianos, perros y pobres que encontró. Mató a 14 personas. Y porque el airbag de la furgoneta saltó a altura de La Boqueria y le impidió seguir.
Pellicer estaba de responsable en la redacción de EL PAÍS en Cataluña, que funcionaba a medio gas en agosto. Una redactora del diario, que vive justo en La Rambla, avisó. "Me llamó al móvil, nerviosa, repetía que había habido un atentado", recuerda Pellicer. Él fue algo escéptico. "Pero ella repetía que sí y que sí y que sí". Colgó y al poco oyó una estampida de gente gritando y llorando. La redacción de EL PAÍS —que como todos los medios, se volcó en lo sucedido— está al lado de la plaza de Catalunya.

Más que un sitio al que se va, La Rambla es un lugar por el que se pasa. Los lugareños no pagaríamos una jarra de cerveza a precio de oro ni osaríamos (creo) pedir una paella, pero es agradable dejarse caer de vez en cuando y ver los tenderetes de flores. Pellicer ha tardado en volver a cruzarla. "Me venía a la cabeza los gritos, y ese momento…", admite. Hasta el punto de pedirle a un amigo cambiar de ruta, una noche de copas, para no tener que revivir aquellos días.

Pero esos recuerdos y sentimientos ya le quedan lejos, me cuenta mientras comemos una combinación exótica de mejillones a la marinera, minihamburguesas y pescado frito, en un almuerzo que ya sí compartimos con mi teléfono móvil, y que al final pagamos a escote. Un camarero de Casa Guinart en La Boqueria nos explica que casi nadie les saca el tema del atentado. "Los primeros días —relata— me preguntaron unos tres o cuatro turistas". Alguna vez, dice, puntualmente, hay quien lo menciona. Pero de refilón, desubicados: "Ni siquiera saben que fue aquí delante".
El autor del atentado, Younes Abouyaaqoub, de 22 años, huyó a pie por La Boqueria, mientras la gente corría presa de la histeria, sin saber muy bien qué había sucedido. En unas imágenes, difundidas por Antena 3, se le ve saliendo del mercado, a paso ligero. "¿Sabéis qué ha pasado?", le pregunta una joven. "No sé, eso está pasando por allí", le responde sin alterarse, y sigue su ruta. El jueves de la semana pasada recibió el alta el último del centenar de heridos.
"La independencia es el nuevo tema", sigue el camarero. Hablan de ello algunos turistas, pero sobre todo los que trabajan o hacen vida en las inmediaciones de la popular arteria. Es la conversación a la hora del café o durante el desayuno. O el comentario ligero de primera hora de la mañana. Como si en Cataluña todo lo que ocurre desde hace siglos gire alrededor de la independencia. "¿Atentado?", dudan incluso algunas personas, recolocándose en el tiempo, cuando se les pregunta. Los ataques de Cambrils y Barcelona del 17 de agosto, con 15 víctimas mortales y el asesinato de Pau Pérez, son ya la prehistoria.

Como la foto que ilustra este artículo, tomada en una rueda de prensa posterior al ataque en La Rambla. El presidente Carles Puigdemont ha sido cesado y ha huido a Bélgica. El consejero del Interior, Joaquim Forn, lleva 15 días en la prisión de Estremera. El mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, alabado por su gestión de los atentados, está imputado por sedición, destituido como jefe y relegado a tareas administrativas en el cuerpo.

https://elpais.com/ccaa/2017/11/17/catalunya/1510949224_581146.html

Divendres, 17 de novembre de 2017
El País

La última calesa de Barcelona

El Ayuntamiento no renovará la concesión de los carruajes de caballos que circulan por la ciudad

El Ayuntamiento de Barcelona eliminará los carruajes tirados por caballos de la ciudad a partir del 1 de junio de 2018. El Consistorio anunció ayer que no renovará a la concesión —que finaliza en mayo— a la única empresa que realiza tours en calesa por la ciudad. El propietario de la empresa que realiza estos servicios denunció ayer que la decisión del Gobierno municipal dejará “sin empleo a tres familias”.

El comisionado de Ecología, Frederic Ximeno, reconoció que la decisión del Consistorio es congruente con otras políticas llevadas a cabo con “el uso lucrativo” de los animales. “No renovamos la concesión del servicio de ponis del parque de la Oreneta ni la del Zoo. Ahora hacemos lo mismo con las calesas, a las que solo se dedicaba una empresa con solo un vehículo”, reconoce Ximeno.

El propietario de la empresa, Alexandre Pujadas, criticó que nadie en el Consistorio se ha puesto en contacto con el. “Son dos los carruajes que realizan este servicio al final de La Rambla”, corregía el empresario, que también gestiona una cuadra en la hípica municipal de la Foixarda. “Espero que el Consistorio no se fije después en la hípica”, alertó Pujades, que es el heredero de una empresa fundada por su bisabuelo.

El comisionado de Ecología aseguró que las celebraciones tradicionales como los Tres Tombs no quedarán afectadas por la decisión municipal.

Pujadas sostuvo ayer que sus caballos están en perfecto estado, a pesar de que en verano de 2016 murió una yegua mientras tiraba de la calesa. “Tengo muchos animales en perfecto estado y ningún veterinario puede garantizar que esa excepción no ocurra”, remarcó. Ayer un carro seguía dando paseos a turistas al final de La Rambla a 40 euros la hora.

https://elpais.com/ccaa/2017/11/16/catalunya/1510860423_688406.html

Divendres, 17 de novembre de 2017
El Mundo / La Vanguardia / EFE

Amics de La Rambla pide que se mantenga la vigilancia policial pese a la instalación de bolardos

El presidente de la asociación Amics de la Rambla, Fermín Villar, ha aplaudido la implantación de bolardos y otros obstáculos para garantizar la seguridad de La Rambla, pero ha exigido que se mantenga igualmente la presencia policial.

Una petición que llega después de que la Junta de Seguridad de Barcelona acordara ayer instalar obstáculos como arbolado y bolardos en varios puntos del centro de la capital catalana, entre ellos La Rambla, y convertir en peatonal el entorno de la Sagrada Familia, como medida de prevención en materia antiterrorista.

Villar ha explicado a la televisión municipal Betevé que su asociación apoya la instalación de barreras arquitectónicas en el centro de la ciudad, pero ha pedido al Ayuntamiento que no retire la presencia policial porque "ayuda a dar tranquilidad y es una herramienta útil para luchar contra la venta ambulante".

La asociación valora positivamente que haya patrullas policiales en La Rambla desde el atentado del pasado 17 de agosto y ha destacado que la presencia de los agentes de los Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana han disuadido a los manteros de instalarse allí.
Por otra parte, al cumplirse hoy tres meses desde los atentados, Villar ha asegurado que ha habido una "recuperación bastante rápida", aunque siguen teniendo muy presentes a las víctimas.

El presidente de la asociación cree que una de las claves para haber vuelto a la normalidad ha sido la "maravillosa respuesta ciudadana", que ha seguido visitando la zona.

Por su parte, el líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández, ha asegurado que la alcaldesa, Ada Colau, "acierta cuando rectifica" al instalar bolardos en las zonas más céntricas para mejorar la seguridad ante posibles atentados.

Sin embargo, el líder municipal del PP ha aprovechado la decisión de la Junta de seguridad de Barcelona para asegurar que el gobierno de Colau ha actuado "con frivolidad e irresponsabilidad durante demasiado tiempo, como cuando dijo que no se podía llenar Barcelona de pilonas".

http://www.elmundo.es/cataluna/2017/11/17/5a0f33dbca4741622a8b459a.html

Diumenge, 19 de novembre de 2017
El Mundo

Barcelona agiliza pequeños proyectos a falta de retos más ambiciosos

A falta de los mínimos consensos para aprobar las grandes propuestas y adoptar decisiones que requieren ampliar mayorías, el gobierno de Ada Colau ha puesto la directa en lo que se refiere a la realización de proyectosque pueden llevarse a la práctica sin necesidad de negociar con el resto de grupos municipales o que difícilmente toparán con una oposición política o vecinal.

En los últimos tres meses, desde que comenzó el actual curso tras las vacaciones veraniegas, la comisión de gobierno ha aprobado ya más de medio centenar de proyectos de mejora, reforma o reurbanización de otras tantas calles, plazas o zonas ajardinadas distribuidas por la práctica totalidad de distritos de la ciudad.

Se trata de inversiones que, mayoritariamente, oscilan entre el millón y los dos millones de euros, aunque se mueven en una franja que va de los 280.000 euros (reurbanización de la calle Comtes de Bell·lloc) hasta los casi 5 millones que costará cambiarle la cara –y modificar la circulación– a la avenida Príncep d’Astúries.

La lista de proyectos aprobados en la última docena de sesiones de la comisión de gobierno (todas ellas aún en presencia de los cuatro concejales del PSC) incluye la ejecución de numerosas obras de reforma del espacio público y de los viales de circulación en muchos barrios de la ciudad, desde Sarrià-Sant Gervasi a Nou Barris. El gobierno municipal ha dado luz verde a actuaciones de este tipo en la calle Vilà i Vilà (1,5 millones de euros), Ventalló (650.000), Carreras Candi (2,5 millones), plaza de la Trinitat (1,4 millones), calle Vergós (3 millones), algunos tramos de Villarroel y Rosselló (1,4 millones), Saragossa y Sant Eusebi (1,4 millones), Camèlies (1,9 millones) o la plaza Hilari Salvadó (600.000 euros), por citar sólo algunos ejemplos.

Esta avalancha de proyectos recién aprobados no es fruto de la casualidad. Este es el momento adecuado –una vez superado ya ampliamente el ecuador de este periodo de gobierno– para concretar las reformas a fin de poderlas materializar durante el 2018 y, en la inmensa mayoría de los casos, tenerlas terminadas e inauguradas a falta de entre cuatro y ocho meses para las elecciones municipales de mayo del 2019.

Ya desde sus orígenes se advirtió que, desde el punto de vista urbanístico y de transformación física de la ciudad, el de Ada Colau iba a ser un gobierno poco amante de los proyectos grandes y ambiciosos, un gobierno más aficionado al retoque, a la microcirugía, a las pequeñas inversiones muy repartidas por los barrios. El primer mandato de los comunes al frente de la capital catalana tenía que dejar para la posteridad unas pocas grandes obras de nuevo cuño.
Otras, como las de Glòries, no son si no la herencia, en cierto modo envenenada, de anteriores gobiernos. La conexión del tranvía parecía tener todos los números para cumplir esta función de emblema de estos cuatro años, pero consumidas casi dos terceras partes del mandato la unión del Trambaix y el Trambesòs a través de la Diagonal ni siquiera tiene garantizados los apoyos políticos suficientes para iniciar obras antes de la primavera del 2019.

Las comisiones en las que se debe discutir el proyecto del tranvía y en la que están presentes todos los grupos de la oposición se suceden en el tiempo–algunos meses se aplazan– sin que llegue a presentarse formalmente el proyecto ejecutivo o, si más no, se tome alguna decisión sobre el futuro de esta infraestructura. Lo cierto es que la remodelación de un gran parte de la Diagonal, que contaba con un proyecto del anterior mandato, pende de la implantación de la conexión de este sistema de transporte.

En estas circunstancias, modificadas esta misma semana con la ruptura del pacto de gobierno entre BComú y el PSC, el equipo de Ada Colau enfila la recta final de un cuatrienio que dejará para el recuerdo la controvertida puesta en marcha de las supermanzanas y la obsesión por trazar carriles bici por doquier, muchas veces sin medir la proporcionalidad de la medida ni sus consecuencias en unas calles incapaces de contener tantas cosas y en las que iniciativas “pacificadoras” acaban produciendo el efecto contrario, agravando su estrés o traspasándolo a las calles vecinas.

Al margen de estas cuestiones, al gobierno en minoría de Colau aún le quedan por definir algunas grandes transformaciones y que después de meses continúan envueltas en procesos participativos. Una de ellas es la reforma que quedó pendiente de la avenida Paral·lel, iniciada durante el mandato de Xavier Trias. La victoria de BComú en las municipales dejó la continuación de la remodelación en el aire. El nuevo gobierno dijo que quería repensar el proyecto, abrir unos nuevos procesos participativos que incluyeran a las nuevas voces vecinales discordantes. Sin embargo, y pese a las reiteradas peticiones de los grupos de la oposición en las comisiones de Urbanismo poco se sabe de la continuidad de este proyecto.
También los vecinos de la Meridiana están deseosos que empiecen cuanto antes las obras. El proyecto definitivo entre cuatro dibujos diferentes debía haberse tomado ya, pero aún se está consensuando con los vecinos la reforma definitiva que se debe adoptar para solucionar los problemas de movilidad –sobre todo de peatones– que presenta esta arteria. En esta misma situación se encuentra Via Laietana, después de presentar una reforma suave de esta avenida, que no cuenta con el beneplácito sobre todo de los comerciantes de la zona, poco más se ha sabido de su reforma.

Una de las posibles bazas que se guarda Colau, aunque difícilmente podrá arrancar obras antes del principios del 2019, es la futura transformación de la Rambla. Un proyecto que han ambicionado todos los alcaldes y que, de momento, nadie ha llevado a buen puerto. El anteproyecto de la futura remodelación deberá presentarse en breve y también iniciar las conversaciones para pactarlo con el resto de grupos municipales. Se trata de una reforma ambiciosa que va más allá del urbanismo y la estética del paseo con el que también se pretende abordar problemáticas sociales, económicas y de vivienda.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20171119/432995721547/barcelona-ada-colau-proyectos-urbanos.html

Dimecres, 22 de novembre de 2017
ABC

La fuente de Canaletas de la avenida de Barcelona de Córdoba cumple 35 años

La Fuente de Canaletas de la avenida de Barcelona ha cumplido 35 años. La instalación novecentista, que cuenta con una columna de hierro rematada por cuatro farolas, fue donada por el Ayuntamiento de Barcelona en 1982, «tras la propuesta elevada por el entonces alcalde de Córdoba, Julio Anguita, ante el Consistorio de la Ciudad Condal en una visita efectuada anteriormente», según publicó este periódico en su día.

Al acto, que fue inaugurado por Anguita y por el primer edil del Ayuntamiento barcelonés, Narcís Serra, acudió un gran número de cordobeses que no quisieron perderse el acto. Ambos regidores bebieron simbólicamente agua de la fuente.

Serra, en su alocución, refirió que «interpretamos nosotros el acto como un homenaje a los cordobeses que en este momento no están aquí, sino en mi ciudad». Según recuerda el Archivo Municipal de Córdoba, días antes se había procedido a un acto similar en Granada, también en un barrio periférico.

Esta fuente es réplica de la original instalada en la Rambla de Canaletas de Barcelona y una de las más populares de la Ciudad Condal. Desde hace muchos años los aficionados del F.C. Barcelona acuden a su entorno para celebrar los títulosconseguidos por su equipo.

http://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/sevi-fuente-canaletas-avenida-barcelona-cordoba-cumple-35-anos-201711221413_noticia.html

Dimecres, 22 de novembre de 2017
La Vanguardia

Barcelona encenderá las luces de Navidad este jueves en La Rambla en recuerdo del atentado

Barcelona encenderá las luces de Navidad este jueves a las 19.00 horas en La Rambla, como homenaje a las víctimas del atentado de agosto, en un acto al que asistirá la alcaldesa, Ada Colau.

Las luces se encenderán en la Rambla de Santa Mònica, en reconocimiento de la respuesta de los comerciantes y de los vecinos de La Rambla al atentado.

En el acto también participarán el presidente de la Fundació Barcelona Comerç, Salvador Vendrell, y el de Barcelona Oberta, Gabriel Jané, y asistirán la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, y el de Turismo, Comercio y Mercados, Agustí Colom.

La comisión de Presidencia de la pasada semana aprobó a propuesta del grupo Demòcrata hacer en el acto referencia al encarcelamiento de los miembros del Govern cesado y de los presidentes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Tras la encendida de luces navideñas este jueves, el Ayuntamiento abrirá al público el belén de plaza Sant Jaume el viernes, que cuenta con figuras de pesebre elevadas del suelo y minimalistas.

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20171122/433083773390/barcelona-encendera-las-luces-de-navidad-este-jueves-en-la-rambla-en-recuerdo-del-atentado.html

Divendres, 24 de novembre de 2017
Betevé

Comença el procés participatiu per reformar la Rambla

El projecte, liderat per l’exregidora i arquitecte Itziar González, engega recollint les propostes de veïns i entitats

La remodelació de la Rambla comença amb un procés participatiu per recollir les demandes i propostes dels veïns i entitats del passeig. Després es redactarà el projecte i s'espera que les obres comencin a principis de 2019

L'exregidora de Ciutat Vella i arquitecte Itziar González ha presentat, conjuntament amb el seu equip del col·lectiu Km-Zero, el projecte per remodelar la Rambla. En els pròxims sis mesos s'obrirà un procés participatiu que consensuar amb veïns, entitats i Ajuntament com ha de ser aquesta nova configuració del passeig, una feina que s'allargarà durant mig any. Després es redactarà el projecte amb l'objectiu de poder començar les obres a principi de 2019.
En la presentació ja s'han pogut sentir algunes de les propostes que es posaran sobre la taula com tancar-la al trànsit, tenir en compte els veïns de totes les procedències o canviar el nom del passeig pel de Les Rambles.

La seguretat a la Rambla

En el nou projecte, després dels atemptats del 17-A, també es tindrà molt en compte la seguretat. Itziar González creu que el projecte ha de ser segur en sí mateix sense necessitat de barreres, en referència a les pilones.

http://beteve.cat/rambla-proces-participatiu-reforma-comenca/

Divendres, 24 de novembre de 2017
Betevé

La Rambla encén el Nadal

Espectacle al passeig per recordar les víctimes dels atemptats del 17-A i homenatjar veïns i comerciants

La tradicional encesa de llums de la campanya de Nadal s'ha fet enguany des de la rambla de Santa Mònica com a dedicatòria a la resposta de la ciutat davant dels atemptats terroristes de l'agost. La festa ha donat pas a la il·luminació de 100 km de carrers i places de la ciutat, que s'encendran durant un mes i mig, fins al 6 de gener.

Fa dos anys l'encesa es va fer a l'Eix Maragall, l'any 2016 a l'avinguda del Paral·lel, i enguany s'ha escollit la Rambla per recordar la tragèdia de l'agost passat al passeig. Una desfilada de cors gegants bategant a dins d'una bombolla -un dels símbols d'aquest Nadal a la ciutat- ha donat pas a l'espectacle, amb música d'Arturo Calvo i coreografia de Javier Guerrero, que ha anat a càrrec de la pianista Clara Peya i la ballarina Ariadna Peya.

L'alcaldessa de Barcelona, Ada Colau, ha estat l'encarregada d'activar la il·luminació de tota la ciutat. Ho ha fet amb un endoll gegant que, simbòlicament, ha connectat al corrent i ha encès el passeig. Just al darrere s'hi han penjat dos coloms, un símbol de la pau, per recordar les víctimes. Colau ha destacat que "davant dels moments de dificultat en els que estem" és important sortir junts i recuperar els carrers, omplint-los de vida, amb actes com el d'aquest dijous.

100 km de llum

Amb l'objectiu d'incentivar les compres nadalenques, aquest 2017 s'il·luminaran 400 trams de carrers. Hi haurà espais nous com l'avinguda del Paral·lel (entre Cabanes i Margarit), el carrer d'Aragó (entre Bailèn i Aribau) o la Gran Via (entre Bailèn i Muntaner). També hi haurà carrers amb enllumenat festiu, concretament als trams on hi ha obres de llarga durada i a les zones afectades pel projecte del Pla de barris. Precisament, aquest any l'objectiu és arribar també a barris allunyats del centre i a zones comercials on hi ha menys botigues.

Fruit de l'acord amb els comerciants i restauradors, els llums nadalencs s'encendran cada dia fins al 6 de gener de 18.30 a 1 h els divendres i dissabtes, i fins a les 23 h la resta de la setmana. Una vuitantena d' associacions i eixos comercials han rebut subvencions municipals per valor de 860.000 € per que els ajudaran a pagar, com a màxim, un 50 % dels costos de la il·luminació.

http://beteve.cat/encesa-llums-nadal-rambla/

Divendres, 24 de novembre de 2017
Betevé

El Nadal omplirà de bombolles gegants la plaça de Catalunya

L’espectacle es diu ‘Un pas de pardal’ i funcionarà dins de les set esferes que es muntaran
L'Ajuntament ha presentat aquest dijous la campanya de les festes de Nadal. S'inicia amb l'encesa oficial de llums i acabarà el 5 de gener amb la cavalcada de Reis. Una de les novetats és l'espectacle 'Un pas de pardal', que funcionarà dins de set bombolles gegants a la plaça de Catalunya. Alguns dels espectacles també es programaran als barris.

La plaça de Catalunya tornarà a ser el centre neuràlgic de les festes nadalenques. "S'inaugurarà el 22 de desembre i serà una ciutat dins de la plaça de Catalunya", ha dit Marta Almirall, directora de festes de l'ICUB. Aquesta vegada l'espai s'omplirà de set "ingravidolles", que són bombolles gegants que incorporaran al seu interior espectacles i activitats. Les esferes parlaran de l'esperit nadalenc i s'anomenaran La Màquina de Fum, Domeny, La Fava, La Lua, L'Home de la Raó Infinita i Els Altres. Cadascun d'aquests escenaris representarà una de les 800.000 llars de Barcelona. Cada dia hi haurà un espectacle de cloenda i les bombolles funcionaran alhora. A la plaça també hi haurà la Fira de Consum Responsable , d'Economia Social i Solidària.

Promocionant el comerç

Barcelona tindrà fins a 15 casetes per embolicar els regals que els ciutadans comprin abans als eixos comercials. Es podran embolicar de forma gratuïta amb paper ecològic i amb roba reciclada. També hi haurà una prova pilot per il·luminar els aparadors de les botigues. Es farà al carrer Major de Sarrià amb la col·laboració de set escoles de disseny.

La ciutat tindrà dos pessebres
La ciutat s'estrenarà amb dos pessebres. El principal es podrà veure a la plaça de Sant Jaume i està dissenyat per Jordi Darder. L'escenari tindrà 25 figures tradicionals en planxes de metacrilat. La inauguració serà el proper divendres, 23 de novembre. L'altre pessebre és el que es veurà al pati del Museu Frederic Marés, que ha fet l'Associació de Pessebristes de Barcelona i que tindrà una estètica molt més tradicional. Serà el típic pessebre de taula, amb moltes plantes i arbres.

Festa de Cap d'Any a l'avinguda de la Reina Maria Cristina

Es manté l'espai tradicional de cada any. L'espectacle serà dirigit per l'artista Miquel Setó i estarà basat en llum, música i pirotècnia. Començarà a les 23.30 h i acabarà a les 0.10 h i no tindrà res a veure amb l'espectacle del Piromusical de la Mercè. Es projectaran figures amb làser i grans gotims de raïm que explotaran i deixaran caure confeti sobre el públic, just abans que el 2017 s'acomiadi.

El turisme disminueix aquest octubre

Agustí Colom, regidor de Turisme, Comerç i Mercats, ha assegurat durant la presentació de la campanya de Nadal que el turisme s'ha ressentit després dels atemptats de Barcelona. La baixada del turisme el mes d'octubre ha estat del 3,9 %, respecte al mateix període de l'any anterior.

http://beteve.cat/activitats-nadal-barcelona-2017/

Divendres, 24 de novembre de 2017
La Vanguardia

Luces para homenajear a las víctimas del 17-A

Luz contra la barbarie. La Rambla, el escenario más negro de la historia reciente de Barcelona, fue el lugar escogido para realizar el tradicional encendido de luces navideñas. Un emotivo desfile de corazones gigantes latiendo dentro de unas grandes burbujas móviles homenajeó a las víctimas del atentado del 17 de agosto y a los comerciantes y vecinos de la Rambla que dieron una lección de solidaridad aquel día. Por otro lado, el gobierno municipal ha aceptado la petición de las formaciones independentistas y habrá una serie de fuentes (entre ellas la Font Màgica de Montjuïc) que se iluminarán cada día de amarillo entre las seis de la tarde y las diez de la noche para reclamar la libertad de los Jordis y los exconsellers que se encuentran encarcelados.

Divendres, 24 de novembre de 2017
La Vanguardia

El proyecto de la Rambla resucita a Martí i Pol

La segunda presentación en público del insólito proyecto ganador para “la transformación in-tegral, social y urbanística de la Rambla” dejó al auditorio la sensación de esas películas que antes de comenzar necesitan que una voz en off explique qué se va a ver. Puede ser un exordio entusiasta, como el de las letras menguantes de La guerra de las galaxias. O un batiburrillo farragoso, como el de algunos títulos insignes del péplum que mezclaban a Hércules con Atila y daban a ¬entender que el imperio romano se desmoronó de un día para otro.

De momento, los vecinos y comerciantes se inclinan más por la primera opción, a tenor de la cálida acogida que brindaron ayer a la nueva puesta de largo del proyecto (la primera fue en septiembre, ante la prensa). Pero esa excelente respuesta no oculta que el equipo de km-Zero ha ganado este concurso internacional con una idea o más bien una metodología de trabajo que ahora se tiene que desarrollar. Nunca ha estado más justificada la cita de los celebérrimos versos de Martí i Pol: “Tot està per fer i tot és possible”. La teniente de alcalde Janet Sanz explicó que este tenía que ser “un proyecto especial porque la Rambla es muy especial”. Ella y otros munícipes (en la presentación del acto participaron nueve ponentes, sin contar con la numerosa fila cero, integrada por asociaciones sociales, vecinales, profesionales y culturales) insistieron en que “de aquí puede salir una manera de hacer aplicable en otras partes de la ciudad”.

Km-Zero es un heterogéneo grupo de representantes de la arquitectura, sociología, filosofía, biología, ingeniería, economía, urbanismo y el derecho, entre otras áreas. Su rostro más visible es la arquitecta Itziar González, muy afín a la alcaldesa Ada Colau, y que fue concejal independiente de Ciutat Vella durante el mandato de Jordi Hereu. Esta profesional, que dimitió porque no se sintió arropada cuando denunció con clarividencia un fraude urbanístico del caso Millet o caso Palau, resumió el acto de ayer con un lacónico: “Os necesitamos”.
El ruego iba dirigido a los vecinos, comerciantes y representantes institucionales que abarrotaron el auditorio del Palau de la Virreina. En los próximos seis meses se reunirán en dos salas de la Virreina cuatro “grupos cooperativos de ciudadanos” para concretar cuáles son los problemas de la Rambla y cómo se tienen que abordar. Estas iniciativas serán “talleres abiertos” o “seminarios de formación y aprendizaje continuo en un proceso acumulativo de conocimiento”. Con estas propuestas ciudadanas se pretende, entonces sí, realizar el anteproyecto que quiere promover el renacimiento de la Rambla. ¿Cómo se conseguirá? Eso está por ver. Algunos objetivos son muy fáciles de entender, como la mejora de “la permeabilidad, accesibilidad y movilidad”. Otros son un canto a la ambigüedad: “Recuperar la percepción del espacio Rambla”. La oposición municipal ya criticó en pleno el pasado septiembre la falta de concreción del proyecto ganador. Ayer se dieron algunas pinceladas, pero de nuevo fueron genéricas declaraciones de buenas intenciones. Una de las integrantes de Km-Zero dejó caer que habría que “limpiar la Rambla de elementos distorsionadores” y “mejorar los servicios existentes con criterios de sostenibilidad y eficiencia”. También habría que “racionalizar o restringir la circulación”, pero sin entrar en detalles. La previsión es que en otoño del 2018 esté listo el anteproyecto, que dará paso al proyecto ejecutivo y al inicio de las obras, “que podrían comenzar en el 2019”. Sólo entonces el público sabrá si esta elaborada película coral satisface tan bien las expectativas, como parecen hacerlo los carteles promocionales y los títulos de crédito.

http://www.lavanguardia.com/edicion-impresa/20171124/433113744295/el-proyecto-de-la-rambla-resucita-a-marti-i-pol.html

Divendres, 24 de novembre de 2017
La Vanguardia

Barcelona enciende las luces de Navidad recordando a las víctimas del atentado de La Rambla

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha encendido las luces de Navidad este jueves en La Rambla, donde dos palomas de la paz han recordado a las víctimas del atentado del 17 de agosto y la respuesta ciudadana, en un acto que ha demostrado que el corazón de la ciudad sigue latiendo pese al ataque.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha encendido las luces de Navidad este jueves en La Rambla, donde dos palomas de la paz han recordado a las víctimas del atentado del 17 de agosto y la respuesta ciudadana, en un acto que ha demostrado que el corazón de la ciudad sigue latiendo pese al ataque.

"Late el corazón de una ciudad que hoy entierra un desconsuelo y se desvela poco a poco de la añoranza y el luto", han defendido en un poema durante el espectáculo, que ha contado con un número de piano y danza y otro con percusión y bailarines con corazones de luces dentro de grandes burbujas, todos ellos vestidos de blanco.

El corazón de todos, al unísono, late hasta el último aliento de vida, con un "latido imparable decidido a ser generoso, valiente, infinito, indomable", han remarcado antes de encender las luces, que se han iluminado cuando Colau ha conectado un simbólico enchufe gigante, momento en que una lluvia de confeti ha caído sobre La Rambla.

Lo ha hecho ante centenares de ciudadanos y acompañada por el concejal de Turismo y Comercio, Agustí Colom; el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jané; el de la Fundació Barcelona Comerç, Salvador Vendrell, y el de Amics de la Rambla, Fermín Villar.
En declaraciones a los medios, Colau ha destacado que el encendido de luces de este año no era sencilla porque, tras "meses de dificultades, no es una Navidad ni un año cualquiera", por lo atentados y por las tensiones políticas, con personas en prisión, pero ha sostenido que ha sido preciosa, poética y tierna.

La alcaldesa ha destacado que el espectáculo ha lanzado el mensaje de que, en momentos de dificultad, se debe estar unidos y recuperar las calles y llenarlas de vida, incluida La Rambla: "Llenamos de vida esta vía que otros quisieron golpear con el peor de los odios".

http://www.lavanguardia.com/local/barcelona/20171123/433108814522/barcelona-enciende-las-luces-de-navidad-recordando-a-las-victimas-del-atentado-de-la-rambla.html

LA RAMBLA DE BARCELONA

La Rambla és un dels indrets de Barcelona on bull més activitat, una ciutat dins d'una altra ciutat.

Carregant...
x
X